24 horas de le mans: historia de una de las competiciones automovilísticas más laureadas

4 febrero | 2020 | Antonio R. Vaquerizo

Las 24 horas de Le Mans es una de las competiciones más laureadas. Descubre con Antonio R. Vaquerizo y Goodyear esta apasionante historia

Siempre que me piden que defina las 24 horas de Le Mans lo tengo claro, es “la carrera entre carreras”. Por historia, por pasión, por anécdotas, por pilotos, por marcas automovilísticas que han competido en ella, por tecnología….

Esta temporada 2020 estamos de celebración, Goodyear vuelve al Campeonato de Resistencia (WEC) y con ello, vuelve a las 24 horas de Le Mans, un circuito donde sabe lo que es ganar  (en su palmarés lucen ya 14 victorias).  

24 horas de Le Mans, un referente en competición

Por muchos motivos las 24 horas de Le Mans, se ha convertido en un referente de las carreras mundiales. Donde la máquina y el hombre, se enfrentan juntos, a una batalla de 24 horas. Ya no solo consiste en tener el vehículo más rápido de la pista para ganar la carrera, si no ser el más fiable y poder recorrer más distancia que nadie durante esas 24 horas. Un concepto totalmente diferente al que se tenía hasta la fecha como competición automovilística. Por eso los neumáticos son uno de los puntos clave para alzarse con la victoria. Un buen neumático permite una buena adherencia y una baja degradación, permitiendo al piloto aprovechar al máximo su tiempo en pista sin tener que adelantar la parada y sacar partido al potencial de su vehículo. Además, rara es el la edición de Le Mans donde la lluvia no aparezca en escena.  

Bentley Boys

La historia de las 24 horas de le mans

Mucho ha cambiado desde la primera edición en 1923, curiosamente hasta el mes en el que se celebra históricamente la carrera. La primera edición se celebró en mayo, exactamente entre el 26 y 27 de mayo. Y fue toda una épica. Nos ponemos en situación: las pistas, los automóviles con ningún sistema de seguridad y el vencedor era el resultante de tres carreras de 24 horas de duración cada una. El trofeo se denominó Rudge Witworth Trienal Cup y se modificó en 1928 concibiendo una sola carrera de 24 horas, tal como hoy conocemos las “24 horas de Le Mans”. 

Le Mans, es la capital del departamento de la Sarthe, que depende de los Países del Loira, una de las 13 regiones que se divide Francia (sin contar con los territorios de Ultramar). Se sitúa aproximadamente a 200 kilómetros al suroeste de Francia. Esta pequeña ciudad, una vez al año, se convierte en la capital mundial del motorsport.

En ella han acontecido innumerables anécdotas y batallas, que ya son historia del mundo del motor. Si actualmente, con toda la tecnología que equipa un vehículo de competición, es un reto estar compitiendo 24 horas sin parar (solo cambio de ruedas, de piloto y pequeñas reparaciones), imagínate cómo tuvo que ser en los primeros compases del siglo XX.

Los coches de Le Mans más célebres

Si hacemos un breve repaso a los automóviles más celebres que han disputado esta carrera, no podemos olvidar al primer ganador oficial de la carrera de 1923. Un precioso Chenard-Walcker Sport 3-Litre de color azul, con una estética muy deportiva. 

En los mediados de los años 20 y principio de los 30 fue la época de los imponentes Bentley. Una marca inglesa que por esas fechas tenía poco bagaje deportivo, pero que junto a los “Bentley Boys” y un gran esfuerzo técnico, consiguieron crear un icono de la automoción como el Bentley Speed 6, el coche ganador en las ediciones de 1929 y 1930.

A principio de la década de los años 30 llegó el momento de Alfa Romeo, consiguiendo cuatro victorias seguidas desde 1931. El Alfa Romeo 8C es el modelo más icónico de estos años y su nombre hace gala a los 8 cilindros que equipaba su motor.  

Le Mans se convierte en el epicentro del motor una vez al año y las marcas ven en esta competición un lugar perfecto para mostrar su tecnología.  Si nos tenemos que quedar con un vehículo de los años 40, sin duda, es el Ferrari 166 MM, al que muchos señalan como uno de los mejores Ferrari de todos los tiempos.  Además, este vehículo ganó la edición de 1949, la primera edición que se realizó después de sufrir la 2º Guerra Mundial en gran parte de Europa y fue el que inauguró el palmarés del circuito después de reconstruirlo. Cuatro años después se crea el Campeonato Mundial de Resistencia, donde las 24 Horas de Le Mans se sitúa como la prueba más importante, mediáticamente hablando. 

No se puede mencionar la década de los 50 sin nombrar a Jaguar, que diseñó el imponente D-Type. Un modelo fabricado por y para ganar las 24 horas de Le Mans consiguiendo el ansiado triunfo tres años consecutivos: 1955, 1956 y 1957. Tampoco podemos olvidar que en 1952 se alzó con el triunfo el emblemático Mercedes-Benz 300SL, el conocido como “alas de gaviota”.

El duelo entre Ford y Ferrari: Le Mans 66

En la década de los 60 pudimos disfrutar de una de las batallas más especiales de la historia de las 24 horas de Le Mans y de la historia reciente del motorsport, la lucha entre Ford y Ferrari: Le Mans 66. Todo surgió por el rechazo en el último momento de Ferrari a una oferta de compra por parte de Ford, el orgullo americano fue tocado y qué mejor manera de “vengarse” que ganar a Ferrari en una de las carreras más duras del mundo y donde la marca del cavallino rampante arrasaba edición tras edición. Así surgió el Ford GT40 y su leyenda, llegando a obtener cuatro victorias consecutivas entre 1966 y 1969.

Llega 1970 y con el comienzo de los años 70 la primera victoria de Porsche. La marca alemana de vehículos deportivos no sería la misma sin su legado en Le Mans. Es el fabricante automovilístico con más victorias en dicha carrera, 19 en total hasta la fecha. De los años 70 el vehículo más representativo es el Porsche 917K, gracias a su victoria en 1971 y porque protagonizó junto a Steve McQueen la célebre película “Le Mans”, una de las mejores películas de motor.

Los años 80 se podrían denominar como el reinado absoluto de Porsche en la cita francesa, el modelo más carismático de esta época fue el Porsche 956 que se alzó cuatro veces seguidas, desde 1982 a 1985.  En esta época Porsche consiguió un total de siete victorias. 

Le Mans 1966

Mazda, Peugeot y BMW: tres fabricantes que brillaron en los 90

En los años 90 nos tenemos que quedar con tres fabricantes: Mazda, Peugeot y BMW. En 1991 Mazda conseguía la victoria y ponía su nombre en el olimpo de los ganadores. Además, situaba a Japón como referente tecnológico y deportivo. Todo un hito que un fabricante japonés ganara las 24 horas de Le Mans.

También en los años 90 volvió Peugeot al Circuito de La Sarthe ganando en 1992 con el rápido Peugeot 905 y en 1993 con la variante Peugeot 905 Evo 1B.

La marca alemana BMW diseñó y fabricó el BMW V12 LMR, para alzarse con la victoria de la última edición del siglo XX y así lo hizo. En 1999 consiguió la primera victoria de BMW en las 24 horas de Le Mans. Hasta la fecha, la única victoria de BMW en la carrera francesa. 

Audi: dominio en la primera década del S.XXI

El protagonista del comienzo del siglo XXI fue para la marca de los cuatro aros. Audi reinó en la primera década del 2000, con ocho victorias y el único que pudo hacerle frente es Peugeot. La marca alemana consiguió ganar la carrera con un vehículo diésel, una proeza tecnológica para la época. Los Audi R8 y R10 son historia viva de la automoción. Como también lo es el Peugeot 908 HDI-FAP que conquistó las 24 horas de Le Mans en 2009, con motorización diésel. 

24 horas de Le Mans

Toyota enmudece la grada de Le Mans

La última década nos ha dejado la despedida de Audi, el dominio de Porsche hasta que decidió entrar en la Fórmula E y dejar la categoría reina del campeonato de resistencia, y el primer triunfo de Toyota en Le Mans, eso sí, después de protagonizar un año antes una de las finales más épicas, emocionantes e históricas del mundial de resistencia. Una final que Toyota jamás olvidará, porque para ellos fue realmente agridulce. 

En la penúltima vuelta, el Toyota TS050 decidió pararse prácticamente en frente de la puerta de boxes. El que en ese momento conducía, y líder de la prueba, el japonés Kazuki Nakajima no podía creérselo, después de más de 23 horas de lucha contra el equipo oficial de Porsche y conseguir una mínima ventaja, el Toyota número 5 decidió que no era el año para conseguir el deseado y merecido premio: ganar las 24 horas de Le Mans. Esta final dramática es un fiel resumen de lo que realmente es una carretera de resistencia de esta categoría, donde el hombre y la máquina no pueden permitirse un despiste, un respiro o un fallo. 

Yo tuve la suerte de vivirlo a tan solo 500 metros, y jamás olvidaré cómo la grada principal de la recta de meta del Circuito de la Sarthe enmudeció al ver la parada de Toyota

Los  mejores pilotos de Las 24 horas de Le Mans

Las 24 horas de Le Mans no solo son sus 38 curvas, sus 13.623 metros de longitud de su trazado, los cientos de coches que han corrido en todas sus ediciones. Las 24 horas de Le Mans son también los pilotos que se han dejado la piel en ellas. Recordemos algunos nombres legendarios que han pasado a velocidades de vértigo por la chicane Ford, por la curva de Mulsanne o por la curva de Indianápolis. 

  • El piloto belga Jacky Ickx se convirtió en pentacampeón, no de forma consecutiva, entre los años 1975 y 1982. 
  • El alemán Frank Biele hizo lo mismo entre los años 2000 y el 2007
  • El piloto danés Tom Kristenesen, apodado “Míster Le Mans”, ostenta el récord de victorias en la carrera francesa, con nueve títulos. Seis de ellas de maneras consecutivas entre 2000 y 2005, más otras tres en 1997, 2008 y 2013.
  • No podemos olvidar a pilotos españoles como Marc Gené que ganó en la edición de 2009 con el Peugeot 908 HDI FAP y Fernando Alonso, que se alzó con la victoria dos veces en 2018 y 2019, con el equipo Toyota. 

Por historia, tradición, emoción, adrenalina y exigencia, las 24 Horas de Le Mans es una de las pruebas reinas del mundo del motor. Los mejores coches, pilotos y neumáticos han probado su valía en el asfalto arriesgando en sus 30 curvas. Sin duda, un circuito histórico y una prueba emblemática que ofrece cada temporada nuevas emociones.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan