Seguridad: cómo proceder tras pequeños accidentes y averías

Los pequeños accidentes y averías le pueden suceder a cualquiera en cualquier momento, lo que importa es saber cómo proceder de forma segura.

Comportamientos de seguridad a respetar en pequeños accidentes y averías en el arcén

 

Los pequeños accidentes y averías le pueden suceder a cualquiera en cualquier momento, lo que importa es saber cómo proceder de forma segura. Al salir del parking, o si nos olvidamos de aquel tramo dificilillo en una curva que hacemos a diario, nos puede esperar la mala suerte y un accidente. Ya te pase a ti o sólo seas testigo, seguro que te invadirán los nervios, y a veces sólo tú puedes impedir que un percance vaya a más. Aprende cómo actuar atendiendo a los procedimientos básicos de seguridad que deberás siempre obedecer.

24-consejos2

Seguridad también en el arcén

 

1- Estás nervioso, probablemente hasta asustado: acabas de tener un accidente o una avería, pero debes calmarte y pararte a pensar qué hacer a continuación. Tu primera preocupación debe ser tu seguridad y de los otros ocupantes del vehículo. Desconecta el motor, conecta los cuatro intermitentes y analiza la situación. ¿Hay algún riesgo inmediato para los implicados? Contacta inmediatamente con las autoridades.

2- Ya has aprendido cuando estudiabas el código de circulación, y debes recordarlo, que la primera reacción después de un accidente, cualquiera que sea su dimensión, es señalizar el lugar de forma perfectamente visible. Vístete el chaleco reflectante y coloca el triángulo de señalización, como mínimo a 30 metros del lugar del accidente y de forma que sea visible a por lo menos 100 metros. Si es necesario, usa los triángulos de otros vehículos para ayudar a la señalización del lugar. Coloca el triángulo reflector próximo al carril, pero de forma que el desplazamiento de aire de los vehículos que pasan no lo haga caer. Si sucede en una autopista, deberás redoblar tus atenciones.

3- Si el accidente o avería ocurren en autopista, los ocupantes deberán mantenerse dentro de los vehículos, con los cinturones abrochados, hasta que la situación esté estabilizada. Solo en caso de riesgo inmediato deberán abandonar el coche, y en ese caso hacia más allá del arcén, ya que es un gran riesgo permanecer en la carretera.

4- Repetimos la idea porque es un error que vemos muchas veces: el chaleco es obligatorio siempre que el conductor sale del vehículo y, si hay más personas ayudando, cada una de ellas deberá ponerse uno también. El riesgo de muerte en el arcén en este tipo de situaciones es muy elevado.

5- Si sientes que tu coche tiene problemas o amenaza con pararse en cualquier momento, sea en una autopista o dentro de la ciudad, intenta conducir hacía la vía más a la derecha, aunque con eso estés perjudicando al vehículo. Tu seguridad y la de los otros conductores es más importante que la salud de tu coche, por eso tendrás que exigirle este “esfuerzo” a mayores.

6-Otro momento que puede causar accidentes es el retorno al carril: el vehículo que entra de nuevo en la carretera debe alcanzar primero una velocidad próxima a la de los otros automóviles que circulan a su lado y, solo después, regresar al carril, demostrando correctamente su intención a los otros conductores.