Cómo adelantar a un ciclista

En Goodyear te explicamo cómo adelantar a un ciclista para que sepas en todo momento cómo proceder en la carretera

Si te gusta consumir kilómetros el fin de semana te habrás dado cuenta de que cada vez te cruzas con más ciclistas. Sobre todo lo notas si te sales de las rutas habituales por autovías y autopistas y te decides por carreteras secundarias: compartir la vía con estos compañeros de viaje con dos ruedas es inevitable.

En los últimos meses el número de accidentes en los que se ven involucrados vehículos y bicicletas ha aumentado exponencialmente. Por desgracia, las cifras de siniestralidad entre los ciclistas no dejan de crecer, en muchos casos porque tanto ellos como los conductores no respetan las normas de circulación. Vamos a explicar cómo adelantar a un ciclista para que sepas en todo momento cómo proceder en carretera.

Adelantar ciclistas

¿Cómo deben circular los ciclistas?

Los ciclistas, al igual que el resto de conductores, deben cumplir la ley, aunque en su caso hay algunas variantes que vamos a explicar a continuación.

Deben circular por el arcén

Al menos, siempre que sea posible. En caso de que no haya arcén, los ciclistas utilizarán parte de su carril, pero siempre el mínimo espacio posible y pegados a la derecha.

Circular en fila de a dos

Está permitido ir en pelotón, pero no pueden circular, en ningún caso, ocupando todo su carril. El máximo es ir de dos en dos, aunque existe alguna excepción, como en cambios de rasante o sin visibilidad y en zonas con niebla.

Distancia de 1,5 metros

Para adelantar a otros vehículos como tractores o coches averiados, los ciclistas también deben dejar una distancia de un metro y medio.

Adelantar a otro ciclista

Sobrepasar a un compañero no se considera adelantamiento, por lo que la distancia lateral de seguridad es de 1,5 metros entre ambos.

Autovías, sí; autopistas, no

Si no se prohíbe expresamente, los ciclistas pueden circular por autovías, con las mismas normas que por carreteras convencionales y el único requisito es ser mayor de 14 años, pero nunca por autopistas.

Vías con curvas

En carreteras estrechas y con curvas enlazadas, los ciclistas pueden usar una parte mayor de su carril por seguridad, aunque nunca podrán cortar las curvas utilizando el carril contrario.

Cuidado con los auriculares

Está totalmente prohibido circular en bicicleta escuchando música o cualquier otra cosa a través de auriculares, ya que evita que escuchemos lo que sucede a nuestro alrededor y cualquier aviso que otro conductor nos quiera hacer por medio del claxon de su vehículo.

Adelantar ciclista

¿Cómo deben adelantar los conductores?

Parece sencillo, pero adelantar a un ciclista no es fácil ya que en esa maniobra siempre hay que invadir el carril contrario e intervienen varios factores que hay que tener en cuenta.

Seguridad en la maniobra

Cuando nos encontramos a un ciclista o a un grupo en la carretera, lo primero es comprobar que podemos adelantarlos con todas las garantías de seguridad. Hay que anunciar nuestra maniobra con antelación por medio del intermitente, pero no es necesario usar el claxon ya que podemos asustar al deportista.

Distancia de seguridad

Al llevar a cabo la maniobra debemos dejar un espacio mínimo de 1,5 metros entre nuestro coche y los ciclistas a los que adelantemos. No sólo para no golpearlos o asustarlos, sino por las corrientes de aire que se generan y que pueden provocar accidentes.

Invadir la línea continua

Al adelantar a un ciclista o a un grupo de ellos podemos rebasar la línea central, aunque sea continua, siempre y cuando tengamos visibilidad total de la maniobra. Si no hay garantías de seguridad o estamos en un cambio de rasante, reducimos la velocidad y esperamos detrás de ellos hasta que las condiciones nos permitan el adelantamiento.

Ciclista en sentido contrario

No sólo debemos tener cuidado al adelantar a un ciclista que va en nuestra misma dirección, sino también hay que tener cuidado cuando vienen de frente. En este caso, no podemos adelantar al vehículo que nos precede, ya que corremos el riesgo de atropellar al deportista que circula en sentido contrario.

Cuidado con la prioridad

Los ciclistas tienen prioridad en dos momentos importantes: cuando un grupo entra en una rotonda, desde que lo hace el primer miembro del pelotón todo el grupo tiene prioridad y debemos esperar a que completen su giro. También tienen prioridad en los cruces: si anuncian un giro y se colocan cerca de la línea central, debemos permitirles que completen su maniobra.

Adelantar a un ciclista es sencillo, pero debemos seguir unos criterios de seguridad imprescindibles para que la maniobra se complete con éxito. Conductores y ciclistas tenemos que compartir carreteras y kilómetros y estamos obligados a entendernos.