El airbag en el coche. ¿Qué debes saber?

6 agosto | 2019 | Goodyear

¿Qué es el airbag y que tipos hay?¿Necesita manteniemiento o revisiones? ¿Cómo afecta a tu seguridad?

El airbag es, posiblemente, uno de los avances más revolucionarios en cuanto a seguridad se refiere en los últimos años. ¿Qué debes saber sobre su evolución? Desde Goodyear repasamos historia, tipos de airbags y curiosidades.

De los primeros airbags hasta nuestros días

Tanto las diferentes marcas de vehículos como los gobiernos y distintas administraciones han ido poniendo cerco, poco a poco, al alto número de muertes en accidentes de carretera. Una de las claves ha sido la aparición de este dispositivo de seguridad, el airbag, que ha evitado muchas pérdidas de vidas.

La combinación del airbag y el cinturón de seguridad es el binomio perfecto para no solo reducir las víctimas mortales en carretera, sino también lesiones de gravedad. Según los estudios, la intervención de un airbag en un accidente de tráfico puede rebajar hasta en un 30% el riesgo de muerte.

Airbag en el interior del coche

Los airbags han evolucionado notablemente con el paso del tiempo. En el momento de su aparición, a comienzos de los años 80, se producían quemaduras e incluso sordera ocasional debido al impacto y al ruido. Sin embargo, en la actualidad todas estas consecuencias se han minimizado llegando a no producir apenas efectos secundarios en los integrantes del vehículo.

Cuando el airbag salió al mercado estaba considerado como un artículo de lujo. Se pagaba como un extra, no venía de serie y solo estaba en el volante del conductor. Con el paso de los años, los distintos fabricantes comenzaron a montarlos en serie y se añadieron también a la plaza del copiloto. Así hasta nuestros días, cuando están integrados en los asientos y hasta en el techo para poder proteger a todos los ocupantes del vehículo.

Incluso los últimos avances han conseguido introducir en algunos modelos airbags para proteger a un peatón en caso de atropello: funcionan a modo de cortinilla protectora, justo delante de la luna delantera del vehículo.

Tipos de airbags

Dentro de un vehículo hay varios tipos de airbags:

  • El clásico, que va situado en el volante del conductor y en la guantera del copiloto.
  • El protector de la cabeza a la nuca: va integrado en los asientos.
  • El lateral, que va en los laterales del vehículo y protege la parte del tórax. Suele ser llamado también airbag de cortina.
  • Los de pies y piernas: van en la parte delantera de cada ocupante, en la parte inferior.
  • Airbags en parachoques y luna delantera para amortiguar el golpe en caso de atropello de un peatón.

Consejos a tener en cuenta:

La posición al volante es clave para no lesionarnos en caso de impacto, cuando salte el airbag del conductor. Nunca debemos tener el volante a menos de 25 centímetros de distancia del pecho. Además, no debemos apoyarnos nunca sobre el lugar donde va colocado, ya que nos lesionará al saltar en pocas milésimas de segundo.

Curiosidades sobre los airbags

Este elemento de seguridad ha evolucionado a lo largo de los años y hoy en día es un accesorio de seguridad imprescindible y obligatorio en los vehículos. Sin embargo, hay muchas peculiaridades de los airbags que quizás desconozcas.

  • Están hechos de bolsas de tejido, fibra sintética de poliamida o nailon. Se llenan con nitrógeno en el momento en que los sensores del vehículo mandan abrirlos tras detectar una deceleración repentina.
  • Desde 2006 es obligatorio que todos los coches lleven airbags frontales (conductor y copiloto).
  • El uso del airbag es solo óptimo si se lleva puesto el cinturón de seguridad.
  • un polvo blanquecino: es talco y su función es que no se quede pegada la bolsa y ésta se abra en milésimas de segundo.
  • El sistema de inflado de un airbag es mediante sistema pirotécnico. Explicado de forma sencilla, se activa con una pequeña pastilla de ácido de sodio (NaN3) que se descompone en milésimas de segundo, provocando una reacción química. Dicha reacción infla la bolsa con nitrógeno.
  • Un airbag tarda en torno a 30 milisegundos en inflarse y suele variar según la posición del airbag. Según los estudios, los que menos tardan en abrirse son los de cortinilla. La velocidad a la que se abre es de unos 400 km/h o, lo que es lo mismo, a unos 111 m/s.
    La fuerza de inflado es muy similar a la de un puñetazo de un boxeador: 340 kilos.
  • Según los estudios, el airbag reduce en un 30% el riesgo de muerte en caso de accidente respecto a los vehículos que no lo tienen.
  • El airbag más peculiar del mercado lo monta General Motors y se abre entre los ocupantes de los dos asientos delanteros. La función es evitar que golpeen uno contra otro, protegiendo además cabeza y tórax.
  • Otra tipología peculiar del airbag es el de cinturón de seguridad. Se integran en el cinturón y aumenta el área de sujeción en caso de accidente.
  • El airbag de mayor tamaño suele ser el del acompañante y tiene un volumen máximo de unos 120 litros aunque esto varía según el vehículo y su tamaño.
  • La marca alemana Bosch fue la primera en diseñar un airbag e instalarlo en un vehículo de serie, en 1967. Mercedes fue el primer fabricante en implementarlo en uno de sus coches en 1981.
  • Los primeros airbags caducaban a los 10 años, aunque las últimas generaciones de estos elementos de seguridad están garantizadas de por vida.

Ya sabes muchas más cosas de uno de los principales componentes de seguridad de nuestro vehículo. Un componente que es mejor no utilizar nunca…

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan