8 apellidos catalanes en Girona: la saga continúa

Después del éxito de la película “8 apellidos vascos”, la saga continúa en Girona. ¡Entra y conoce los escenarios y algunos detalles de la película de la mano de Hanway y Goodyear

Después del éxito arrollador de “8 Apellidos Vascos” era de esperar que la saga continuara, y no es de extrañar viendo las cifras: 56,2 millones de euros recaudados (más del 60% del total de la taquilla del cine nacional en 2014), más de 9,5 millones de espectadores  y el mérito de convertirse en el tercer largometraje con más público en España.

La idea de hacer una película conciliadora que quitara hierro a las siempre espinosas relaciones entre los diferentes pueblos de España, se transformó en un éxito abrumador: se limaron asperezas y todos aprendimos a reírnos de nosotros mismos. Los vascos de los vascos y los sevillanos de Andalucía entera. La segunda parte de este éxito sin precedentes, repite el esquema, aunque esta vez, a los que les toca reírse es a los catalanes. El guión lo firman de nuevo Borja Cobeaga y Diego San José y además de Dani Rovira, Clara Lago, Carmen Machi y Karra Elejalde, se incoroporan además varios pesos pesados, Berto Romero, Rosa María Sardá y Belén Cuesta.

Amaia (Clara Lago) y Rafa (Dani Rovira) tienen un bache en su relación, así que deciden romper y separarse. Él vuelve a su Sevilla natal y ella decide probar suerte y se traslada a Girona. Cuando Koldo (Karra Elejalde) se entera de que su hija Amaia se ha enamorado de un catalán llamado Pau (Berto Romero), decide ponerse en contacto con Rafa y juntos viajan a Cataluña para intentar sabotear la boda. A partir de este punto, las escenas rocambolescas se suceden y las alusiones a temas candentes también: la tacañería catalana, las evasiones fiscales en Andorra e incluso a la posibilidad de que el equipo del ficticio pueblo catalán juegue la Champions…

De Gipuzkoa a Sevilla

La primera escena de la película arranca en un  puerto en el que se encuentran Carmen Machi y Karra Ejalde. Este puerto no es otro que el de Getería, posiblemente el puerto pequero con más sabor a Gipuzkoa. Un sinfín de restaurantes y asadores a pie de puerto permiten a los visitantes degustar pescado fresco cocinado a la brasa y acompañado de un buen txacoli, el vino blanco con denominación de origen, más característico de la zona. La localidad posee dos hermosas playas, Malkorbe y Gaztetape, que año tras año, atrae a numerosos turistas que aprovechan su estancia para deambular por las estrechas callejuelas de Getería, sin dejar de visitar la iglesia de San Salvador, un hermoso templo gótico del siglo XV.

La siguiente escena del largometraje nos traslada a Sevilla, dónde Koldo (Karra Ejalde), furioso de que su hija Amaia (Clara Lago) esté decidida a casarse con un Hippster catalán (Berto Romero), viaja a la capital andaluza para convencer al ex novio de su hija, Rafa (Dani Rovira), de sabotear la boda. El equipo sudó la gota gorda, para recrear a 45 grados de calor, en pleno mes de julio, la Semana Santa andaluza con tronos en la calle, capirotes y demás.

Una de las mejores escenas del film en la que el personaje de Koldo intenta seguir en vano el ritmo de las palmas flamencas y acaba descalabrando todo el espectáculo, se produce en un tablao flamenco que simula estar en Sevilla pero en realidad no es otro, que el emblemático local Villa Rosa en pleno centro de Madrid. Fundado en 1911 en un viejo molino de chocolate estuvo funcionando como freiduría y bar de tapas hasta 1918. En 1919 el local pasó a manos de dos camareros del cercano bar Viña quienes lo transformaron totalmente con una decoración que rememora a la misma Alhambra de Granada con unas paredes de azulejos, todo a estilo arábigo andaluz. Todas las escenas interiores pintadas sobre azulejos son de temática flamenca y taurina y fueron realizadas por los mejores ceramistas de Madrid.

La siguiente parada es en el verdadero Madrid, en concreto en la Estación de Atocha. Koldo y Rafa llegan en Ave desde Sevilla y realizan el obligado trasbordo en Madrid para enlazar con el tren de alta velocidad a Barcelona. La esperpéntica escena, nos muestra a Koldo (Karra Ejalde) negándose rotundamente a pisar suelo madrileño y a un sacrificado Rafa (Dani Rovira) llevándole en brazos.

monells en 8 apellidos catalanes

Ocho apellidos vascos salta a la provincia de Girona

Monells. Este pequeño pueblo Gerundense, está catalogado como uno de los más bonitos de España y apenas cuenta con unos pocos habitantes. Esta pequeña localidad se encuentra dividida en dos partes separadas por la riera de Risec. Entre los lugares más destacados del pueblo, se encuentra la iglesia románica de Sant Genís que se puede visitar en uno de los lados del río, mientras que en el otro aguarda una antigua fortificación, un castillo que el paso del tiempo no ha logrado derribar y que sigue presidiendo majestuosamente Monells. También destacada es la plaza de Jaume I en la que a nadie deja indiferente la belleza de los arcos que rodean los soportales de las viviendas que hay en pleno centro del pueblo. Precisamente esta plaza es la protagonista de pregones, castells y reuniones de los actores y más de 1000 extras. Una curiosidad: para las escenas en Monells, se “rebautizó” su plaza central con el nombre de “Pep Guardiola”.

Masía de Can Llambí (Llagostera). Esta Masía familiar del siglo XII, es la protagonistas de muchos de los interiores de la película. Los vaivenes nocturnos de los protagonistas, así como la aparición de la gran Rosa María Sardá, se rodaron en esta singular edificación con ermita propia,  ubicada entre Girona y la Costa Brava. Fue precisamente en esta masía donde se hizo la foto que todos los medios publicaron para la presentación de la película.

La escena de la “boda” se rodó en el Castillo de Vulpellac, una construcción del siglo XIV. Vulpellac es un término municipal que en 1977 se une a Fonteta y Peratallada para formar Forallac, con ayuntamiento en Vulpellac. Aquí se encuentra un castillo del siglo XI, igual que el de Peralta y de Peratallada. En los alrededores se puede visitar también un interesante conjunto de dólmenes y construcciones e iglesias románicas y góticas, como la de Santa Coloma de Fitor, del siglo X. Además, a poca distancia de esta localidad, se encuentran otros dos pueblos dignos de visitar: Peratallada y Palls.

Palafrugell. Hasta esta localidad de la comarca del Bajo Ampurdán se desplazó el equipo de rodaje para ubicar algunas escenas en la comisaría de esta ciudad. Se trata de en uno de los más bellos rincones de la Costa Brava, con playas y puerto pintorescos y, en las cercanías el yacimiento íbero de Sant Sebastià de la Guarda que balconea sobre el Mediterráneo. Otro lugar para visitar en esta localidad es su famosa torre vigía y una ermita del año 1707. Este municipio, formado por Calella, Tamariu, Llofriu y Llafranc es uno de los más encantadores de la Costa Brava. Lo sabían ya los íberos, que se asentaron hace miles de años en estas tierras. Vale la pena subir hasta este yacimiento para contemplar toda la línea de costa de la localidad, con la rotunda silueta de su torre de vigilancia. Además, en verano se puede disfrutar de su reconocido festival de habaneras.

Castillo de Foixá (Siglo XI), en Foixá,  se presenta en varias panorámicas de la película como el pueblo inventado de Soronelles (perfectamente indicado con un gran cartel en la carretera señalando el desvío que varios personajes se saltan a lo largo del largometraje). Soronelles es en realidad un precioso pueblo llamado Foixa de la comarca del Bajo Ampurdán. Una fecha ideal para visitar este encantador municipio, es el mes de agosto, cuando se celebra su fiesta mayor.

Una de las cosas que la crítica ha reprochado al film “8 apellidos Catalanes” es la falta de protagonismo de sus localizaciones. En este aspecto, “8 apellidos Vascos” sí que cumplió con este objetivo, convirtiendo los míticos pueblos del largometraje en auténticos puntos de peregrinación de turismo masivo al País Vasco, que sirvió de inyección económica a una provincia ya de por sí demandada. Quizás sea cuestión de tiempo, que la ruta cinematográfica de “8 apellidos Catalanes” llegue a contribuir al turismo de la ya archi-conocida Costa Brava.

The following two tabs change content below.
Javier Hernández

Javier Hernández

Soy publicista y a ratos escribo en mi blog personal de viajes, Hanway. Tengo la suerte de poder conjugar mi vida profesional con el mayor de mis hobbies, viajar. Siempre he estado ligado a empresas de este sector y actualmente trabajo en Rumbo como responsable de Promoción para destinos turísticos y cadenas hoteleras. Mi mayor pasión, mis hijos