Aprender a conducir: buenas prácticas para conductores

¿Quieres aprender a conducir bien? Te contamos las buenas prácticas que tienen que saber los conductores. ¡Infórmate!

Ya sabemos cuáles son las infracciones de seguridad vial más frecuentes. Distracciones al volante, no respetar los límites de velocidad y no hacer uso del cinturón de seguridad son malos hábitos de conducción que están en la lista de correcciones a implementar de cara a los buenos propósitos del 2018. Los buenos deseos en carretera pasan por la concienciación al volante, por eliminar comportamientos peligrosos para ciclistas, peatones y conductores y por el respeto a los demás. ¡Únete a la campaña de buenos propósitos al volante de Goodyear! ¡Por un 2018 seguro para todos!

Las distracciones al volante son una de las causas principales en accidentes en carretera. El uso del móvil, tipificado en la ley de seguridad vial, es uno de los hábitos más extendido y a la vez más peligrosos. Al marcar un número en el móvil a una velocidad de 120 km/h recorremos una distancia de 429 metros sin prestar atención al tráfico y la trayectoria del vehículo. Entre las campañas más frecuentes de la DGT siempre hay referencias a las distracciones al volante que merman la capacidad de reacción de los conductores y ponen en peligro la seguridad vial.

Buenas prácticas

Malos hábitos al volante

Evitar distracciones al volante pero también estrés a la hora de conducir y otras manías es otra de las cuestiones a mejorar. Tener una buena actitud al volante supone seguir unos sencillos consejos para conducir sin cólera ni enfados. Evitar mal humor y actitudes desagradables hacia otros usuarios de la vía para crear un clima de entendimiento colectivo. Junto al estrés al volante, provocado por el acelerado ritmo de vida, con el paso del tiempo los conductores adquieren manías y hábitos a la hora de conducir que pueden poner en peligro su seguridad vial y la del resto de conductores: no usar intermitentes, no facilitar la incoporación de otros vehículos a la vía, no asumir una correcta actitud corporal (sí, hablamos de no mantener las dos manos al volante), en definitiva, pequeños gestos que incorporamos a nuestra forma de conducir sin ser conscientes de que pueden afectar en nuestra agilidad para reaccionar ante cambios en la vía y variaciones en el tráfico.

Adelantar con seguridad es una asignatura pendiente para algunos conductores. Debemos incorporarla en nuestra lista de buenos propósitos para el nuevo año. Señalizar la maniobra convenientemente, actuar con seguridad y respetar los límites de velocidad y las señales forman parte de esta rutina en carretera. Recordemos que circular sin respetar los límites de velocidad es otra de las infracciones más habituales. Conlleva multa y retirada de puntos además de ser causa de accidentes.

Desde que Volvo patentara en 1959 un cinturón de seguridad que se podía enganchar con un simple movimiento de la mano, mucho ha avanzado esta pieza fundamental para la seguridad en carretera. Pero eso no significa que su uso se haya extendido todo lo que debiera. Según el informe de “Hábitos de Conducción en España”, el 31% de los conductores españoles reconocen haber conducido sin cinturón de seguridad alguna vez. El uso del cinturón de seguridad amortigua los efectos de la desaceleración del vehículo en caso de impacto. Según el Reglamento General de Circulación, no utilizar el cinturón supone una falta grave, lo que conlleva una multa de hasta 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné para el conductor.

Cinturón de seguridad

Apuesta por la conducción preventiva y eficiente

Prevención y anticipación son las claves de una conducción preventiva. Visión, anticipación y gestión del espacio, combinar estas tres técnicas permite a los conductores adecuar la velocidad del vehículo y controlar los elementos de la circulación (otros vehículos, tráfico, condicionantes externos, elementos metereológicos) para reaccionar a tiempo y prevenir situaciones de peligro.

Ser respetuosos con el medio ambiente y conscientes de nuestra huella ecológica es otro de los propósitos del nuevo año. ¿Sabes que se puede ahorrar hasta un 25% de combustible y emitir hasta un 78% de monóxido de carbono y un 50% de óxido de nitrógeno menos poniendo en práctica algunos consejos de conducción eficiente?

Peatones y ciclistas ocupan espacio junto a los conductores en las carreteras. Cómo actuar con ciclistas en la vía es una asignatura pendiente para muchos. Es fundamental garantizar la separación frontal y lateral, respetar su espacio y ser conscientes de que en ciudad o en descensos prolongados, los ciclistas pueden circular por el centro del carril.

Espejo retrovisor

El correcto mantenimiento del vehículo también debe formar parte de la lista de buenos propósitos en carretera. Revisar el adecuado funcionamiento de los frenos, seguir sencillas pautas para prolongar la vida útil del coche como la correa de distribución, la presión de los neumáticos o la carrocería no sólo contribuyen a evitar averías sino a asegurar mejor reacción y estabilidad en el comportamiento del coche en carretera. En esa línea, cambiar los neumáticos cada cierto tiempo para evitar desgastes y asegurar un mejor agarre al asfalto.

Propósito número 9: mejorar la seguridad vial infantil desde elegir la silla de bebé y los sistemas de retención infantil que mejor se ajusten hasta disponer de un botiquín adecuado y conocimientos básicos de primeros auxilios para que la próxima escapada en familia sea un viaje perfecto.

Prepara tu viaje para evitar situaciones de estrés. Consulta la situación del tráfico antes de salir de viaje, prepara herramientas y botiquín para emergencias, prepárate para posibles atascos y adecúa tu forma de conducir al estado del tráfico, pero, sobre todo, elige destino y disfruta de los kilómetros por contar que el nuevo año nos depara.
Los buenos propósitos para conductores pasan siempre por mantener una actitud correcta en carretera, actuar con seguridad y con respeto al resto de usuarios de la vía y ser conscientes de los contratiempos que cada viaje pueden traer sin dejar de disfrutar del trayecto.