Asientos modernos: cómodos, seguros y eficaces para conducir

13 diciembre | 2016 | Goodyear

En los últimos años, los asientos de coche han experimentado una notable evolución tecnológica, cuestión que los conductores no hemos acogido con entusiasmo, ya que tendemos a pensar, de manera equivocada, que en un coche existen elementos de confort y de seguridad más importantes que estos. A pesar de todo, felizmente han ido desapareciendo aquellos viejos asientos incómodos de antaño que torturaban la espalda de los conductores y que además contribuían a aumentar la inseguridad de todos los ocupantes del vehículo. 

Afortunadamente, hoy en día, existe una regulación en la fabricación de asientos, ya que estos condicionan incluso el diseño de la estructura de un vehículo. Esta debe trabajar en conjunto con los anclajes de cinturones y asientos para aumentar la seguridad. Por lo tanto, si estamos pensando en sustituir los asientos originales de nuestro vehículo por otros distintos, tendremos que tener en cuenta lo siguiente: podremos instalar los asientos originales de un vehículo que posea la misma categoría que el nuestro o bien disponer asientos nuevos como accesorio, pero siempre que cumplan con la legislación vigente. De tal manera que, si incumplimos lo anterior, nos veremos obligados a realizar una homologación que por supuesto nos ocasionaría notables gastos.

Pero hablemos de esos asientos avanzados o modernos que normalmente se montan en los coches de gama media o alta o que están disponibles como opción en algunos modelos. Debemos hacer referencia a los sistemas electrónicos y eléctricos como los reglajes eléctricos de los asientos, que son capaces de fijar en algunos modelos hasta 16 posiciones diferentes o gadgets y apps incorporadas que hacen de la conducción un auténtico placer tecnológico. No solo eso, también pueden ser capaces de reconocer los reglajes de hasta 3 conductores distintos del vehículo que poseen una llave personalizada. 

Asientos ergonómicos

Asientos ergonómicos y multicontorno: el futuro ya está aquí

Hablamos pues de asientos ergonómicos que evitan las consabidas molestias cervicales y lumbares. Pero para que su eficacia sea máxima, debemos seguir una serie de pautas: sentarnos con la espalda ceñida al respaldo, ni muy recostados ni demasiado rígidos; procurar que el asiento esté a la distancia correcta de los pedales y que nuestras rodillas no estén estiradas; colocar el reposacabezas pegado a nuestra nuca; regular el volante en altura y profundidad y ajustar correctamente el cinturón de seguridad.

Los avances tecnológicos en los asientos y que mejoran la conducción van más allá, ya que hoy están disponibles como opción en algunos modelos de coches. Para evitar las molestias cervicales y lumbares es preciso destacar los asientos multicontorno, recomendados por expertos en ergonomía como la Asociación Médica Alemana (AGR), que permiten una adaptación a la anatomía del ocupante mediante cámaras de aire, que permiten regular eléctricamente el grado de sujeción lateral del asiento, incluso a tiempo real, hasta tal punto que, en modo dinámico, es capaz de ajustar más o menos, en función de la velocidad a la que tomamos una curva.

En cuanto a los asientos con calefacción, hoy en día poseen sistemas de climatización que permiten no solo calentar, sino también enfriar, con lo cual esto nos permitirá adaptarnos a las condiciones climáticas del interior de nuestro vehículo, aumentando así, aún más, nuestra sensación de confort y bienestar en la conducción.

El futuro en la conducción ya está aquí. La tecnología se pone al servicio del sector automovilístico no sólo para aumentar el confort de los espacios habitables del coche sino para favorecer una conducción segura y eficiente.

Good Year Kilometros que cuentan