¿Avería en la carretera? Aprende qué hacer

¿Qué debemos hacer si tenemos una avería en la carretera? Estos consejos te serán muy útiles: ¡más vale prevenir!

Antes de emprender cualquier viaje, sobre todo si es de media o larga distancia, debemos revisar ciertas partes de nuestro vehículo susceptibles de desgaste o actualización tales como neumáticos y sus niveles de hinchado, estado de los frenos, niveles de aceite, refrigerante… Todo esto, así como nuestra prudencia al volante, reducirá las opciones de que nos ocurra cualquier percance, aunque la posibilidad de una emergencia por avería en carretera siempre estará ahí. Si a pesar de todas nuestras precauciones esta se produce, debemos mantener la calma y seguir una serie de pequeños pero útiles consejos, para evitar que la situación se complique más.

Lo primero, detiene el vehículo en lugar seguro

Debes tener muy claro que cuando salta algún tipo de señal en el panel de mandos del vehículo, te está avisando de que hay un problema que debes solucionar de inmediato. Así que lo primero será detener el vehículo en un lugar lo más seguro posible y realizar una correcta señalización de la avería. Si estás en carretera, intenta que sea una recta, un camino perpendicular, un lugar de frenado… Si la avería se produce en la ciudad intenta parar en doble fila en alguna calle ancha, o si no es posible, en una esquina. Pon las luces de emergencia de inmediato y colócate el chaleco antes de salir del vehículo si te encuentras en la carretera. Un consejo aquí es tener un chaleco en el bolsillo que suele haber en la parte de atrás del asiento del copiloto, pues si lo guardas en el maletero ya tendrás que salir del coche para alcanzarlo y eso puede ser peligroso. Una vez fuera, debes ir al maletero para extraer los triángulos de aviso de avería, ya sea de noche o de día, y colocar uno a 50 metros (o 50 pasos) detrás de tu posición y otro a 50 metros por delante si la carretera es de doble sentido.

Consejos ante una avería

Asegura a los pasajeros

Otro aspecto muy importante, una vez que el vehículo ya está en un lugar lo más seguro posible, es garantizar la seguridad de los pasajeros en la avería. Seguramente no tengas un chaleco para cada persona, lo más común y recomendable es poseer al menos dos, pero sí sería conveniente que en la guantera o en algún lugar accesible lleves siempre contigo una pequeña linterna. Con ella os podréis alumbrar si es de noche, aunque actualmente los móviles también suelen llevar esta aplicación. Salid del vehículo lo antes posible y dirigiros a un lugar apartado del tránsito.

Llama a tu seguro

Actualmente casi todo el mundo viaja ya con sus móviles y las coberturas suelen ser buenas, pero si no es el caso deberás buscar un teléfono de emergencia de avería si viajas por autopista u autovía o intentar que algún otro vehículo te ayude en caso contrario. En los papeles de tu vehículo llevarás el número de teléfono de tu seguro, que en España es obligatorio, así que el siguiente paso será llamarles para que vayan a recogerlo. Normalmente, el seguro tiene ciertos talleres con los que mantiene acuerdos, aunque también es posible que puedas tú decidir a cuál llevarlo. Infórmate también de si tu seguro incluye asistencia total para los pasajeros. Es decir, que os puedan llevar a todos al lugar que deseéis, así como si te paga alguna noche de hotel… en el caso de que estés lejos de casa. O si puede proporcionarte un vehículo de sustitución. También puedes arreglar por ti mismo la avería si se trata de una rueda pinchada, falta de aceite o similar.

Con estos consejos y recomendaciones en una avería no deberías tener mayores problemas para solventar la situación y continuar con tu viaje.