Qué hacer en Barcelona con niños: descubre lo mejor de Montjuic

Si estás pensando qué hacer en Barcelona con niños, no te pierdas los planes que te proponemos para descubrir Montjuic en familia.

Barcelona cuenta con numerosas opciones al aire libre para disfrutar en familia. Además de los habituales circuitos culturales donde descubrir la ciudad, su monumentalidad, gastronomía y encanto, te invitamos a que conozcas otra faceta distinta y divertida de la capital condal. Te proponemos subir a la montaña de Monjuïc con los niños, donde os lo pasaréis en grande con los mejores planes infantiles.

Viajar en familia es un verdadero placer si sabéis escoger el destino adecuado y adaptarlo a los más pequeños de la casa, como ocurre en el hermoso enclave de Monjuïc. Aquí disfrutarán al máximo de la experiencia mientras vosotros recargáis pilas y pasáis magníficos momentos en pleno pulmón de Barcelona. Estos son solo algunos de los numerosos planes divertidos que os esperan:

Jardines con encanto. Podréis comenzar vuestro día en la montaña visitando los hermosos jardines de Joan Brossa. Este original parque alberga un divertido circuito de agua, arena, madera y tirolinas donde los pequeños disfrutarán todo el día. Además, está muy bien equipado con una zona de césped para que toméis la merienda o un picnic en un enclave muy agradable.

Disfrutar de Monjuïc desde las alturas. Una magnífica forma de subir a la montaña es a través de su teleférico, capaz de ofrecernos unas vistas privilegiadas de todo el entorno; ¡a los niños les encantará!. Además, una vez arriba, podréis pasar un rato inolvidable tomando algo en el chiringuito que tiene, mientras los niños juegan y se divierten en los toboganes gigantes del parque que está inmediatamente al lado.

Atardecer en Montjuic

Aprender jugando. Otra magnífica opción al aire libre en Monjuïc es que visitéis el parque infantil de educación vial. Este original y didáctico parque está situado justo detrás del castillo y en él podrán realizar actividades en patinete, bicicleta o en el vehículo que elijan, mientras aprenden las normas básicas de la circulación vial de una forma divertida. El aprendizaje de las señales, los pasos de cebra… será fundamental para garantizar su seguridad y protección. ¿Qué mejor forma de que lo adquieran que mientras juegan y se divierten? Además, si visitáis este parque durante las fiestas de la Mercè, podréis disfrutar de muchas más actividades y galas que se organizan.

Música en vivo. Durante las vacaciones de verano podréis disfrutar también en la montaña de Monjuïc de festivales, como el famoso Piknic Electronik. Es un festival de DJs que se celebra al aire libre y que cuenta con zonas habilitadas para las familias donde comer y descansar y con numerosas actividades que pueden realizar desde los más pequeños hasta los mayores de la casa. Podréis darle ritmo al cuerpo durante el verano en este divertido evento apto para todos los públicos.

Museos para niños. El centro cultural Caixa Forum ofrece numerosas exposiciones muy interesantes para niños y adultos. Además, cuenta con una zona de terraza y cafetería donde podréis tomar algo mientras los pequeños se divierten y aprenden con el arte. Por su parte, la Fundación Joan Miró también cuenta con una amplia oferta de talleres y actividades para toda la familia a precios asequibles. Estimula su creatividad con estas propuestas divertidas y pasa un rato agradable compartiendo experiencias y diversión con ellos. En este punto, podéis escoger la Caseta del Migdia para comer y reponer fuerzas, ya que desde ella disfrutaréis de una de las más hermosas vistas de Barcelona.

Paseos en bici. Otra forma de conocer a fondo la montaña y de respirar aire puro es en bicicleta. Organizar una ruta con los niños es, además de una saludable actividad, muy divertido y gratificante. Podéis iniciar el recorrido por ejemplo, desde la plaza de España, situada junto a las Torres Venecianas, y avanzar por el anillo olímpico de Monjuïc. Una opción es recorrer también el palau Sant Jordi o el estadio Lluís Companys, pasar por el Museo Olímpico y del Deporte y continuar la ruta por los jardines Maragall y el palauet Albéniz, para concluir la ruta disfrutando de sus frondosos y tranquilos jardines. Otra magnífica opción es terminar el recorrido en el Museo Nacional de Arte de Catalunya, que presume de contar con una magnífica terraza llena de ambiente y diversión, con músicos, artistas y fotógrafos callejeros que exponen sus obras a los viandantes.

Disfrutar de destinos familiares como Monjuïc, un magnífico entorno en plena naturaleza y con una oferta de ocio y tiempo libre tan variada, es una forma muy agradable de viajar con niños, ¿no crees?