Barranquismo en el Río Verde: una experiencia para todos los niveles

21 junio | 2019 | Goodyear

¿Conoces el barranco del Río Verde? Si eres amante de los deportes de aventura no te puedes perder las actividades de barranquismo en Granada

La provincia de Granada es uno de los grandes destinos en España para los amantes de los deportes de contacto con la naturaleza en general y del barranquismo en particular. Además de las famosas pistas de esquí, destinos como Sierra Nevada o Las Alpujarras ofrecen al visitante cañones y barrancos de gran belleza. Pero, sin duda, la joya de la corona está en la Sierra de Almijara: allí encontramos el barranco del río Verde, famoso por sus aguas cristalinas, sus saltos, sus toboganes y sus rápeles.

Por qué hacer barranquismo en el río Verde

El descenso de cañones es un deporte que, cada vez, atrae a más adeptos. Descubrir paisajes naturales de enorme belleza es uno de sus grandes atractivos, pero vivir una experiencia emocionante en la que se mezcla el senderismo con la natación y la escalada es lo que atrae a la gran mayoría de seguidores.

Hay muchos destinos para hacer barranquismo en España: de norte a sur y de este a oeste del país. Pero uno de los lugares más atractivos se encuentra en la provincia de Granada, más concretamente en el término municipal de Otivar, unos 60 kilómetros al sur de la capital y a sólo 15 de Almuñécar. Es el barranco del río Verde, un lugar ideal en el que pueden coincidir aquellos que dan sus primeros pasos en el mundo del canyoning junto a otros que ya son expertos y que buscan desafíos más complicados.

Barranquismo

Muchos comparan el descenso del río Verde con un parque acuático al aire libre: hay cascadas impresionantes, saltos de agua de gran belleza, paredes para practicar rápeles emocionantes y aguas cristalinas en las que zambullirse. Todo esto, unido a la vegetación y al clima de la zona convierten este destino en el mejor de Andalucía para practicar el barranquismo.

Y lo mejor es que no es necesario ser experto en este deporte para poder disfrutar de una gran experiencia en el descenso de cañones: las personas que dan sus primeros pasos tienen zonas de enorme facilidad para que el primer contacto sea seguro y puedan adquirir confianza. Y aquellos que ya son veteranos encontrarán kilómetros de descenso en los que demostrar su técnica y poner en práctica todos sus conocimientos.

Naturaleza en estado vivo

El abanico de posibilidades que ofrece el río Verde es enorme: las pozas de agua cristalina que se van encontrando a lo largo del trayecto son espectaculares; además, las formaciones geológicas que ofrece la montaña dejan a los visitantes con la boca abierta, tanto como los saltos de más de 10 metros que se pueden hacer durante el descenso.

Las empresas que ofrecen excursiones por el río tienen diferentes ofertas dependiendo del nivel de los participantes: en los casos de principiantes suelen ser rutas muy fáciles de dos o tres horas para que aprendan las nociones básicas sobre barranquismo; pero para quienes ya conocen el deporte y quieren conocer a fondo el río Verde hay rutas de hasta ocho horas en las que se recorrerán más de tres kilómetros del río, atravesando grutas y cuevas y descendiendo por impresionantes paredes verticales.

Barranquismo o canyoning

El descenso de cañones, en alza

Este deporte se ha popularizado y cada vez son más las personas que quieren practicarlo. Lo mejor es que hay destinos idóneos para cada nivel y las personas que tienen su primer contacto con el barranquismo disfrutarán de la naturaleza y querrán seguir practicándolo más adelante.

Además, cada vez más grupos de amigos se deciden a ir a la montaña para llevar a cabo esta actividad. Incluso se ha puesto de moda entre las opciones de celebrar despedidas de soltero y no es raro estar haciendo un cañón y encontrarnos con grupos de chicos o chicas que celebran en plena naturaleza que uno de sus miembros va a pasar por el altar.

Lo mejor para las personas que se acercan a este deporte por primera vez es que se pongan en manos de expertos: bien con amigos con experiencia que les introduzcan en el mundo del barranquismo o bien contratando los servicios de los cientos de empresas especializadas que hay repartidas por toda España y que les instruirán en los aspectos básicos del canyoning.

La mejor época para la práctica del descenso de cañones es entre los meses de marzo a octubre. Con el final del invierno y la llegada de la primavera los barrancos están en todo su esplendor: el agua fluye, las piscinas naturales abundan y la experiencia de contacto con la naturaleza es espectacular. Son, sin duda, la mejor época aunque siempre hay que tener cuidado con la posible crecida del río, por lo que es muy importante informarse con antelación.

El verano es la época del año que muchas personas eligen para hacer barranquismo, sobre todo si es por primera vez, dado que es cuando llega la época de vacaciones. También es un buen momento, aunque se corre el riesgo de que algunos barrancos se hayan secado y no se puedan recorrer por falta de agua. Lo mejor, como siempre, informarse o contratar a expertos que nos ayuden a iniciarnos en este apasionante deporte. Será una experiencia inolvidable.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan