Cambio de etiquetas gasolineras: preguntas frecuentes

Desde Goodyear, respondemos a las preguntas frecuentes sobre el cambio de etiquetas en gasolineras. Todo lo que debes saber para que la nueva nomenclatura no te pille de sorpresa

Se avecinan cambios y no estamos preparados. Lo dice una Directiva europea 2014/94/UE que fija el objetivo de una cuota de mercado del 10% para las energías renovables en los transportes. Para ello, el primer paso será el cambio de etiquetado para unificar el uso de denominaciones y pictogramas indicativos de los diferentes combustibles (clásicos y los futuros alternativos) en los países miembros. Entrará en vigor 12 octubre y supondrá una nueva forma de denominar los diferentes tipos de diesel, gasolina y gas. Desde Goodyear, respondemos a las preguntas frecuentes sobre el cambio de etiquetas en gasolineras. Todo lo que debes saber para que la nueva nomenclatura no te pille de sorpresa.

¿En qué consiste el cambio de etiquetado?

Se habilitarán nuevas etiquetas para referirse a los diferentes tipos de combustibles: serán de forma redonda los de gasolina, cuadrada los diésel y de rombo para los combustibles gaseosos. En su interior, incluirán información de los biocomponentes de cada combustible. Para la gasolina serán E5 (5% de etanol), E10 (10%) y E85 (85%); en diésel se divide en B7 (7% de biodiesel), B10 (10%) y XTL (diésel sintético); para el resto de combustibles figuran H2 (hidrógeno), GNC (gas natural comprimido), gas licuado del petróleo (LPG) y gas natural licuado (LNG).

¿Será el adiós a la gasolina 95, a la 98 y al diésel?

Al menos, será el adiós a la terminología con la que hasta ahora los designábamos. La UE pretender unificar “información pertinente, clara y coherente sobre aquellos vehículos de motor que pueden repostar normalmente con cada tipo de combustible comercializado o recargarse en puntos de recarga”. ¿Qué significa? Que las gasolinas pasarán a llamarse E5, E10 o E85; el diésel, B7, B10 o XTL; y los gases, H2, CNG o LPG. Nuevos pictogramas se añadirán a las nuevas denominaciones con las que deberemos familiarizarnos a la hora de repostar en las diferentes estaciones de servicio y gasolineras.

¿Cuándo entrará en vigor el cambio de etiquetas?

Se hará efectivo el 12 de octubre pero habrá un periodo de tiempo no definido de transición en el que convivirán nuevo etiquetado y las actuales denominaciones conocidas por todos. Previsiblemente, concesionarios y asociaciones realizarán labor de divulgación para facilitar la transición entre la nomenclatura de combustibles antigua y la nueva. De hecho, ya existen guías a disposición de los usuarios. Es importante tener en cuenta que el nuevo etiquetado informativo para los carburantes no sustituye ni modifica la información que se ofrece en la actualidad en las estaciones de servicio sobre los carburantes, pero supone un cambio visual al que los conductores deben adaptarse.

¿A quién afecta la nueva normativa?

Las nuevas etiquetas aparecerán siempre en los siguientes vehículos nuevos: ciclomotores, motocicletas, triciclos, cuatriciclos, turismos, vehículos comerciales ligeros y pesados, autobuses y autocares. Las etiquetas figurarán en la proximidad del tapón de llenado o de la tapa del depósito de los vehículos nuevos. La nueva información también aparecerá en los manuales de los vehículos de motor, en los puntos de repostaje y de recarga, y en los concesionarios de vehículos. La norma será aplicable en los 28 estados miembros de la Unión Europea, así como los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y los estados de Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Cambio etiquetas gasolineras

¿Cómo son las nuevas etiquetas para combustibles?

La etiqueta que se utilizará para la gasolina tiene un círculo y en su interior una letra E acompañada de números: la E designa los biocomponentes específicos presentes en la gasolina. Serán la E5 (5% de etanol), E10 (10%) y E85 (85%). El etiquetado diesel será un cuadrado con una letra B acompañada de números: la letra B designa los componentes específicos del biodiésel presentes en el gasóleo: B7 (7% de biodiésel), B10 (10%) y XTL (diésel sintético). Las etiquetas utilizadas para los combustibles gaseosos serán en forma de rombo, con las letras que designan a cada uno de los combustibles en su interior: H2 (hidrógeno), CNG (gas natural comprimido), LGP (gas licuado del petróleo) y LNG (gas natural licuado).

¿Afecta a coches híbridos y eléctricos?

Si tu coche es híbrido-eléctrico, sí porque para repostar el combustible adecuado deberás tener en cuenta el nuevo etiquetado. Actualmente se está diseñando, para su futura implementación, un conjunto de etiquetas similar a los que se describen
en esta comunicación para los vehículos eléctricos.

Aunque existiría un período de convivencia de nuevo etiquetado con las denominaciones clásicas que permitirá a los conductores y usuarios para habituarse a la nueva realidad europea, los usuarios debemos conocer los cambios para facilitar la transición entre la nomenclatura de combustibles antigua y la nueva.