Cambio del filtro del aire: todo lo que necesitas saber

23 enero | 2019 | Goodyear

El filtro de aire se coloca en la entrada de aire del motor para que el aire que llega al motor esté libre de polvo o residuos y, de esa manera, garantice la mezcla entre aire y combustible. Si el filtro no protegiera el motor de impurezas, la mezcla quedaría viciada. Pero, ¿por qué es tan importante el filtro del aire?

Normalmente no somos conscientes de lo que sucede en nuestro motor cuando giramos la llave del contacto y arrancamos nuestro vehículo. Una chispa en la bujía enciende la mezcla del carburante y el aire que después explota, empujando los pistones que harán girar el cigüeñal. Es esta parte del motor la que gira y transmitirá la fuerza a las ruedas para que el coche, finalmente, se mueva.

Para que nos hagamos una idea de la importancia que tiene el filtro del aire basta un dato: por cada litro de combustible que gastamos en nuestro vehículo, este proceso consume unos 10.000 litros de aire. Y si ese aire que entra en el motor no estuviera limpio, las averías serían constantes, ya que las partículas de polvo y de suciedad entrarían sin obstáculo en el motor dañando todo su mecanismo.

Filtro de aire

Cada cuánto tiempo hay que cambiar el filtro del aire?

Si te ha sorprendido la cantidad de aire que entra en el motor de tu coche cada vez que circulas con él entenderás que ese filtro se ensucie. Y un filtro sucio es sinónimo de problemas: lo más probable es que entre menos aire en los cilindros y, por tanto, que el motor queme más combustible y al mismo tiempo pierda potencia.

Esto sucede porque la mezcla de aire y combustible no es la correcta: si entra menos aire en los cilindros el motor consumirá más carburante, así de simple. Y una cosa más: también contaminarás más porque emitirás más gases contaminantes a la atmósfera. ¿Ya somos conscientes de la importancia del filtro de aire?

No hay una cifra exacta que nos diga cada cuánto tiempo hay que cambiar el filtro: las revisiones anuales que se aconseja pasar en casi todos los vehículos llevan incluido esta sustitución, aunque aquellos que utilizan el coche de forma profesional y hacen más de 20.000 kilómetros al año tendrán que estar atentos. Una cifra más o menos aceptada por los expertos es que el filtro de aire se debe sustituir cada 15.000 kilómetros.

Cambio de filtro

Pasos a seguir para cambiar el filtro del aire

Como hemos dicho, en casi todas las operaciones de revisión del coche está incluido el cambio del filtro del aire pero, si quieres hacerlo tú mismo, también puedes hacerlo. No es una de las partes más complicadas de sustituir de las que hay debajo de nuestro capó y puedes hacerlo tú mismo siguiendo algunos sencillos pasos.

Lo primero es ser conscientes de que hay que cambiar el filtro del aire. Una buena forma de saberlo es abriendo el receptáculo en el que se encuentra, extrayendo el filtro y mirar al sol con el filtro entre medias. Si la luz del astro rey no es capaz de atravesar nuestro filtro del aire es la prueba más evidente de que necesitamos sustituirlo.

Una vez retirado el filtro antiguo tenemos que limpiar ese receptáculo o carcasa en el que va colocado y lo haremos por medio de un aspirador que elimine todas las impurezas que haya en su interior y lo ayudaremos con un paño húmedo. También se puede utilizar una pistola de aire comprimido que elimine cualquier resto que aún quede allí.

Después sólo hay que colocar el filtro nuevo en el mismo lugar y posición en el que estaba el antiguo y volver a colocar la carcasa en su posición original. Normalmente irá sujeta al motor por medio de tornillos o algún otro tipo de sujeción: es importante que todo lo que hayamos quitado antes para sacar el filtro antiguo lo volvamos a poner ahora para colocar el filtro nuevo. Así de fácil.

Algunos consejos para cambiar el filtro del aire son:

  • Si notas falta de potencia al acelerar en tu coche, es posible que el filtro del aire esté sucio.
  • Si el tubo de escape de tu vehículo expulsa humo oscuro, es posible que necesites cambiar el filtro del aire.
  • Lleva unos guantes en el coche, siempre son bienvenidos cuando tienes que abrir el motor si no quieres mancharte las manos.
  • Estate seguro de contar con las herramientas adecuadas para proceder a este cambio antes de intentar quitar ninguna pieza del coche.
  • Si vives en una zona seca y transitas por muchos caminos, tendrás que cambiar el filtro del aire mucho antes de lo normal, entre los 5.000 y los 10.000 kilómetros.

Ahora que lo sabes todo sobre el cambio del filtro del aire, prepara tu próximo viaje. En Kilómetros que cuentan te ofrecemos un montón de escapadas de fin de semana.

Good Year Kilometros que cuentan