El Camino de Santiago en bici: lo que hay que saber antes de ponerte en marcha

24 junio | 2020 | David Escribano de "Viaja Blog"

Si estás pensando en hacer el Camino de Santiago en bici, no te pierdas estos consejos básicos para iniciar tu ruta: equipamiento, etapas, fechas…

El Camino de Santiago es sinónimo de peregrinación, aventura, conocimiento y crecimiento personal, nuevas amistades, sacrificio, esfuerzo, gastronomía, cultura y paisajes espectaculares. Tomes la ruta que tomes para llegar hasta Santiago de Compostela, habrá pocos viajes en el mundo que puedan ofrecerte tantas sensaciones y vivencias unificadas.

Este peregrinaje que tiene su origen en la Edad Media, ha cautivado a viajeros de todos los continentes, llegando a convocar a 327.000 peregrinos en el 2018, un récord histórico que se espera que sea batido en el 2021, primer año Xacobeo desde 2010.

Así como hay varios caminos distintos – siendo el más transitado, de largo, el llamado Camino Francés -, también hay  diversas formas de recorrerlos. La más extendida es a pie, pero cada año son más numerosos los “bicigrinos”, apodo cariñoso que se da a aquellos que deciden emprender su particular aventura a lomos de su bicicleta.

Para que tu experiencia al recorrer el Camino de Santiago en bicicleta sea todo un éxito y un recuerdo imborrable, aquí van algunos consejos a tener en cuenta:

¿Cuál es la mejor fecha para hacer el Camino de Santiago en bici?

Si tienes flexibilidad para elegir cuándo realizar tu viaje, debes saber que en verano encontrarás a muchísimos peregrinos en el Camino. Esto no es necesariamente malo, pues así podrás conocer a mucha gente interesante. Sin embargo, los albergues estarán más llenos y, sobre todo, hará más calor.

El invierno es justo lo contrario y tampoco es aconsejable, siendo los meses de primavera y principio del otoño los ideales para realizar el Camino de Santiago.

El camino en bicicleta

Cuida tu estado de forma

Si no estás acostumbrado a recorrer largas distancias en bicicleta, deberás entrenar primero alrededor de tu lugar de residencia. No se trata de emular todas las etapas que vas a realizar en el Camino, pero sí ir acostumbrando a tu cuerpo a realizar esfuerzos continuados sobre la bicicleta. Por supuesto, busca terrenos similares a los de las etapas que tienes previstas.

Elige bien tu bicicleta

Elegir una bicicleta de bajas prestaciones puede convertir tu aventura en un auténtico fiasco. Aunque tampoco tienes que gastar un dineral en ella, pero sí que cumpla con unos requisitos mínimos de comodidad, resistencia y fiabilidad.

Es importante que la bicicleta sea de talla adecuada y cuente con unos neumáticos polivalentes para cualquier tipo de terreno que puedas encontrar en el camino. También es recomendable que uses una bicicleta a la que estés acostumbrado, conocer la bici ayuda y la hace más confortable en rutas largas.

Por supuesto, recuerda equipar tu bici con uno de los accesorio estrella para hacer el camino de Santiago: el portaequipajes y las alforjas. En ellas podrás transportar de forma cómoda tanto tus pertenencias como algunos recambios y herramientas para las posibles averías que puedan aparecer en el camino.

Aprende algo de mecánica

El terreno de la ruta será irregular y es muy probable sufrir pinchazos o problemas con la cadena, frenos o el cambio de marchas de la bicicleta. Si  vas a viajar en solitario, este consejo es totalmente fundamental. Hoy en día, puedes encontrar información sencilla sobre cómo arreglar pinchazos y otras pequeñas averías en redes sociales e Internet.Aprende algo de mecánica

El terreno de la ruta será irregular y es muy probable sufrir pinchazos o problemas con la cadena, frenos o el cambio de marchas de la bicicleta. Si  vas a viajar en solitario, este consejo es totalmente fundamental. Hoy en día, puedes encontrar información sencilla sobre cómo arreglar pinchazos y otras pequeñas averías en redes sociales e Internet.

Camino de Santiago

Etapas del Camino de Santiago en bicicleta

No existe un único Camino de Santiago, sino que hay varias rutas distintas entre las que tendrás que elegir. La mayoría de los “bicigrinos” se decantan por dos de ellas: el Camino Francés y el Camino del Norte.

Planifica bien las etapas. No puedes marcarte un objetivo lineal de “x” kilómetros diarios, ya que el perfil de cada etapa del Camino de Santiago varía sensiblemente.

Sin embargo, para orientarte un poco este sería un trazado común en el caso de los dos caminos favoritos de los ciclistas.

Etapas del Camino Francés en bicicleta

El Camino Francés en bicicleta va de Roncesvalles a Santiago y tiene unos 790 km, pudiendo realizarse en 10-14 días. Es el más famoso de todos, por lo que estará más transitado pero te regalará increíbles y variados paisajes, buenas sendas y un legado patrimonial envidiable.

  1. Roncesvalles – Puente de la Reina (67 km)
  2. Puente de la Reina – Logroño (70 km)
  3. Logroño – Santo Domingo de la Calzada (72 km)
  4. Santo Domingo de la Calzada – Belorado (73 km)
  5. Belorado – Hontanás (80 km)
  6. Terradillo – San Martín del Camino (94 km)
  7. San Martín del Camino – Ponferrada (77 km)
  8. Ponferrada – Triacastela (74 km)
  9. Triacastela – Melide (80 km)
  10. Melide – Santiago (54 km)

Las etapas más bellas del Camino Francés en bicicleta son las que unen Roncesvalles y Puente de la Reina, y la gallega de Triacastela a Melide.

Etapas del Camino del Norte en bicicleta

En cuanto al Camino del Norte en bicicleta, va recorriendo toda la cornisa cantábrica, siendo ideal para aquellos a los que les gusta pedalear con el mar siempre a la vista y perderse en pequeñas localidades pesqueras y densos bosques perfumados por la brisa marina. Tiene una longitud de unos 870 km (el segundo más largo después del de la Vía de la Plata), pudiendo completarlo en 10-15 días. Además, es uno de los menos transitados, siendo uno de los favoritos para los solitarios.

  1. Irún – Zumaia (70 km)
  2. Zumaia – Bilbao (112 km)
  3. Bilbao – Santoña (78 km)
  4. Santoña – Torrelavega (60 km)
  5. Torrelavega – Ribadesella (107 km)
  6. Ribadesella – Gijón (70 km)
  7. Gijón – Luarca (108 km)
  8. Luarca – Mondoñedo (106 km)
  9. Modoñedo – Sobrado dos Monxes (97 km)
  10. Sobrado dos Monxes – Santiago de Compostela (61 km)

Este es un recorrido exigente, bastante rompepiernas. Destacan por su belleza las etapas entre Torrelavega y Ribadesella, y la que discurre entre Mondoñedo y Sobrados dos Monxes.

Catedral de Santiago

Equípate bien

Al igual que la bicicleta debe ser consistente, cómoda y fiable, también tu equipo debe estar a la altura.

Es fundamental que el culote que vistas tenga buenas protecciones. Además, prendas ligeras para protegerte del sol y la lluvia, un buen casco, calzado adecuado, gafas de sol, protector solar, y, sobre todo, algunos recambios y herramientas nunca deben faltar en tu equipaje para realizar el Camino de Santiago en bicicleta.

Cuida el avituallamiento

Para pedalear tantos kilómetros, debes estar bien alimentado. Aunque te guste darte festines o seas un fan incondicional de la bollería industrial, durante esos días debes intentar cuidar tu dieta.

No hace falta que lleves provisiones desde casa, porque podrás comprar durante el recorrido. Intenta tener siempre a mano algunas barritas energéticas, frutos secos y bebidas isotónicas, pues nunca se sabe cuándo te puede entrar una fuerte pájara (o cuando puede llegar “El Tío del Mazo”, como se dice en el argot ciclista).

No lleves demasiado peso

Es cierto que, en cuanto a cargar peso se refiere, los “bicigrinos” cuentan con cierta ventaja sobre los caminantes. La razón es que pueden acoplar alforjas a sus bicicletas y llevar el equipo en ellas, en lugar de tenerlo que portarlo sobre la espalda.

Sin embargo, si te pasas de peso, cada pedalada se irá notando profundamente en tu resistencia y en tu ánimo. No lleves demasiadas prendas de vestir, pues podrás lavarlas durante el camino si metes en la mochila una pastilla de jabón.

No llegues demasiado tarde a los albergues

Si vas a realizar el Camino de Santiago en bicicleta y quieres dormir en albergues, debes saber que los peregrinos que van a pie siempre tendrán preferencia a la hora de concederles una cama. Por ello, conviene que hagas tus cálculos para no llegar demasiado tarde a los alojamientos.

Si no viajas solo, escoge un buen acompañante

Este último consejo es fundamental, pues la experiencia del Camino de Santiago suele ser muy intensa en el plano emocional. Por ello, si vas a viajar con alguien, debe ser una persona – o personas – con quien tengas muy buena conexión y, sobre todo, que esperéis lo mismo – o algo muy parecido – de esta aventura.

La paciencia y el buen talante son también muy necesarios, pues el cansancio y la falta de comodidades pueden hacernos más sensibles a todo.

Elige tu ruta y equípate para disfrutar de tu próxima aventura: el Camino de Santiago en bicicleta te espera con experiencias, costumbres y lugares para conocer.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan