Canciones de coches: una playlist con el coche como protagonista

16 diciembre | 2019 | Goodyear

Descubre con Goodyear una lista de reproducción para amante de los coches

Da igual el idioma en el que escuchemos habitualmente música: los coches son uno de los temas más recurrentes en la música y todos conocemos multitud de canciones en las que el motor es la fuente de inspiración para los artistas. Coches y música van de la mano y nadie se imagina un largo viaje disfrutando de la carretera si no va acompañado de una buena banda sonora. Para ayudarte en tu próxima escapada, te hemos preparado una playlist en la que los coches son el hilo conductor, diez temas con una temática muy especial. Prepara la maleta, sube el sonido y disfruta de estas diez canciones que hablan de coches.

Loquillo: Cadillac solitario

El Cadillac es uno de los coches que más canciones ha protagonizado en la historia de la música, sobre todo en Estados Unidos. Un coche que es casi un estilo de vida y al que muchos artistas han querido homenajear creando historias a su alrededor. Este Pink Cadillac que Bruce Springsteen publicó en 1984 es una prueba de que los mejores artistas han recurrido a este este modelo de vehículo para inspirarse, logrando una canción perfecta para irnos de viaje.

Prince: Little red Corvette

Unos meses antes de la canción de Springsteen se publicaba Little red Corvette. Era el año 1983 y se dice que Prince la escribió después de quedarse dormido en el Mercury Montclair de su compañera de banda Lisa Coleman. Estaban trabajando en una agotadora sesión de grabación y ese coche le inspiró. El tema se colocó entre los más escuchados de la época no solo en Estados Unidos, sino también en Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y otra docena de países.

Roxette: Sleeping in my car

Hay canciones que se tardan semanas o incluso meses en crear y que, desafortunadamente, pasan desapercibidas para el gran público pese al trabajo que se ha empleado. Otras, por el contrario, surgen en apenas unos minutos de inspiración y se convierten en éxitos globales inmediatamente. Este Sleeping in my car de Roxette es uno de esos ejemplos: se dice que Per Gessle lo escribió en apenas una hora y Roxette lo incluyó en el último momento en su disco de 1994 ‘Crash! Boom! Bang!’ pero el éxito fue rotundo en todo el mundo.

Janis Joplin: Mercedes Benz

Aunque hablando de canciones con historias increíbles, la de Janis Joplin merece una mención aparte. Grabó Mercedes Benz a capela y del tirón el 1 de octubre de 1970 y fue el último tema que grabó en su vida: la artista norteamericana moría 3 días después, el 4 de octubre, víctima de una sobredosis de heroína y con solo 27 años, una edad maldita para muchos artistas. La canción la habían escrito Joplin y su amigo Bob Neuwirth, un conocido cantautor y escritor, apenas dos meses antes en la barra de un bar y es uno de los mejores testimonios de la enorme voz y personalidad de la malograda artista.

Queen: I’m with love with my car

Roger Taylor, el batería de Queen, es un auténtico enamorado de los coches y de todo aquello que tenga ruedas y un enorme motor. En 1975 compuso I’m in love with my car(Estoy enamorado de mi coche), una canción que se convirtió en un gran éxito de la banda y que interpreta él mismo. Uno de los detalles que convierten este tema en mítico es que, en los últimos segundos, se escucha el motor del propio coche de Taylor, un Alfa Romeo, que se mezcla con los últimos compases de la canción.

Metallica: Fuel

Si una canción se llama Gasolina (Fuel) ya te puedes imaginar de qué tratará. James Hetfield, el cantante de la banda americana Metallica, siempre ha confesado que es una de las canciones que más le gusta y traza un paralelismo entre los peligros de conducir peligrosamente y los problemas que pueden tener las personas que llevan una vida sin control. El tema fue utilizado por la NASCAR, el campeonato de velocidad, entre las temporadas 2001 y 2003, y aparece en el disco recopilatorio NASCAR Full Throttle.

Deep Purple: Highway Star

En 1971, los miembros de Deep Purple viajaban en autobús camino de un concierto con varios periodistas acompañándoles. Uno de ellos aprovechó el trayecto para hacer una entrevista a la banda y una de sus preguntas fue cómo se inspiraban para componer sus canciones. Ian Gillan y compañía no contestaron de la forma que el periodista esperaba, sino que cogieron sus instrumentos y comenzaron a improvisar. Así nació Highway Star, una de las canciones más importantes de su carrera y un ejemplo de que los artistas son totalmente imprevisibles.

The Beach Boys: Little Deuce Coupe

Little Deuce Coupe, el cuarto disco de The Beach Boys, está considerado como uno de los primeros álbumes conceptuales de la historia de la música. Los coches de carreras son el hilo conductor de todo el disco, pero la canción que da título al álbum se convirtió en un éxito global alcanzando los primeros puestos en varios países del mundo, tanto en las listas de éxitos como en las ventas.

Christina y Los Subterráneos: Voy en un coche

La última canción de esta lista se la vamos a dedicar, de nuevo, a la música española, que también ha compuesto temas míticos inspirados en los coches. Uno de ellos es este Voy en un coche de Christina Rosenvinge, que arrasó en los años 90 y sigue haciéndonos mover hoy en día cuando la escuchamos en cualquier fiesta. Una de esas canciones que no pasan de moda.

Los coches han sido uno de los temas más recurrentes de la historia de la música y fuente de inspiración para multitud de artistas. Si te gustan las canciones en las que el rugido del motor tiene mucho que decir, hazte con esta playlist, pon el altavoz a tope y disfruta.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan