Los indies que amaban a sus coches

15 febrero | 2016 | Goodyear

Te presentamos nuestra lista de canciones indie que tratan sobre coches. Ameniza tu viaje explorando nuevos sonidos. ¡Dale al play!

La velocidad y el ronroneo de los motores no son cosas que sólo les interesen a los rockers puros y duros. Tampoco los fans de la música denominada “independiente”  se resisten a la seducción de las cuatro ruedas.  La carretera sirve de escenario para tantas narrativas y el volante es el confidente escogido en muchos de los grandes temas indie. ¡Atentos a esta lista spotify que no te debes perder!

 


1 “Autobahn” – Kraftwerk. En 1974, cuando la banda alemana editó su cuarto álbum, “Autobahn” era un tema épico de más de 20 minutos que glorificaba al modernismo y una edad de “oro” europea, a través de un extenso periplo por una de sus carreteras, la A555, de Colonia a Bona. A lo largo del tema, los Kraftwerk introdujeron diversas marchas para simular adelantamientos, la  conducción por el carril izquierdo, la monotonía de muchas horas al volante o el cambio de emisoras en la radio. Y eso que aún no se había “inventado” la música indie…

2 “I Love My Car“ – Belle & Sebastian. Las guitarras eléctricas de estos escoceses muestran a la perfección cómo el placer de conducir puede verse desde muchos prismas diferentes: mientras  Steppenwolf veían la carretera como el sitio para huir y ser salvaje, B&S buscaban buena compañía. Llevan el perro, el gato y todo lo que  quepa en el asiento trasero. Porque lo que quieren es “vernos sonreír”.

3 “Keep The Car Running” – Arcade Fire. No por casualidad la imagen que viene a la cabeza a los primeros acordes de este tema es la de Bruce Springsteen, en plenos años 80, conduciendo un 18 por las largas carreteras de América. Los canadienses más queridos de la escena indie se sentían particularmente festivos cuando lo escribieron, y es la música ideal cuando el viaje va particularmente bien y solo tenemos ganas de hacer kilómetros y kilómetros.

4 “Killer Cars” – Radiohead. En el habitualmente intranquilo segundo álbum, los Radiohead estaban aún ensayando para la pequeña revolución que guardaban para «OK Computer». En este tema, Tom York nos habla de un paseo en coche de donde no se vuelve y del riesgo de un frenazo súbito, ideas que se conectan directamente con el álbum siguiente y son casi una introducción al momento en que «an airbag saved my life».

5 “Brand New Cadillac” – The Clash. El auténtico punk no va en coche, pero a  los Clash nunca les importaron etiquetas y son uno de los grandes ejemplos de bandas eclécticas, capaces de agradar a griegos y troyanos sin hacer concesiones. «Brand New Cadillac» es un standart rock, a la manera de los Crickets o de Bill Flagg, y comienza con el grito correcto: «Drive!!!!»

6 “Road to Nowhere” – Talking Heads. Incluso en esta «época»del GPS, parece que aún es posible perderse. David Byrne no quiere ni saber donde está, tiene una ciudad en la cabeza (que no está en lugar alguno) pero, si lo acompañamos, todo irá bien. El ritmo maquinal de este clásico ayuda a sentir que vamos en el camino correcto y nos llama a la carretera como pocas canciones. Insustituible en cualquier playlist con buen humor.

7 “Ridin´ in my car” – She & Him. ¿Cuántas veces asociamos una carretera o un paseo a determinado momento de nuestras vidas? Y, si hablamos de música pop, está claro que no faltan aquellas canciones que nos recuerdan los momentos románticos de veranos pasados, cuando aquel viaje a la playa sirvió para declararnos y robar un beso… Percibimos perfectamente lo que Zooey Deschanel quiere decir cuando canta: «I still think about you every time I’m ridin’ in my car».

8 “The Distance” – Cake. A mediados de los años 90 los Cake parecían destinados a ser la «next big thing» tras los mega éxitos de las versiones de «Perhaps, perhaps» y «I Will Survive». Eso no llegó a suceder nunca a pesar de que la banda aún se mantiene activa, pero «Fashion Nugget», el álbum del 96, estaba lleno de referencias a la pasión por el asfalto como «Race Car Ya-yas», «Stickshifts and Safety Belts» y este «The Distance», que nos presenta un piloto que ni se imagina que la carrera ya ha acabado.

9 “Behind the wheel” – Depeche Mode. El original (de «Music sea the Masses») comienza con el sonido de una tapa de neumático que rueda por el suelo… Difícilmente los Depeche Mode podrían haber sido más explícitos en relación al escenario de «Behind the Wheel». El bajo sintético que presta el esqueleto a este gran tema hace a la vez de pistón: en un rugir de máquinas  en dirección al horizonte, nos entregamos a las manos del conductor y entramos a la oscura noche.

10 “The Passenger” – Iggy Pop. Avanza la noche y las «gentes de bien» duermen en sus casas, pero aún hay un mundo muy despierto por las calles de la ciudad. Son las horas en que los personajes más noctámbulos salen, llenan callejones y callejas y nos invitan a ver las estrellas y este cielo hecho solo para nosotros, pasajeros tras el cristal, entre las luces y las sombras. Si no fuera tan tarde, pondríamos el volumen al máximo y esparciríamos los acordes de Iggy Pop por toda la ciudad…

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan