Canciones para superar la resaca… ¡y volver a salir de fiesta!

31 diciembre | 2018 | Goodyear

Todo lo que sube, baja; todo lo que empieza, acaba; todas las Navidades tienen un final. Sí, pensabas que no llegaría nunca, pero ahí está: ya pasó la Nochebuena, la Navidad, el día de los inocentes, la Nochevieja y el Año Nuevo. Y ahí estás, muerto en vida, sin fuerzas ni ganas (y no precisamente por ese orden) para levantarte de la cama. No te preocupes, nosotros trabajamos por ti: te hemos preparado una lista con las 20 canciones necesarias para decir adiós a la resaca y ponerte de nuevo en marcha.

No te lo pienses: dale al play, pon en marcha la playlist y vete recuperando poco a poco.

La primera fase de la resaca: la negación

El primer estado de la resaca es la negación: negarte a abrir los ojos, a levantarte de la cama, a ponerte en marcha… ¡con lo a gustito que se está entre las mantas! Aunque en realidad… ¿de dónde ha salido ese martillo invisible que golpea tu cabeza una y otra vez? Tu banda sonora para este momento llega de la mano de Sidonie y su rock alternativo. Un día de mierda, su hit de 2014 que es el más coreado en los conciertos de la banda barcelonesa, no podía expresar mejor cómo te sientes.

Ahora que ya has abierto los ojos, no queda más remedio que saltar de la cama, pero con tranquilidad, que los excesos de la noche anterior han hecho su efecto. Stolen dance, el tema del dúo alemán Milky Chance, será tu acompañante. Rítmico, suave, monótono… pero también pegadizo.

Subimos el ritmo con la australiana Sia y su último exitazo, The greatest. Seguramente lo escuchaste anoche en algún bar… La canción se ha aupado a lo más alto de las listas de éxitos gracias a la sugerente voz de Sia, la energía que transmite y un algo qué sé yo que te anima a empezar a bailar…

Pero no, aún estás en la etapa de la resaca donde lo que te apetece es tumbarte en el sofá y recordar lo bien que lo pasaste anoche. ¿Conociste a alguien interesante? Song for someone es una de esas canciones románticas (pero en absoluto pesadas) que te pone la piel de gallina, sobre todo cuando descubres que Bono, líder de U2, la compuso en recuerdo de su primer amor…

¿Metiste la pata anoche? Tanto si lo hiciste como si no, Shots (I shot, shot, shot a hole through everything I loved), uno de los singles del último disco de los estadounidenses Imagine Dragons, es un imprescindible para este día de resaca. Como prácticamente cualquier otro tema de esta banda que ha sabido explotar como pocos el lado más sexy del indie rock.

Pocas canciones resultan tan relajantes y apropiadas para una tarde resacosa como Heartbeats de los suecos The Knife. Comprobarás que la música electrónica casa muy bien con el deseo de permanecer tirado en el sofá… ¿Sabías que este tema fue elegido por la publicación Rolling Stone una de las mejores canciones de la década de los 2000?

Canciones para la resaca

Para recuperar fuerzas

Últimos minutos de descanso en el sofá. Aunque a priori te parezca imposible, el Dance Along de la banda indie Early Hours te hará querer levantarte y empezar a saltar… bueno, quizá no tanto, pero sí un poco de meneo de cadera para decirle al mundo que ya estás listo, que la resaca va desapareciendo…

El tramo final de esta playlist anti-resaca nos lleva un par de décadas atrás en el tiempo… Primero con Dreams, de los irlandeses The Cranberries, un hit cargado de nostalgia para hacerse a la idea de que, pese a las apariencias, hoy va a ser un día genial.

Seguimos con el chute de energía que Bruce Springsteen nos regala en Born to run, su clásico de 1975 con el que es imposible quedarse quieto.

Y la guinda final llega de la mano de Chumbawamba. ¿De quién? Sí, probablemente no te suene el nombre de esta banda inglesa que mezclaba punk, rock y electrónica en los 90, pero con los primeros acordes de Tubthumping sabrás enseguida de qué canción estamos hablando.

Música para volver a salir de fiesta

No solo es resaca, estamos hablando de levantar a un moribundo del sofá. La empresa no es pequeña, pero vamos a conseguirlo. Seguro que Bonnie Tyler te ayuda a dar el primer paso: su impresionante vozarrón es capaz de despertar a toda la comunidad de vecinos así que sube el volumen y prepárate para disfrutar de lo lindo. Seguimos instalados en el pasado. A mediados de los años 80 triunfaba Europe con su cuenta atrás final. Pero, además de ese tema pegadizo con el que habrás saltado miles de veces, la banda sueca sorprendió con Carrie, una preciosa balada muy indicada para un día de resaca como hoy.

¿Conociste a alguien anoche? El día después tiene esas cosas en las que lo que fue y lo que pudo haber sido se entremezclan en una nebulosa difícil de atravesar. Los Simple Minds también habitaban esa época ochentera y pedían a la persona amada que no se olvidara de ellos.

Y en un día sin sentido, en el que todo se mezcla como el alcohol del día anterior en nuestro aliento, nada mejor que recurrir a la música indie de Love of Lesbian y Los toros en la Wii: Buda, Schopenhauer y Murakami en una misma frase: ¿hay algo mejor para la resaca?

Vamos entrando en calor, nuestro cuerpo empieza a dar señales de vida, los párpados se despegan y somos capaces de comenzar a ver la luz al final del túnel. Como en aquella película…Flashdance.

Ya estamos preparados para superar la resaca

Hay un antes y un después. Ese plus de emoción nos ha hecho poner los pies en el suelo. Estamos despiertos… ¡Estamos vivos! Es hora de diversión de la mano de Cyndi Lauper. Ya no hay vuelta atrás, hace apenas 20 minutos estábamos moribundos sobre la cama y ahora empezamos a pensar en lo que vamos a hacer esta noche. ¿Qué tal una de Mambo Nº 5? ¡Marchando!

El diablo se te ha metido dentro definitivamente, igual que a Dover y una de sus canciones emblemáticas. Estás empezando a mirar el móvil, a ver si los amigos dan señales de vida como tu cuerpo… ¡Vamossssssss!

El subidón está asegurado: y si escuchas You give love a bad name no hay quien te pare, igual que a Bon Jovi. Da igual que esa canción tenga más de 30 años: un clásico es un clásico y si es para darlo todo, mejor que mejor.


Definitivamente, ¡hoy salimos! Sí, anoche lo bailaste todo, sobre todo lo que te pusieron de los Hombres G, pero no podemos terminar el día después sin un himno a la fiesta porque hoy… ¡Voy a pasármelo bien!

Este listado es capaz de recuperar a cualquiera. Música pensada para resucitar después de una noche de excesos. Ahora sí, ya estás listo para volver a salir a la calle y disfrutar de la noche como si no hubiera mañana. ¡Bye, bye, resaca!

Good Year Kilometros que cuentan