15 canciones de San Valentín para disfrutar de un día especial

Te presentamos 15 canciones para que los enamorados y los amantes de la buena música disfruten de este día

Sí. Se acerca San Valentín y las poderosas flechas de Cupido vienen dispuestas a dar en el blanco, quieras o no quieras. Te proponemos una playlist de Spotify no apta para alérgicos al día de los enamorados, pero sí muy recomendable para adictos a la buena música. 15 canciones para subir el volumen y dejar que se te erice la piel. ¡Dale al play y déjate llevar!

With or without you, U2. Los irlandeses saben cómo derretirnos el corazón, ya sea con Song for someone, la canción que Bono escribió pensando en su primer amor y que forma parte de nuestra playlist antídoto contra la resaca, o con su mítica balada With or without you. Compuesta en 1987, está considerada una de las mejores canciones de todos los tiempos. Su solo de guitarra final pone la piel de gallina sí o sí. Si te gusta, estás de suerte: será uno de los temas que U2 toque en su concierto en Barcelona, una de las grandes citas musicales del año.

I don’t wanna live forever, Zayn Malik y Taylor Swift. ¿Qué pasa si unimos dos de los artistas más seguidos del momento con una de las pelis románticas más esperadas del año (‘Cincuenta sombras más oscuras’)? Pues un temazo explosivo que ya se aupado al número 1 de varias listas musicales. “I don’t wanna live forever ‘cause I know I’ll be livin’ in vain”, ¿quién se puede resistir?

City of stars, Ryan Gosling y Emma Stone. Irresistible también es el tema principal de la película que está batiendo todos los récords este año, ‘La La land’. Cantada a dúo por los actores Ryan Gosling y Emma Stone, y compuesta por Justin Hurwitz, nos envuelve con su delicadeza al piano y esa oda a la ciudad de las estrellas donde todos los sueños son posibles.

Pillowtalk, Zayn Malik. El cantante y compositor británico figura por partida doble en esta lista. Pillowtalk es el primer single de su álbum debut como solista, Mind of mine. Una canción sexy y contundente que además recibió una nominación a los recientes premios People’s Choice a la mejor composición del año.

Fallin’, Alicia Keys. El amor es un sentimiento complicado, una veces sólo quieres estar con esa persona y otras, alejarte bien de ella. I’m keep on fallin’ in and out of love with you, cantaba la neoyorquina en 2001 en este tema que supuso su salto al estrellato.

Escondidos, David Bisbal y Chenoa. Preparad los pañuelos para disfrutar de uno de los duetos que más corazones ha derretido en los últimos años… Allá por 2001, dos jóvenes promesas de la música se enamoraban en un concurso de talentos y las chispas saltaban al interpretar esta canción. 15 años más tarde, con cobra o sin ella, el tema original de Cristian Castro y Olga Tañón sigue provocando chispas.

Nothing Else Matters, Metallica. O como unos rockeros por antonomasia se sacan de la manga una de las mejores baladas de todos los tiempos. San Valentín, si existe, soñaría con tocar con su arpa alguno de estos acordes con la misma maestría y desgarro con que James Alan Hetfield canta “never opened myself this way, life is ours, we live it our way, all these words I don’t just say”.

How long will I love you, Ellie Goulding. ¿Cuánto tiempo te amaré?, se pregunta la compositora y cantante británica. “As long as stars are above you and longer if I can”. Con este temazo de fondo, tu cita de San Valentín no puede salir mal.

Your love, Nicki Minaj. El hip-hop puede resultar tremendamente romántico. La artista de Trinidad y Tobago lo demostró en 2010 con este temazo. Hoy es un indispensable para crear el mejor ambiente en tu cita de San Valentín. Además es toda una declaración de intenciones: for your lovin’ I’m a Die Hard like Bruce Willis.

Sweet Child O’ Mine, Guns N’ Roses. Dice la leyenda que la canción surgió mientras Slash afinaba su guitarra y Axl tropezó. Slash intentó imitar el sonido de un circo a modo de burla, tocando 3 simples notas. Axl Rose alucinó con la melodía y compuso una canción cuya letra era un poema a su entonces novia y luego esposa Erin Everly. ¡Quién tropezara como toca Slash! En 2009, Sweet child o´ mine fue elegida por los británicos como mejor riff de guitarra de todos los tiempos.

All of the stars, Ed Sheeran. En una noche romántica no puede faltar la voz y la música melódica del músico británico más deseado de los últimos años. Ed Sheeran sólo ha publicado dos discos pero ya se ha metido a medio planeta en el bolsillo. Con All of the stars, uno de los temas de su segundo álbum, se ganará también tu corazón.

Can´t help falling in love. Es una de las canciones de amor más interpretadas de la historia. Desde U2, UB40, Pearl Jam a Celine Dion, Julio Iglesias (sí, sí, Julio Iglesias, has leído bien), Il Divo o Shirley Bassey se las han visto con este himno al amor. Pero claro, en esto hay que quedarse con el Rey. Versión 1961, Elvis Presley. El rey abandona el escenario.

Deja que te bese, Alejandro Sanz y Marc Anthony. Son dos de las estrellas de la música latina que más cantan a los sentimientos del corazón. Su primera colaboración juntos, lanzada en 2016, no ha dejado indiferente a nadie. Romántica, bailonga, pegadiza…

Everything I do, I do it for you, Bryan Adams. No sólo es una de las canciones más vendidas de todos los tiempos del canadiense sino que fue número uno en 30 países, incluyendo el Reino Unido (durante dieciséis semanas) y los Estados Unidos durante siete semanas.

Halo, Beyoncé. Premio Grammy en 2010 a la mejor interpretación femenina. Compuesta para su tercer álbum de estudio I Am… Sasha Fierce (2008) y escrita por Ryan Tedder, Evan “Kidd” Bogart y la propia Beyoncé, la canción fue y es una auténtica canción de San Valentín.