10 canciones para una tarde de trabajo en el taller

10 octubre | 2016 | Goodyear

Con el verano acabado y el coche de vuelta de las duras vacaciones, es hora de hacer una verificación completa de su estado. Una larga tarde de mecánica casera revisando aceite, herramientas y con el capó abierto como la boca del paciente de un dentista, necesita una banda sonora a la altura. Tanto si te gusta la mecánica como si lo haces por necesidad, lo cierto es que resultará más fácil afrontar la tarea con música. Por eso, para animarte a revisar el estado de tu coche, y para reconciliarte con tu mecánico interior, preparamos este listado de 10 canciones para una tarde de mecánica.

No retrases más el trabajo: tu coche lo agradecerá. Igual que tus oídos agradecerán esta melodía. ¡Dale al play!

Highway to hell (AC/DC). Esta clásica «autopista al infierno» tiene uno de esos ritmos que inevitablemente asociamos a acción y dinamismo. Bucear en las tripas metálicas de tu coche con la voz de Bon Scott y el riff de Malcom Young es el preludio de una gran y desconocida aventura. Garantizado.

Higher ground (Red Hot Chili Peppers). La banda norteamericana hizo una versión de este clásico de 1973 compuesto por Stevie Wonder. Por el dinamismo, fortaleza y ánimo que esta canción transmite fue escogida para la BSO del remake de Karate Kid filmado en 2010, y es también una aparición recurrente en la saga de juegos Guitar Hero de Play Station y Xbox.

Allright (Supergrass). El grupo de rock alternativo lanzó en 1995 esta canción considerada una oda a la alegría y despreocupación adolescentes. Funciona incluso como una metáfora del apogeo del britpop durante la década de 1990, y transmite todo el buen humor necesario para el mantenimiento de nuestro amigo.

Immigrant Song (Led Zeppelin). Incluida en el tercer álbum de la banda, es un homenaje a Leif Ericson, el navegante vikingo que fue el primer europeo en llegar América. Enérgica y metafórica, su ritmo evoca la determinación de los marineros nórdicos batiendo en el agua con sus remos mientras navegan para América, explicitando su deseo de conquista. Muy épico, ¿no?

Walk this way (Aerosmith). El hard rock llega en nuestra ayuda para continuar con la cabeza y el motor. La versión de 1986 supuso una de las primeras colaboraciones entre el rock y el rap, ayudando a conciliar las posturas de los fans de una y de otra tendencia. De hecho, fue la canción que consiguió revitalizar la trayectoria y la carrera del grupo, en aquel momento detenida y amenazada por problemas de todo tipo, entre los cuales las drogas eran el más destacable.

The trooper (Iron Maiden). El heavy metal británico alcanzó aquí uno de sus niveles más altos en este homenaje a la batalla de Balaclava durante la guerra de Crimea. Con un especial recuerdo a los soldados de la caballería muertos, la canción concentra su fuerza en el «galope» de las guitarras eléctricas eléctricas y el bajo, en un riff adictivo y evocador. No nos extraña que fuera históricamente una de las solicitudes más habituales en los conciertos de los británicos.

Lithium (Nirvana). Las interpretaciones de este éxito de la banda de Kurt Cobain son múltiples y han crecido con el paso de los años. Lanzada en 1992 en Nevermind, siendo el tercer single del álbum, consiguió convertirse en una de las canciones más conocidas de la banda, acompañada por el público en cientos de conciertos.

Time is running out (Muse). Los británicos lanzaron esta canción hace exactamente 13 años y consiguieron un éxito innegable. La melodía pegadiza de la canción es reforzada por un comienzo de bajo modificado que caracteriza toda la pieza y le otorga una personalidad especial.

Walk on the wild side (Lou Reed). El guitarrista y cantante volvió a quebrar el orden establecido y cualquier tabú social al incluir en esta canción todo tipo de referencias al sexo, a las drogas… A pesar de esto, fue todo un éxito en el radio y superó cualquier tímida intención de censura. Producida por David Bowie, uno de los puntos distintivos de la canción es la interpretación de saxofón de Ronnie Ross, que había sido el maestro de Bowie en este instrumento durante la infancia de este.

Rock you like a Hurricane (Scorpions). Aunque esta pieza de la banda alemana de hard rock no alcanzara especial éxito en la época de su lanzamiento, fue ganando peso en su repertorio hasta llegar a ser la última de la lista en cada actuación en vivo. Paralelamente, su peso en la cultura popular ha conseguido que apareciera en todo tipo de obras, productos y plataformas, como series de televisión (The Simpson), películas (The Angry Birds movie) o videojuegos.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan