Caravanas y autocaravanas: ventajas y diferencias

Viajar con la casa a cuestas conseguirá que toda la familia disfrute momentos memorables. ¿Con cuál te quedas?

Cuando se acercan las vacaciones, mucha gente empieza a agobiarse con aspectos como qué poner en la maleta, cómo no pasarse con el equipaje permitido por las aerolíneas o cómo desplazarse o alojarse en el lugar de destino. Seguramente, te habrás visto ante estas dudas en más de una ocasión y las habrás solventado con más o menos éxito. No obstante, hay otro tipo de viajeros que se toman la vida, y las vacaciones, de otro modo. Hablamos de aquellos que optan por las caravanas y autocaravanas no solo como un medio de transporte >sino como una forma de viajar llevando la casa a cuestas, con todas las ventajas y comodidades que esto puede suponer. Además, puedes acomodarte tranquilamente durante el trayecto, siempre que no seas el conductor, claro está.

Otra ventaja de vehículos del estilo de las furgonetas camper es que toda la familia puede viajar junta y convivir al mismo tiempo. Será una forma extraordinaria de pasar más tiempo con tus hijos. Además, a ellos les encanta cambiar de “casa” y sentir que viven en una especie de nomadismo alternativo y emocionante.

Caravanas y autocaravanas: diferencias

Pero, ¿qué elegir para tu próxima escapada? ¿Sabes cómo conducir una caravana? Antes de nada, debes tener bien claras las diferencias entre las caravanas y las autocaravanas, tanto a la hora de comprarlas como al salir de vacaciones con ellas. Ambas son una casa sobreruedas, pero mientras que las caravanas necesitan un vehículo para arrastrarlas, las autocaravanas, como su nombre indica, ya lo llevan incorporado. Por otra parte, las primeras no pueden aparcarse libremente en cualquier calle o lugar público, sino que deberás acudir a un camping para pernoctar en ellas de forma legal. Por el contrario, las autocaravanas, al ser vehículos, sí las puedes estacionar en la calle, aunque en este caso, por cuestiones como poder conectarlas a la luz o a los servicios de agua y eliminación de residuos, también convendría optar por un camping.

Las caravanas, al no incorporar un vehículo con motor, suelen ser más accesibles y económicas. También hay muchas de segunda mano en buenas condiciones, pues no sufren tanto desgaste como sus hermanas, las autocaravanas.

Caravanas en verano

Alojamiento y almacenaje: ¡todos a bordo!

Viajar en caravana o autocaravana te da una libertad de movimiento y de actuación difícilmente igualable. Que te apetece parar en medio del monte para disfrutar de un amanecer, lo podrás hacer con total comodidad. Que quieres hacer una ruta por todas las playas e ir parando en diferentes pueblos, sin problemas. Además, no tendrás que preocuparte de ir reservando hoteles en los lugares por los que vayas pasando, porque ya llevarás tu alojamiento contigo.

Volviendo a la cuestión del almacenaje y de lo que podemos llevar a bordo. Al ir con este tipo de vehículos, podremos llevar con nosotros bicicletas, esquíes e incluso tablas de surf, sin mayores problemas. Son ideales para la gente aventurera y amante de la naturaleza. Imagina el placer de llegar a un paraje natural y poder salir con tus hijos en bicicleta con total libertad. O acudir a una playa y disfrutar del surf o de cualquier otro deporte acuático con comodidad.

Los apasionados de las caravanas suelen serlo también de los campings. Esta es una forma original y divertida de pasar tus vacaciones. Los más pequeños disfrutarán de piscina, de juegos y todo tipo de actividades, los mayores podrán reencontrarse con la naturaleza y abrirse a nuevas personas, y los adolescentes seguro que encontrarán otros jóvenes como ellos con los que divertirse y pasar un verano o unas vacaciones de esas que se recuerdan con añoranza, para siempre.

Viajar con la casa a cuestas conseguirá que toda la familia disfrute y viva momentos realmente memorables. Libertad para ir a dónde quieras, tiempo para disfrutar del camino y una nueva forma de entender la necesidad y el placer de viajar. Pero la pregunta sigue en pie: ¿tú qué eliges este verano: caravana o autocaravana?