Cómo cargar la batería del coche para arrancarlo

Aprende con Goodyear cómo cargar la batería del coche usando unas pinzas para arrancarlo. Con estos consejos evitarás sobresaltos, ¡infórmate!

Una de las peores sensaciones que puedes tener como conductor es quedarte tirado con tu coche al no poder arrancarlo por falta de batería. Por suerte, esta avería del coche tiene una solución relativamente sencilla, que pasa por colocar dos pinzas a una fuente de alimentación externa y directamente a los bornes de la batería de tu coche. A continuación te explicamos las distintas opciones, todas ellas seguras y rápidas, para arrancar tu vehículo y poder solucionar por tus propios medios una de las averías más clásicas.

Lo primero será, obviamente, contar con unas pinzas de óptima calidad, tanto en su cableado interior como en su revestimiento exterior. Lo segundo será contar con una batería externa que te haga de fuente de alimentación. Esta puede ser la de otro vehículo o una batería de arranque que puedes encontrar en el mercado, siempre y cuando tengan la misma tensión que la batería que se te ha descargado.

Ten más en cuenta este aspecto cuanto más moderno sea tu coche, ya que la evolución de la mecánica, en la que ahora cuenta con una gran importancia la electrónica, hace que una variación de tensión en el sistema eléctrico del vehículo pueda ser crítico para algunos elementos imprescindibles en su funcionamiento.

¿Cómo cargar la batería de tu coche usando otro coche?

En caso de realizar la operación con la batería de otro coche, tienes que colocar los dos vehículos uno junto al otro para que lleguen los cables de las pinzas correctamente, pero sin tocarse entre ellos, especialmente las carrocerías metálicas. A continuación, y antes de empezar a colocar las pinzas, arranca el coche que tenga la batería en buen estado.

batería, pinzas para el coche

El siguiente paso es poner las pinzas. Pero presta atención al siguiente orden a la hora de hacerlo, para evitar cortocircuitos. Primero conectas el polo positivo de la batería cargada, luego el positivo de la batería descargada, a continuación el negativo de la batería cargada y, por último, el negativo de la batería descargada.

Lo ideal, una vez conectados los cuatro bornes mediante las pinzas, es que el vehículo con la batería cargada sea acelerado hasta, al menos, 2500 revoluciones por minuto, de manera que el alternador garantice su recarga. Has de esperar unos 10 segundos antes de darle al arranque del coche con la batería descargada. Tu coche tendría que arrancar ya sin problemas.

Antes de ponerte en marcha, lógicamente, debes desenganchar las pinzas, con cuidado de que no se toquen entre ellas, ya que podrían producir un desagradable chispazo, y en orden inverso al de su colocación. Lo mejor será, una vez desconectadas, y con cada pinza en una mano, tocar con la parte metálica el suelo, ya que al ‘hacer tierra’ quedarán descargadas de energía y podrás guardarlas de nuevo con tranquilidad.

Como hemos visto, quedarse sin batería no debe convertirse en un problema que arruine tu viaje. Se trata de un problema que puede aparecer con cierta frecuencia en invierno, ya que las baterías con cierto desgaste sufren mucho más con la llegada del frío. Sin embargo, si tenemos la precaución de llevar entre nuestras herramientas unas pinzas de arranque o, incluso, una batería portátil, podremos salir del paso sin mayor problema en apenas unos minutos y poder conducir por nuestros propios medios hasta el taller más cercano para averiguar el motivo real por el que la batería quedó descargada. Esto puede deberse a un fallo del alternador, un descuido por nuestra parte o simplemente a que la vida útil de la batería ha llegado a su fin.