Carnaval de Badajoz: ruta por la comarca de Tentudía

En es esta ruta te enseñamos el carnaval de Badajoz y la comarca de Tentudía. Descúbrela con David Escribano y Goodyear

La provincia de Badajoz – junto con toda Extremadura – se encuentra entre los lugares de España más subestimados desde el punto de vista turístico. Pueblos monumentales, una gastronomía de órdago, bonitos paisajes y estupendas gentes quedan en un segundo plano en un país que vive básicamente del turismo y en el que la competencia en este mercado es realmente feroz. Un ejemplo de ello es el Carnaval de Badajoz.

    38.879452-6.970654

    El Carnaval de Badajoz: origen y citas imprescindibles

    El Carnaval de Badajoz, siempre a la sombra de otros como el de Tenerife o Cádiz, es uno de los mejores de España. El nivel de compromiso de los pacenses con él no es comparable a ninguna otra ciudad española y no verás a un solo ciudadano sin disfrazar en los días fuertes del Carnaval.

    Murgas y comparsas toman las calles del bello casco histórico de Badajoz y la zona de Santa Marina, desde el pregón del Viernes de Carnaval hasta el Entierro de la Sardina. Concursos de disfraces y de murgas, desfiles, carrozas, bailes y música conforman el menú de la que es una de las más grandes fiestas de toda Extremadura.

    Si quieres disfrutar del Carnaval de Badajoz este año 2018, tendrás que estar en la ciudad entre el 9 y 13 de febrero. Atentos a los platos más tradicionales de carnaval pero también a uno de los carnavales más representativos de la Península. Declarado de Interés Turístico Nacional y de Interés Turístico Regional, las calles de Badajoz se llenan para celebrar una de sus fiestas más significativas. La tradición sitúa el origen de fiestas de Carnavales en la ciudad en el siglo XIX y XX. Entonces ya era una fiesta popular con bailes de máscaras de las distintas Sociedades de la época como el Casino de Badajoz, el Liceo de Artesanos, el Círculo Obrero, y también en lugares públicos como el López de Ayala o el Paseo de San Francisco.

    Monesterio

    La fiesta de las Candelas, la quema de la “marimanta” y “La Tamborada” dan inicio a las celebraciones que se repiten en las calles de la ciudad. Entre las citas fundamentales que no debes perderte: el Viernes de Carnaval tiene lugar el desfile de comparsas infantiles en el que las “promesas del carnaval” recorren las calles del centro de la ciudad con sus batucadas y coreografías hasta la Plaza de España donde se congregan miles de personas para presenciar “el pregón” y el Sábado de Carnaval es la noche más multitudinaria con concurso popular de disfraces y participantes con ganas de divertirse venidos de las poblaciones cercanas y de Portugal.

    Pero decir que Badajoz es solo su Carnaval es como afirmar que el Real Madrid es solo Cristiano Ronaldo o el Barcelona es solo Messi. Badajoz es una provincia con un gran número de atractivos para el viajero, y aquí os dejo algunos que he conocido de primera mano. ¡Bienvenidos/as a esta ruta por la provincia de Badajoz!

    Ruta por Badajoz: el jamón ibérico en Monesterio

    En la Sierra de Tentudía encontrarás una pequeña localidad, de menos de 5.000 habitantes, llamada Monesterio. Allí se halla el Museo del Jamón Ibérico. Así, como suena. Te aseguro que salivarás constantemente mientras aprendes todos los secretos del jamón ibérico: desde la importancia de la dehesa en la que se cría el cerdo ibérico al aire libre, hasta el proceso de elaboración del manjar, pasando por todas las tradiciones y viejas costumbres que rodean al mundo del jamón ibérico.

    Las dehesas extremeñas en buggy

    Y si quieres ver sobre el terreno todo lo aprendido en el Museo del Jamón Ibérico, no hay mejor manera de hacerlo que recorriendo en un buggy las dehesas donde viven tranquilamente los cerdos ibéricos. Yo contraté los servicios de la empresa Xtrema Buggy y la verdad es que fue una experiencia única. El paisaje de la dehesa al atardecer es bucólico. Árboles desperdigados aquí y allá y las piaras de cerdos, robustos y grises, alimentándose sin preocupaciones.

    Lo cierto es que rompimos un poco su tranquilidad vespertina, pero conducir un buggy es algo tan divertido que no puedes evitar salirte de los caminos y probarlo campo a través.

    La Jayona

    La Capilla Sixtina extremeña

    Tras dejar el jamón de lado e intentar abstraernos de lo terrenal, viajamos al municipio de Fuente del Arco para visitar la ermita de Nuestra Señora del Ara. Ubicada en las estribaciones de Sierra Morena, fue construida a finales del siglo XIV en una mezcla de estilos. La arquería de su fachada sur tiene rasgos mudéjares, fundiéndose con las columnas romanas que encontrarás en la puerta de acceso a la iglesia.

    La ermita tiene tan solo una nave que se halla rematada por una bóveda de cañón decorada con preciosas pinturas religiosas. Nada menos que 26 frescos que representan imágenes del Génesis. Unas auténticas joyas.

    Su verde y tranquilo entorno natural es otra de las razones para desviarse a visitar esta especie de Capilla Sixtina extremeña. Además, la entrada es gratuita.

    La Mina de La Jayona: joya natural

    También muy cerca de Fuente del Arco – unos 4,5 km al sur – se encuentra la mina de La Jayona, lugar que esconde una historia más que curiosa… Y con final feliz. Durante el primer cuarto del siglo XX, La Jayona fue una mina de la que se extraía hierro, oculto bajo su roca caliza. Fue hasta 1921, cuando se decretó su cierre. Hasta entonces, unos 500 mineros habían extraído unas 270.000 toneladas de hierro de unas galerías estructuradas en cuatro grandes niveles.

    Se dice que fueron los romanos los primeros en extraer hierro de La Jayona y que la forma de transportarlo apenas había cambiado en los albores de la industrialización. Y es que a principios de siglo XX aún se usaban burros para ello, cambiando después al uso del funicular. Todas estas curiosidades y alguna más la podrás aprender en el pequeño museo de la mina y con las explicaciones de los fantásticos guías que te acompañan en la exploración (hay tres visitas guiadas al día y son gratuitas). Tras el cierre de la mina, la naturaleza reclamó lo que era suyo y hoy en día la zona se ha convertido en un auténtico vergel, siendo declarada monumento natural en 1997.

    Llerena

    Llerena: 300 años de esplendor

    La pequeña localidad de Llerena, que apenas rebasa los 6.000 habitantes, es monumental. Hoy en día, Llerena es una ciudad adormecida, pero todo fue muy diferente entre los siglos XIV y XVII, su época dorada. Los Grandes Maestres de la Orden de Santiago trasladaron su residencia habitual a Llerena y así comenzaron los 300 años de esplendor. Un gran número de órdenes religiosas llegaron a la ciudad (llegaron a coexistir hasta 11 a la vez) y, algo más tarde, el tribunal de la Santa Inquisición.

    Llerena se convirtió en un gran centro de poder religioso, pero también político y económico. Se construyeron conventos, monasterios, iglesias, casonas, palacios, etc. Pero no sería el patrimonio cristiano el único que admiraríamos en la ciudad.

    Y es que antes de la Reconquista, Llerena era un importante bastión árabe. El arte mudéjar aún se aprecia en distintos edificios de la ciudad, como en la Plaza de España, centro neurálgico de la urbe. La plaza es porticada, de estilo mudéjar, y a ella se asoma la iglesia de Nuestra Señora de Granada y el Ayuntamiento.

    Otros lugares de interés que puedes visitar en Llerena son: la Parroquia de Santiago Apóstol (fundada por el último Gran Maestre de la Orden de Santiago, don Alonso de Cárdenas, a finales del siglo XV), la biblioteca pública de Llerena (alojada en la capilla del antiguo Hospital de San Juan de Dios, del siglo XVIII, y cuyas catacumbas tienen centenares de restos humanos), el convento de Santa Clara, la capilla del licenciado Zapata, la capilla del Prior, el Colegio Jesuita, el Palacio de los Zapata y el Palacio Episcopal, entre otros.

    No te pierdas esta joya en la que llegaron a convivir las tres religiones mayoritarias en armonía, aupando a Llerena al honor de ser la segunda ciudad más importante de Extremadura, solo por detrás de Badajoz.

    Tradición, cultura, carnaval, riqueza paisajística, valor patrimonial, historia… Sin duda, próxima escapada: Badajoz y la comarca de Tentudía. ¡Imprescindible!

    The following two tabs change content below.
    David Escribano de
    David Escribano es un redactor de viajes freelance que trabajó durante años en fondos de inversión antes de descubrir su verdadera vocación. Ha realizado viajes de larga duración por los cinco continentes, contándolo en Viajablog desde el 2007. Colaborador habitual en Skyscanner y Rumbo y ocasional en Ocholeguas, se declara como un enamorado de África y los viajes improvisados