El cárter del coche: ¿qué es y qué función tiene?

2 octubre | 2019 | Goodyear

¿Sabes realmente qué es el cárter del coche? No te pierdas la explicación en detalle sobre una de las partes más importante del motor

¿Quién no ha hablado alguna vez del cárter sin conocer exactamente su funcionamiento? Pero, ¿sabes realmente qué es el cárter del coche? No te pierdas la explicación en detalle sobre una de las partes más importante del motor.

¿Qué es el cárter y para qué sirve?

El cárter es una de las partes más conocidas del coche y no es para menos, ya que su función es muy importante. Es el lugar donde se recoge el aceite encargado de lubricar el motor, razón por la que suele tener forma de bañera y va anclado en la parte inferior del motor, justo por debajo del cigüeñal, las bielas y los pistones, piezas fundamentales de cualquier vehículo.

La función del cárter es recoger el aceite que lubrica el motor y que va cayendo desde la parte superior. Además, este aceite que cae en el cárter es llevado de nuevo al motor mediante la bomba de aceite. Este ciclo se repite constantemente: el aceite cae al cárter, se vuelve a llevar a la parte superior del motor y vuelve a lubricar el propulsor.

El cárter tiene un diseño sencillo y su interior está diseñado para facilitar la recogida de aceite y el suministro del mismo a la parte superior del motor. Esto es muy importante para que la bomba de aceite pueda absorber la cantidad de lubricante necesaria para el motor de nuestro coche.

En la parte inferior del cárter se encuentra la bomba de aceite y está ahí para que pueda recoger la máxima cantidad de lubricante. En el caso de que el aceite escasee estaremos poniendo el motor del coche en un gran riesgo: puede griparse. Esto significa que algunos componente se bloquean y provoca una de las averías más caras en cualquier vehículo.

El diseño del cárter es vital para el perfecto suministro de aceite en momentos como curvas pronunciadas donde el vehículo genera fuerzas G de presión. Un buen diseño no debe permitir irregularidades en el suministro de aceite al motor.

En coches deportivos o de competición donde hay una conducción violenta se opta por equiparles con la tipología de cárter seco.

Cárter

Las partes del cárter

El cárter se compone de diversos componentes:

Cárter superior

También es conocido como el cárter del cigüeñal. Esta parte del cárter debe ser muy rígida ya que esta zona recibe muchas vibraciones y presión por el movimiento del motor. La calidad de los materiales son fundamentales para su correcto funcionamiento.

Cárter inferior

Es también llamado cárter de aceite y se encuentra atornillado al cárter superior. Ésta es la parte que tiene forma de bañera, tal y como explicábamos. Entre ambas partes hay una junta que garantiza la estanqueidad para que no se filtre el aceite.

Junta y tornillo del cárter

La junta es la pieza que asegura la hermeticidad del cárter, fundamental para que no haya pérdida de lubricante. Además, está el tornillo por donde se vacía el aceite del motor antes de cambiarlo. Este tornillo ha de revisarse de vez en cuando porque los vehículos suelen tener pérdidas por ese lugar.

Cubre cárter

Es el paragolpes del cárter, la protección ante cualquier impacto que pueda sufrir el motor en los bajos del vehículo. Suele ser una pieza fabricada en fibra, plástico o metal.

El cárter seco

Es el tipo de cárter que montan los coches que tienen grandes inercias en curvas debido a grandes velocidades, curvas y frenadas fuertes. Funciona acumulando el aceite en un tanque aparte, en lugar de hacerlo en el cárter. De esta forma, se evita que el lubricante se mueva gracias a unas placas deflectoras. La bomba de aceite aspirará todo el aceite que caiga en el cárter con más fuerza de la que lo introduce en el motor.

Al estar aspirando con tanta fuerza, también aspira aire en el cárter. El aire es eliminado por medio de un separador ciclónico, una especie de embudo que produce un torbellino con el aceite en el exterior y el aire en el interior.

Posibles averías en el cárter

Hay que tener mucho cuidado con algunas de las averías que se producen en el cárter, ya que pueden provocar importantes problemas en el vehículo.

Fisuras

Es posiblemente la avería más común. La fisura o rotura es debida normalmente a un golpe produciéndose pérdida de lubricante en el motor. Cuando esto sucede, hay que cambiar el cárter entero por otro nuevo.

Aumento de presión

Es otra de las posibles averías tanto en motores de gasoil como de gasolina. Este percance puede estar originado por otras partes del motor. Con la temperatura que alcanza el lubricante, se crean vapores que si no se controlan pueden aumentar nocivamente la presión dentro del cárter, provocando por ejemplo la pérdida de estanqueidad.

¿Qué hacer si el cárter de tu coche se rompe?

Si el cárter se estropea habrá que cambiarlo entero, una tarea que debe recaer en un profesional. Aunque no es una tarea complicada, hay detalles que no podemos pasar por alto como apretar los tornillos con el par recomendado por el fabricante para evitar deformaciones en el propio cárter y que no haya fugas de aceite. El precio de su sustitución está entre los 200 y los 500 euros aunque siempre puede variar en función de la marca del vehículo.

El cárter es una de las partes más importantes de cualquier vehículo y su funcionamiento es vital si queremos evitar problemas en el motor. Un correcto mantenimiento te ayudará a evitar averías.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan