La historia del cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad ha salvado muchas vidas, sin embargo, su invención es reciente. ¡Descubre su historia!

¿Quieres conocer la historia del cinturón de seguridad? Si tienes menos de 40 años, probablemente no puedas ni imaginar que los coches de hace unas décadas no contaban con ninguno de los sistemas de seguridad activa actuales. La tecnología de la que disfrutamos actualmente nos ayuda a garantizar nuestra seguridad al volante con elementos como la frenada automática, pero hace unos pocos años solamente contábamos con el cinturón de seguridad en los coches para protegernos. Eso sí, no podemos olvidar nunca que es el sistema de seguridad más efectivo que existe.

La evolución del cinturón de seguridad

 Los primeros cinturones de seguridad eran dispositivos de retención diseñados, sobre todo, para la comodidad de sus usuarios. Se crearon en 1885 para evitar que los pasajeros de los coches de caballos cayeran por el efecto del traqueteo de los baches.

Esta idea se adaptó en 1911 a los aviones. Benjamin Foulois usó los cinturones de seguridad para evitar que los pasajeros de un avión creado por los hermanos Wright cayeran por los vaivenes del viento.

El aumento de la venta de coches en la década de los años 40 y 50 hizo que también aumentarán los problemas en carretera. Los médicos empezaron a pedir sistemas de seguridad en los vehículos. De todos modos, tanto los fabricantes como los compradores de coches tenían la idea errónea de que un coche seguro no necesitaría de sistemas de protección. Sin duda, un concepto muy diferente del que podemos tener hoy en día.

Cinturón de seguridad

El pionero en aplicar los cinturones de seguridad a sus coches fue Preston Tucker. Aunque su compañía de coches quebró pronto, Nash y Ford recogieron su idea y la incorporaron a los coches que fabricaban de manera opcional en la década de los 50. Saab dio un paso más allá y fue el primero en ofrecer el cinturón de seguridad como un elemento de serie en sus automóviles.

El cinturón de tres puntos 

Nils Bohlin fue el ingeniero sueco que inventó el cinturón de seguridad de tres puntos. Es decir, el que conocemos actualmente. Basándose en un modelo anterior, Bohlin trabajaba para Volvo cuando en 1959 patentó un cinturón de seguridad que se podía enganchar con un simple movimiento de la mano. Este sistema sencillo y eficiente sujetaba la parte superior del cuerpo e impedía que los pasajeros pudieran escurrirse por debajo gracias a la cinta que se ajusta al pecho.

A partir de 1959, todos los Volvo empezaron a montarse con este sistema de seguridad y la compañía liberó gratuitamente la patente del cinturón de seguridad de tres puntos. De esta manera, toda la industria del automóvil podía hacer uso del cinturón de seguridad.

En la actualidad, los cinturones de seguridad han evolucionado aún más gracias a la tecnología ya que se montan, incluso, airbags en los propios cinturones. Pero, aunque parezca imposible, todavía seguimos necesitando campañas de seguridad creadas por la DGT para recordarnos que debemos seguir usando el cinturón de seguridad en cuanto nos subimos a un coche. Un problema que debemos superar, ya que toda la seguridad, sea activa o pasiva, de un automóvil se diseña a partir del uso de un cinturón de seguridad.