El coche más rápido del mundo: la carrera por la velocidad

Todas las grandes marcas luchan por tener el coche más rápido del mundo pero, ¿quién se llevará el gato al agua este año?

Cada vez más rápidos. 2017 ya tiene coche más rápido del mundo: un récord oficial, aunque tememos, que efímero. De la misma forma que nos hemos interesado por los coches más caros, hoy repasamos los coches más rápidos del mundo y los que vendrán a robarle el título.

El Koenigsegg Agera RS es el coche más rápido del mundo tras alcanzar los 447,2 km/h. Los 447,2 km/h pulverizan el anterior récord, en poder del Hennessey Venom GT con 435,31 km/h (conseguido, a diferencia del Koenigsegg o del Veyron Super Sport, en una única pasada en un solo sentido). Certificado por el Guiness World Records, el Koenigsegg Agera RS es el coche de producción más rápido del mundo.

El récord de Koenigsegg Agera RS llega tras una prueba en circuito cerrado en Pahrump, Nevada con un resultado de 457,49 km/h en el caso del recorrido noroeste de ida y de 436,44 km/h en el recorrido de vuelta o sureste, con el piloto Niklas Lilja al volante. Además, ha superado el récord de aceleración, al completar 0-400-0 km/h en 33,29 segundos, superando el tiempo anterior de 36,44 segundos establecido por el mismo vehículo en Dinamarca en octubre de 2017, que a su vez eclipsó el anterior récord de 0-400-0 establecido por el Bugatti Chiron en septiembre de 2017 en casi 6 segundos.

El Koenigsegg Agera RS es un superdeportivo de fabricación artesanal (sólo saldrán al mercado unas 25 unidades) propulsado por un motor 5.0 V8 biturbo de 1.376 caballos. Dispone de caja de cambios automática de siete velocidades y su peso total es de 1.295 kilogramos debido a su monocasco de fibra de carbono. Cuenta además con suspensión de triángulo en ambos ejes, amortiguadores regulables y discos de frenos cerámicos y ventilados.


Quienes ya han manifestado su intención de quitarle el récord del coche más rápido del mundo al Koenigsegg Agera RS son dos grandes marcas de la automoción: Bugatti con su nuevo Chiron y Hennessey con el renovado Venom F5 y sus anunciados 484 km/hora. La previsión inicial es que el Venom F5 se presente a finales de año. Todos los ojos están pendientes sobre el fabricantes tejano y más ahora, después del récord del Koenigsegg Agera RS. Como curiosidad, el nombre de F5 viene de la máxima escala de velocidad de los tornados (en el caso de los F5, entre 420 y 512 km/h). ¿Cumplirá con sus pretensiones iniciales?

Por su parte, Bugatti ha comunicado de forma oficial que comenzará a trabajar en el desarrollo del sucesor del Bugatti Chiron a partir del año 2019 y que el nuevo superdeportivo de la marca podría llegar al mercado en 2022. El sustituto del Bugatti Chiron tendrá un motor eléctrico con una aceleración de 0 a 400 km/h en solo 32,6 segundos.

Tesla Roadster, el coche eléctrico más rápido del mundo

A la lucha por el podium también se une Tesla Roadster, el coche eléctrico más rápido del mundo. La segunda generación del Roadster californiano ofrece mayor autonomía (1.000 kilómetros), mayor velocidad punta (400 km/hora) y mayor precio (200.000 dólares). Elon Musk viene de presentar su último Tesla con una batería de 200 kWh, que promete una autonomía de casi 1.000 kilómetros (620 millas 998 km). De 0 a 60 mph (96 km/h) en 1,9 segundos y 160 km/hora en 4,2 segundos. Es el único superdeportivo que ofrece un rendimiento récord y espacio para cuatro pasajeros (2+2, aunque los asientos traseros son casi testimoniales). Tesla tiene previsto comenzar la fabricación del Roadster en 2020. ¿El precio final? 200.000 dólares, aunque los primeros 1.000 ejemplares corresponderán a la Founders Series, a 250.000 dólares la unidad.

En el sector de la automoción, la lucha por ser el primero es atroz. De la misma forma que los grandes fabricantes compiten en el terreno de la conducción autónoma, uno de los retos del sector, la competición se hace también peliguada en el ámbito del coche más rápido. Todo apunta que 2018 llegará para destronar al