Coches autónomos: respondemos las preguntas más frecuentes

Respondemos a las preguntas más frecuentes: cómo funcionan, cuándo estarán en circulación, si son seguros ¡infórmate!

La conducción autónoma es el futuro. El 58% de los conductores es partidario de usar un coche autónomo, según World Economic Forum. En España, un estudio desarrollado por Goodyear, en colaboración con la London School of Economics and Political Science (LSE), establece que un 34% de la población se sentiría cómoda con la idea de compartir carretera con coches autónomos. Con una aceptación, en principio, tan elevada nos planteamos: qué sabemos en realidad de los coches autónomos. Respondemos a las preguntas frecuentes y buscamos respuestas a las principales dudas.

¿Cómo funciona un coche autónomo?

La lucha por alcanzar el más alto nivel tecnológico en el desarrollo de coches autónomos es una batalla entre fabricantes, pero la base tecnológica es común. Todos los coches autónomos reconocen la carretera y el entorno a través de sus sensores y sistemas de mapeados en 3D cámaras y radares LIDAR (una tecnología que usa láseres en lugar de ondas de radio para construir una imagen tridimensional del paisaje circundante). Cómo procesar y analizar la información en tiempo real y responder a los inputs de la carretera es la lucha en la que se encuentran todos los fabricantes: ser el primero en resolver los algoritmos y el mejor para garantizar la movilidad autónoma de sus usuarios. Toda la información que recaba el coche autónomo es procesada por un ordenador que genera 1 terabyte de información a la hora. Civil Maps ha publicado un vídeo en el que muestra cómo “ve” un coche autónomo.

Coche autónomo

¿Se necesita carné para un coche autónomo?

De los 5 niveles de conducción autónoma sólo en el nivel 5 el automóvil realiza todas las funciones de manera autónoma e incluso puede reaccionar ante los imprevistos. En todos los anteriores la presencia del conductor es necesaria en caso de imprevistos. Teniendo en cuenta esto, es de sentido común que se necesite carné de conducir para circular con un coche autónomo. En EE.UU se ha aprobado la primera ley que tiene en cuenta la conducción autónoma y que parece será el modelo a aplicar en otros países. La normativa establece que siempre deberá haber una persona en el asiento del piloto y será necesario un permiso de conducir especial para el que se realizará un curso y prácticas.

¿Los coches autónomos son realmente autónomos?

Elon Musk en su empeño de ser el primero anunció que sus sistema Autopilot estará listo el próximo año, antes que el coche de Google. Sería la consecución real de capacidades de autonomía hasta nivel SAE 4. Hoy día el Autopilot cuenta con certificación SAE 2. Para eso es necesario un desarrollo específico en software y hardware que pasa incluso por un mayor poder de procesamiento y una segunda GPU. Por eso aunque Tesla haya vendido a Autopilot como un piloto automático, con capacidades de coche autónomo, la presencia del conductor sigue siendo imprescindible y la consciencia en la conducción una recomendación de la propia empresa. El conductor no solo debe mantener la atención en la carretera, sino también las manos en el volante para ser plenamente consciente de las variaciones de tráfico o las incidencias en carretera y tomar el control de ser necesario.

Mapa del coche autónomo

¿Cuál es la fecha para la implementación de los coches autónomos?

Según la clasificación SAE, cuyos estándares de clasificación son los más extendidos entre fabricantes, que un coche sea capaz de acelerar, frenar o girar no implica que el conductor deje de ser necesario. En un coche con nivel 3 de conducción automatizada, que realiza todas las tareas de la conducción y reacciona ante situaciones en carretera, el conductor sigue siendo necesario ante posibles eventualidades. Los fabricantes establecen el umbral de 2020 a 2025 para la consecución de modelos con los sistemas de conducción automatizada más altos.

¿Los coches autónomos son seguros?

En fase beta, de pruebas, Volkswagen, Mercedes Benz, Waymo, Delphi Automotive, Tesla, Robert Bosch y Nissan han presentado informes de error sobre la evolución de sus proyectos de conducción autónoma. Google, que cuenta con el menor ratio de fallos, en 2016 realizó más de un millón de kilómetros de pruebas y ha reducido su índice de intervenciones de 0,80 por cada 1.600 km en 2015 a 0,20 por cada 1.000 millas en 2016. En marzo del pasado año, Uber paralizó su programa de coches autónomos después de que uno de sus vehículos se viera involucrado en un accidente en Arizona. También se produjo el primer accidente mortal del Tesla Autopilot. El informe preliminar ha determinado que el sistema automático del coche no pudo adelantarse a la maniobra del conductor ni evitar la colisión. Como respuesta a las incidencias que se producen, los ingenieros de Waymo han anunciado un sistema que ablanda la carrocería del coche autónomo de Google en caso de colisión o atropello.
Más allá de la seguridad en carretera, otra de las preocupaciones de los fabricantes es la seguridad contra hackers. La vulnerabilidad de los sistemas de navegación es el reto tecnológico de los vehículos autónomos. Por eso las marcas se esfuerzan en responder a posibles ataques y evitar situaciones como las de Chrysler que fue atacado por dos hackers que tomaron el control de un Jeep Cherokee mediante un ordenador. Por eso, Audi ha puesto a los hackers de su parte y ha contratado a varios para buscar vulnerabilidades en sus sistemas.

¿Qué está haciendo el sector automovilístico?

Los salones del automóvil del 2018 vienen cargados con nuevos modelos de coches autónomos. Los grandes fabricantes llevan tiempo tomando posiciones en un mercado que no tienen seguro puesto que las innovaciones se suceden y todos luchan por tener el control total sobre la nueva tecnología. El coche de Google y todas las polémicas e informaciones que se generan a su alrededor son un buen ejemplo de la expectación que los coches autónomos generan. Dicen que será el primer coche autónomo con el nivel más alto de automatización según la clasificación SAE. La fecha de implementación prevista es 2020. Mientras, el resto de fabricantes siguen trabajando en una tecnología que mejore el nivel de autonomía actual. General Motors y Smart se centran en el transporte colectivo. El primero tiene como objetivo crear Chevrolet Bolt EV autónomos en 2018 para el servicio de transporte compartido Lyft, que opera en Estados Unidos y Smart está desarrollando un prototipo para su servicio Car2Go, presente en ciudades como Berlín o Madrid. Lo mismo que Rinspeed Snap que verá la luz en el CES Las Vegas 2018. ¿Y qué pasa con el Aicon de Audi que se presentó en el último salón del automóvil de Frankfurt? Aicon es un prototipo que posee el grado de conducción automatizada de nivel 5. No necesitará volante ni tampoco cinturones de seguridad, es el nivel máximo de autonomía y por ahora sólo un prototipo.

¿Qué se hace en España?

Mobileye y la Dirección General de Tráfico vienen de firmar un acuerdo para mejorar la seguridad vial. La empresa que pertenece a Intel es experta en Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS) y conducción autónoma. El objetivo de la alianza es reducir los accidentes de tráfico y preparar infraestructuras y normativa para la circulación de vehículos autónomos. Según un estudio de la DGT, la incorporación de coches autónomos a la flota de vehículos que circulan las carreteras españolas podría haber reducido en 4.000 los atropellos anuales, reduciría un 54% los accidentes por colisión frontal y podría haber evitado 19.000 siniestros relacionados con salidas involuntarias de carril.

¿Son estas las 7 preguntas más frecuentes sobre coches autónomos o hemos dejado alguna incertidumbre sin responder? El futuro se acerca con novedades tecnológicas y soluciones de movilidad para las que el sector automovilístico busca formas de aplicación. En la carrera por el coche autónomo, ¿quién será el primero en alcanzar el mayor nivel de autonomía?