Coches de oro: cochazos de lujo que no podrás dejar de mirar

No podrás dejar de admirar los coches de oro más caros del mundo. Coches de lujo bañados en oro y con piedras preciosas

La máxima expresión del lujo y la excentricidad. Un coche de oro. Lo que podría parecer un exceso propio de una película de James Bond es más real de lo que crees. No hay uno ni dos, sino varios ejemplares de coches de oro rodando por las carreteras del lujo en el mundo. Un lujo, sin duda, al alcance de muy pocos. Conoce con Goodyear los coches de oro que no podrás dejar de admirar.

Hasta cuatro coches de oro acumula el saudí Turki bin Abdullah en su colección privada de vehículos de lujo. Toda una flota de superdeportivos con un denominador común: su carrocería de oro. Con un valor estimado de más de 1,6 millones de euros, según el Daily Telegraph, entre sus posesiones destacan supercoches como el Lamborghini Aventador, el 6×6 Mercedes G63, el Rolls Royce Phantom y el Bentley Flying Spur. Todos bañados en oro.

La versión dos puertas del Rolls-Royce Phantom Coupe, con motor de 6,75 litros y una velocidad punta de 250 km/h es una de las joyas de la colección de Abdullah. Su precio ronda los 430.000 euros, por debajo de los 450.000 euros del Lamborghini Aventador SuperVeloce de oro, con un motor V12 de 6,5 litros que acelera de 0 a 100 km/h en apenas 2,7 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h. El Bentley Flying Spur de 270.000 euros y velocidad punta de 300 kilómetros hora y el todoterreno Mercedes G63 AMG, de 500.000 dólares, completan la flota de coches de oro del millonario saudí.

Abdullah no es el único que ha mostrado su gusto por el lujo y el exceso. El boxeador iraquí Riyadh Al Azzawi es otro de los flamantes propietarios de un coche bañado en oro. exactamente de un Ferrari 458 Spider, cuyo coste normal supera los 330.000 dólares. El baño de oro extra aumenta en casi 7.000 dólares el precio final de esta joya automovilística. De oro y diamantes son las 25 unidades fabricadas en 2016 del Koenigsegg Agera RS Naraya. Una auténtica excentricidad con diamantes en interior y baño de oro en el exterior. Para su fabricación, un artesano italiano trabajó durante dos semanas, a razón de doce horas diarias y seis días a la semana, para integrar el oro en la carrocería de carbono de forma manual. El Naraya mantiene el motor V8 biturbo de 1.160 caballos que mantienen a la marca en el ránking de los coches más potentes del mundo. En este caso, sus 400 km/h de velocidad máxima y su capacidad de aceleración 0 a 100 km/h en 2,8 segundos no dejan lugar a duda de la capacidad de su motor.

De oro y diamantes

Dubái es el país de las excentricidades y el lugar por donde circulan con normalidad algunos de los coches más caros del mundo. En 2013, Dubái acogió la subasta de un Lamborghini Aventador hecho de oro macizo y platino con incrustaciones de piedras preciosas y miles de diamantes. Se trataba de una réplica a escala 1:08 valorada en 5,5 millones de euros expuesta en el Gran Atrio del Dubái Mall. El coche, construido en Alemania por Robert Wilhelm Gulpen, creador de modelos de vehículos de lujo artesanales, tenía 700 piedras preciosas tejidas en la tela de cada asiento. Toda una joya, a escala.

Cochazos todo ellos de lujo. Por prestaciones, motor, acabado y, sobre todo, por el baño extra de oro que hacen que sus carrocerías brillen como ningún otro vehículo en el mundo. Lujo y ostentaciones fuera del alcance del común de los mortales, coches de oro que acumulan ceros en su factura y que completan un ránking de “mirar y no comprar”.

Cochazos de lujo que no podrás dejar de mirar

  • Rolls-Royce Phantom Coupe
  • Lamborghini Aventador SuperVeloce
  • Bentley Flying Spur
  • Todoterreno Mercedes G63 AMG
  • Ferrari 458 Spider
  • Koenigsegg Agera RS Naraya
  • Lamborghini Aventador