Los coches de Rush

En Goodyear te mostramos los mejores coches de Rush, historia y anécdotas que debes saber. ¡Revive esta competición!

No hay ninguna duda de que Rush es una de las mejores películas de coches. No falta en ningún ranking de mejores secuencias de velocidad o de mejores films de Fórmula 1. Es además un fiel reflejo de un momento aciago de la competición que todos los aficionados y amantes del motor recordamos con pesar. Pero, ¿qué más sabes de Rush? En Goodyear te presentamos los mejores coches de Rush y todas las anécdotas que debes saber.

Rush: historia y personajes

Rush lleva la firma del director John Howard. El cineasta nos ofrece su visión sobre el duelo real entre Niki Lauda y James Hunt por el título mundial de F1 en 1976. Las comparaciones, siempre odiosas, no tardaron en aparecer en el estreno de la película en 2013. Y es que muchos críticos veían paralelismos con el Grand Prix de John Frankenheimer, 1966, uno de los films clásicos de competición. Pero lo cierto es que ambos proyectos sólo comparten un escenario común: los circuitos de competición de Fórmula 1. Mientras Howard se centra en la rivalidad entre los dos pilotos y la historia humana de ambición deportiva y superación, Frankenheimer ponía el foco en la competición en sí.

El enfrentamiento entre Niki Lauda y James Hunt era historia antigua en el paddock de F1 remontándose a la estancia de ambos pilotos en la F3. Caracteres diferentes y presiones competitivas durante años son el caldo de cultivo de la película protagonizada por Daniel Brühl y Chris Hemsworth.

La competición: Lauda vs Hunt

Trepidante. La temporada 1976 de Fórmula 1 fue trepidante. Comienza con Lauda dominando las dos primeras carreras en Interlagos, Brasil y Kyalami, Sudáfrica. Hunt gana el Gran Premio de España, pero es descalificado después de la carrera cuando los comisarios inspeccionan su coche. En el Gran Premio de Gran Bretaña, Hunt gana por segunda vez desde que Jim Clark lo hizo desde 1964, dejando a Lauda en segundo lugar como lo hizo en España, al tiempo que se hace pública que la descalificación en España es revocada, restableciendo los puntos que había perdido el británico y poniéndole de nuevo en lucha por el campeonato.

Pero el punto culmen de la película es la tercera vuelta del GP Premio de Alemania, cuando, en medio de una carrera lluviosa, un brazo de la suspensión del coche de Lauda se rompe, haciéndole perder el control para acabar chocando violentamente contra una barrera. El resultado es el que todos sabemos ya, quemaduras de tercer grado en la cabeza y una peligrosa inhalación de humos tóxicos. En contra de las órdenes su médico, 42 días después del grave accidente, Niki Lauda se pone de nuevo al volante de su Ferrari en el Gran Premio de Italia donde queda de cuarto mientras Hunt tiene que retirarse por problemas en el motor.

De nuevo la lluvia. El Gran Premio de Japón es el punto y final de la competición pero no de la historia entre ambos pilotos. Al final de la segunda vuelta, Lauda vuelve a boxes y se retira dando la victoria a Hunt. Lauda y Hunt seguirán vidas separadas profesionalmente y personalmente. El primero se hará con el campeonato al año siguiente y en 1984 y Hunt sólo ganará 3 carreras mientras sus excesos ocupan portadas y los corrillos de la F1. Ambos pilotos se admiraban y respetaban, pese a sus diferencias en pista.

Coches y rodaje de Rush

El realismo y la fidelidad a los hechos y la época preside Rush. Por eso, el rodaje se realizó en el antiguo aeródromo de la Segunda Guerra Mundial de Blackbushe pero principalmente en los circuitos británicos Snetterton Motor Racing Circuit y Cadwell Park. Algunas escenas fueron también rodadas en el circuito de Nürburgring, en Alemania.

Los coches de Rush también son auténticos, propiedad de coleccionistas y museos o de las propias marcas. Entre los monoplazas de Fórmula 1 que comparten protagonismo en la película con los pilotos, es imposible no admirar el Ferrari 312 T2, el McLaren M23, el Lotus 77 John Player Special o el Tyrel P34 de seis ruedas.

Con un centro de gravedad más bajo y mayor estabilidad en las curvas debido a la configuración de los cilindros opuestos, el Ferrari 312T, diseñado por el ingeniero de la marca italiana Mauro Forghieri, participó en los Grandes Premios de 1975, ganando el campeonato mundial de constructores y de pilotos. Cuenta con motor de 3 litros y 12 cilindros opuestos con una potencia de 500 CV.

Lauda Ferrari

Foto: https://commons.wikimedia.org/wiki/User:Spurzem

El monoplaza de F1 McLaren M23 fue bautizado en carrera en 1973, marcando la pole position con Denny Hulme en su primera participación. Un desarrollo mejorado para 1975 (la novedosa, en la época, caja de cambios de 6 velocidades) ayudó a Fittipaldi y a McLaren a alcanzar el segundo lugar en el Mundial de pilotos y constructores detrás de Niki Lauda.

El Lotus 77 era un coche de carreras de Fórmula 1 diseñado por Colin Chapman, Geoff Aldridge y Martin Ogilvie para la temporada del 76. El automóvil, con un monocasco más ligero, fue la propuesta de la marca después del fracaso del Lotus 76 y la obsolescencia del Lotus 72 en 1975.

El Tyrrell de seis ruedas no era un modelo de 1976 sino de 1977, pero se reconstruyó una carrocería del 76 para que fuese fiel. A pesar de que el Tyrrell P34 es el más conocido monoplaza de seis ruedas de la F1, no fue el único. Las escuderías March Engineering y Williams construyeron chasis experimentales de seis ruedas.

Mención especial, fuera de las pistas de carrera, dedicaremos al coche de asistencia en Nürburgring, un Porsche 911 con motor 2.4 y al motor home de Nikki Lauda: Renault Estafette Escudería Ferrari de 54 caballos.

Con 30 millones de euros de presupuesto, la película utilizó algunas escenas reales en el montaje final, pero la gran mayoría de las secuencias fueron simuladas, entre ellas, el accidente de Lauda en Alemania. A los actores no se les permitió conducir monoplazas de Fórmula 1, sino que utilizan F3 recarrozados. Además, los verdaderos F1, conducidos por dobles durante la película, siguen compitiendo en el Campeonato FIA de F1 histórica.

Para recrear fielmente el carácter dispar de ambos protagonistas y las vicisitudes de carrera que pusieron a ambos pilotos al límite, la película Rush contó con Niki Lauda como asesor y la colaboración Alistair Caldwell, en aquella época team manager de McLaren. Una oda a la superación personal y profesional, Rush esconde las mejores anécdotas del mundo del motor y una selección de coches tan espectacular como representativa de los años 70.

Los coches de Rush

  • Ferrari 312 T2
  • McLaren M23
  • Lotus 77 John Player Special
  • Tyrel P34 de seis ruedas
  • Porsche 911 2.4 T
  • Renault Estafette Escudería Ferrari