Los coches de “The italian job”: ¿conoces estos clásicos?

Estos son los coches de ‘The italian job’, una de las mejores películas que se han rodado sobre automóviles ¡descúbrelos!

Entre las mejores películas de coches y acción de todos los tiempos, The Italian Job (1969) ocupa un lugar especial para los amantes de los coches clásicos. El filme que nos hizo creer que sólo era necesario un par de Austin Mini Cooper S de 1968 para vivir una trepidante aventura y robar con éxito un cargamento de oro con la elegancia británica que sólo Michael Caine destila. En realidad son tres los Austin Mini Cooper S de 1968, uno rojo, otro blanco y el último azul los coches que necesitas para una película de acción icónica. Eso sí, siempre colocados en el mismo orden (rojo, blanco y azul) simulando los colores de la bandera británica.

The Italian Job Mini

El Mini Cooper británico revolucionó la industria del motor. Eso es indiscutible y su incursión en la película dirigida por Peter Collison y protagonizada por Michael Caine en 1969 lo convirtió en actor de reparto de lujo. Concebido para el ahorro, con un motor transversal de 850 centímetros cúbicos, tracción delantera y suspensión independiente en las 4 ruedas, su ingeniería se sigue utilizando hasta el día de hoy. El primer Mini (1959) nació como un vehículo básico dentro del conglomerado de marcas pertenecientes a la BMC (Rover, Austin, Morris, MG, Leyland, Wolseley, Princess…) y se decidió que formase parte del catálogo de las más económicas: Austin y Morris. La única duda es saber si la mejor persecución vista en el cine pertenece los tres Austin Mini Cooper S huyendo por las calles de Turín. Según una encuesta realizada por la web británica Pearl and Dean, la respuesta es sí.

Los otros coches clásicos de The Italian Jobs

Pero hay vida después de los Mini. Tal vez sea el deportivo más espectacular de los años 60 por su estética y la revolucionaria ubicación de su V12 en posición transversal por delante del eje trasero. El Lamborghini Miura se convirtió en 1966 en un icono de la marca. Pero no fue hasta 1969 cuando salió en pantalla en la película “The Italian Job” robándole protagonismo al mismísimo Michael Cane. Con más de 50 años de vida, el Lamborghini Miura viene de celebrar en 2016 medio siglo de vida y lo hizo rodando por las carreteras por las que se filmaron las primeras escenas de “The Italian Job”. Sí, las míticas curvas del puerto de montaña alpino Gran San Bernardo. En ellas, un Miura P400 de color Arancio (naranja), del que se fabricaron 3 modelos, circula por la carretera nacional 27 que conecta el paso montañoso entre Italia y Suiza hasta que colisiona en uno de los túneles del lugar. Fueron necesarios tres días de rodaje para la que ya es una de las escenas míticas del cine.


¿Qué sabes del Lamborghini Miura? Nació en la lucha encarnizada de los años 60 entre Ferrari y Lamborghini por producir la joya automovilística de la década y acuñó el término de superdeportivos. El Miura (nombre vinculado a la ganadería de Eduardo Miura conocida por la bravura de sus toros) fue obra del Marcello Gandini que creó un diseño único que inspiraría a generaciones posteriores. Hablamos de sus característicos faros que 22 años después vimos en el Porsche 928. Con un motor V12 de 350 caballos de potencia que le aseguraba una aceleración de 0 a 100 en 4,7 segundos, a finales de los años sesenta, era uno de los vehículos de serie más rápidos del mercado (273 km/h).

¿Más coches clásicos? Aunque había Aston Martins más nuevos y elegantes disponibles en 1969, Charlie Coker (interpretado de forma memorable por Michael Caine) eligió el convertible DB4 con los faros delanteros verticales. ¿Y quién sigue al Aston? Dos Jaguars XKE. El malo de la película también elige coches de calidad, no sólo Charlie Coker: el Fiat Dino es uno de los mejores Fiats jamás construidos.
Como curiosidad para los amantes del cine, Michael Caine no condujo durante el rodaje ni uno sólo de los coches y en la persecución final con los Minis, se rodó una secuencia que tenía lugar en una pista de hielo, con los coches adelantándose entre sí al ritmo del vals El Danubio Azul de Johann Strauss. Por razones de tiempo se eliminó del montaje final, aunque aparece como extra en las ediciones especiales en DVD.

The Italian job, revisando el remake de 2003

No nos olvidamos del remake de 2003 de The italian Job de la que cualquier aficionado a las películas de acción y blockbusters de sello americano destacaría la espectacular persecución con los tres Mini (los nuevos modelos del coche original) conducidos por los tres actores principales del bando de los buenos: Mark Wahlberg, Charlize Theron y Jason Statham. La película que nació al rebufo de Fast and Furious repite el argumento de la original: un grupo de ladrones que se reúne para dar un golpe maestro. Falta banda sonora de Quincy Jones, que sustituye Velvet Revolver, y el magnetismo de Michael Caine, pero sobra tensión, planos cortos, velocidad y persecuciones a cargo de Wahlberg, Statham y compañía.
The Italian job siempre será recordada (la original y el remake) por los tres coches Mini, pero recuerda que el listado de coches clásicos en la versión de 1969 es más extensa de lo que creías: Lamborghini, Jaguar, Aston Martin… ¿Con cuál te quedas?