10 preguntas frecuentes sobre los combustibles alternativos

11 junio | 2019 | Goodyear

Hemos oído hablar de ellos, pero ¿Sabes qué son los combustibles alternativos y cómo usarlos en tu vehículo? En Goodyear te explicamos todo lo que alguna vez te has preguntado: desde su composición hasta la red que existe en España, pasando por su precio o la posibilidad de usarlo en cualquier vehículo a motor. 10 preguntas frecuentes sobre los combustibles alternativos

¿Qué son los combustibles alternativos?

Ante la necesidad de paliar la dependencia del petróleo, industria y gobiernos se plantean fuente de energía para los vehículos a motor y llevan décadas investigando en combustibles alternativos más económicos y, sobre todo, más ecológicos que los actuales. Los gobiernos están legislando aplicando restricciones sobre los vehículos más contaminantes y el objetivo es que sólo aquellos que circulen de manera limpia puedan entrar en el centro de las ciudades.

Combustibles alternativos

¿Qué tipos de combustibles alternativos existen?

GLP

son las siglas de gas licuado del petróleo y es el combustible alternativo a la gasolina más extendido que hay hoy en día en España. Se trata de una mezcla de gases, el propano (C3C8) y el butano (C4H10), que se obtienen en el proceso de refinar el petróleo para convertirlo en combustible. Para entenderlo mejor: cuando el petróleo llega a una refinería, en el proceso para conseguir gasolina o gasóleo también se obtienen distintos destilados. Uno de ellos es el GLP cuya composición varía dependiendo de la época del año para facilitar su combustión, aunque la ley española marca que la mezcla siempre debe contener un mínimo del 20% de propano y un máximo del 80% de butano.

GNP

son las siglas de gas natural comprimido y está compuesto en un 90% de metano (CH4). Es el mismo gas que se utiliza en las casas pero tiene la particularidad de que se comprime para poder usarlo en vehículos de motor. Su uso en España es prácticamente residual y no es fácil encontrar gasolineras que lo ofrezcan a sus clientes.

Biodiesel

se obtiene de producir una reacción química para crear una fermentación. Para lograrlo se utiliza un ácido carboxílico, un alcohol y grasas vegetales, como los girasoles o el aceite de palma, o animales. Aunque durante un tiempo fue el combustible alternativo mejor valorado, sus desventajas han provocado que pase a un segundo plano dado que provocaría una enorme deforestación si se produjera a gran escala y porque en la mayoría de los casos se sigue usando en combinación con combustibles fósiles como el gasoil.

Otros

además de los tres citados, hay otros combustibles alternativos como el etanol, el hidrógeno, el propano, la biomasa, el gasógeno  o el metanol. Cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas, pero sin duda el más utilizado es el GLP.

¿Cuántas gasolineras de GLP hay en España?

Las cifras han aumentado en los últimos años. En 2012 apenas había un centenar de estaciones de servicio que ofrecían gas licuado del petróleo. Hoy hay más de 600 repartidas por toda España, aunque es cierto que en algunas provincias del interior existen aún menos cantidad de las deseables. Sin embargo, es posible desplazarse por toda la península en coche sin ningún problema de repostaje: lo mejor es buscar en algunos de los mapas que hay en internet con la ubicación de las gasolineras que ofrecen este tipo de combustible como la de Ircongas, la de Gasmocion o la de Gas licuado, entre otras.

¿Se puede convertir un coche ‘normal’ en uno de GLP?

Los vehículos de gasolina sí se pueden transformar en uno híbrido con GLP, pero los diésel, no. Para hacerlo en un coche de gasolina hay que contratar los servicios de un profesional contratado ya que debe colocar un depósito de GLP en el maletero, con una toma de llenado. Además, instalará diversos conductos que lleven ese gas hasta la admisión de motor: allí se colocarán unas válvulas que abrirán o cerrarán el paso a la gasolina o al gas licuado, dependiendo de que el vehículo esté utilizando un combustible u otro. Los precios de esta transformación varían en función del modelo, pero pueden fluctuar entre los 1.500 y los 3.000 euros. Eso sí, es importante saber que si se instala en un taller no oficial se pierde la garantía del vehículo.

¿Cuánto gastan los combustibles de GLP?

Tanto el GLP como el GNP tienen un consumo medio de un litro más que los combustibles de gasolina en un vehículo. Eso significa que, como su precio es, aproximadamente, de la mitad, el ahorro es muy importante. Pongamos un ejemplo:

  • Coche de gasolina: gasto 8 litros cada 100 kilómetros: 8 litros x 1,50 euros = 12 euros/100 kms.
  • Coche diesel: gasto 6 litros cada 100 kilómetros: 6 litros x 1,30 euros = 7,80 euros/100 kms.
  • Coche de GLP: gasto 9 litros cada 100 kilómetros: 9 litros x 0,75 euros = 6,75 euros/100 kms.

¿Merece la pena convertir un coche de gasolina en uno de GLP?

Con los datos anteriores, poniendo un ejemplo de un viaje entre Madrid y Barcelona de unos 600 kilómetros, con un coche de gasolina gastaremos aproximadamente 72 euros en combustible, mientras con un coche de gasoil nos costará unos 47 euros y con uno de GLP haremos el mismo trayecto por unos 40 euros.

Decidir si incorporar un depósito de GLP en el coche dependerá de los kilómetros que hagamos cada año. Para un consumo medio de 20.000 kilómetros, la respuesta es sí, ya que en menos de dos años habremos amortizado la inversión, si ponemos un precio medio de unos 2.000 euros de coste del taller. A partir de ese momento, todo será ahorro.

Coche gasolina: 20.000 kilómetros x 8 litros/100 kms x 1,50 euros/litro = 2.400 euros/año.

Coche de GLP: 20.000 kilómetros x 9 litros/100 kms x 0,75 euros/litro = 1.350 euros año.

¿Qué pasa si se me agota el GLP?

La mayoría de los vehículos que funcionan con GLP son híbridos: se conocen con el nombre de bi-fuel y llevan dos depósitos, uno de gasolina y otro de GLP. Cuando se agota el gas, el vehículo cambia automáticamente a funcionar con gasolina, por lo que el conductor no notará el cambio. Sin embargo, en los pocos vehículos a motor que funcionan únicamente con GLP sí que habrá que estar atento al indicador de combustible ya que si se agota el coche se detendrá, de la misma manera que en cualquier otro vehículo.

¿Es peligroso el GLP?

En el año 2013, un taxi de Barcelona estalló en el centro de la ciudad. Se trataba de un Toyota Prius que se había convertido a GLP y la noticia levantó mucha suspicacia sobre la seguridad en este tipo de vehículos. Sin embargo, las causas fueron achacables a una mala colocación del depósito, por lo que se trató de un error humano. Los vehículos a motor con GLP se han mostrado tan seguros como cualquier otro y su seguridad está garantizada.

¿Tienen menos potencia que los coches tradicionales?

Las cifras que ofrecen las pruebas desarrolladas en bancos de potencia dicen que la potencia de los vehículos de motor que funcionan con GLP son similares a las de los mismos vehículos en su versión en gasolina. En cambio, los vehículos de GNC sí sufren una merma de potencia que puede variar entre el 15 y el 20 por ciento.

¿Hay subvenciones a la compra de vehículos GLP?

Los gobiernos están invirtiendo en que el parque de vehículos a motor se vaya transformando para que cada vez sean menos contaminantes. Eso significa que hay subvenciones tanto para los coches eléctricos como para aquellos que funcionan con combustibles alternativos como el gas. Cada año se ponen en marcha planes como el Plan Movalt, que ofrece entre 500 y 18.000 euros para la adquisición de vehículos eléctricos, impulsados por GLP, gas natural o pila de combustible. También los propios fabricantes ofrecen descuentos a sus clientes para que se decidan por vehículos que respetan el medio ambiente. La búsqueda de combustibles alternativos y opciones menos contaminantes es uno de los retos de la conducción del futuro.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan