Cómo ahorrar combustible: trucos y consejos

Ahorrar combustible es más sencillo de lo que crees. En Goodyear te mostramos recomendaciones para que sepas cómo

Ahorrar combustible es más sencillo de lo que crees. Tus hábitos al volante (velocidad, carga, aire acondicionado…), seleccionar la mejor hora para repostar, el mantenimiento de tu coche e incluso el tipo de neumáticos que uses son la clave. Desde Goodyear te mostramos algunas recomendaciones para ahorrar combustible.

Consejos para ahorrar gasolina

Sí, somos unos apasionados de conducir y por ello nos encanta pasar horas al volante recorriendo kilómetros. Pero, si podemos hacerlo y que ello suponga el menor coste posible, mejor. RACE lo tiene claro y estos son 8 consejos para ahorrar combustible:

Planifica tu viaje

Esto nos permitirá llegar a su destino de la manera más rápida, fácil y segura. Diez minutos de conducción innecesaria en un viaje de 1 hora provocan que el rendimiento del combustible se reduzca en un 14%.

Comprueba la presión de tus neumáticos

Conducir usando neumáticos con una presión de 50 kPa (0.5 kg./ cm2) inferior a la correcta reduce el rendimiento del combustible en un 2 en áreas urbanas. Además, recuerda, un neumático correctamente hinchado es más seguro.

Repostar combustible

Reduce las cargas innecesarias

Conducir con 100 kg de peso innecesarios a bordo ocasiona una reducción del rendimiento del carburante de aproximadamente el 6% en un coche de tamaño medio.

Arranque y puesta en marcha

Arranca el motor sin pisar el acelerador. Es aconsejable en los motores de gasolina iniciar la marcha inmediatamente después del arranque. En cambio, en los motores diésel, es mejor esperar unos segundos antes de comenzar la marcha. No hay que abusar de usar la primera marcha, es mejor utilizarla sólo para el inicio. Después te aconsejamos cambiar a 2ª a los 2 segundos o 6 metros aproximadamente.

Mantener la velocidad uniforme

Circular el mayor tiempo posible en marchas más largas y a bajas revoluciones. Por ello, en la ciudad, siempre que sea posible, conviene utilizar la 4ª o 5ª marcha, siempre respetando los límites de velocidad. No olvides mantener la velocidad lo más uniforme posible, buscar fluidez en la circulación, evitando frenados, aceleraciones y cambios de marcha innecesarios. Para decelerar, levanta el pie del acelerador y deja rodar el vehículo con la marcha metida en ese instante. Circulando a más de unos 20 km/h con una marcha metida, si no pisas el acelerador, el consumo de carburante es nulo. En cambio, a ralentí, el coche consume entre 0.5 y 0.7 litros/hora.

No mantengas el motor inactivo

En paradas prolongadas, es recomendable apagar el motor. Un motor inactivo durante 10 minutos (en posición neutra, con el aire acondicionado desconectado) consume 130 cc de combustible.

Uso del aire acondicionado

Usa el aire acondicionado solamente cuando sea necesario. Cuando la temperatura exterior es de 25º C, el aire acondicionado reduce el rendimiento del combustible en un 12%.

Usa el frenado del motor

Si sueltas el acelerador cuando frenes se detiene el suministro de combustible, con lo que el rendimiento de éste aumenta en un 2%.

Consejos para ahorrar combustible al repostar

¿Cómo ahorrar en el momento de repostar? Podemos optimizar el retorno del combustible consumido y disminuir su impacto en nuestro bolsillo llenado el depósito cuando el precio es más bajo. Pero existen otros pequeños secretos que, a medio y largo plazo, producen grandes ventajas.

En busca del precio más bajo

Hay quien atiende a las alteraciones de precios y corre hasta la gasolinera cuando el precio disminuye. Es verdad que un precio más bajo significa un ahorro directo por cada litro. Los precios varían según el día pero, por lo general, aumentan en fin de semana, por lo que, si lo que miras es el precio, suele ser mejor repostar entre semana: de lunes a viernes. Cómo encontrar la gasolinera más barata ya es otra cosa.

El exceso también gasta

Conviene saber que los fabricantes definen el volumen máximo de sus depósitos teniendo en cuenta que el combustible produce gas y es aconsejable permitir un espacio libre para reducir esa presión, por lo que llenar hasta arriba el depósito cuando un precio está más bajo no es la mejor opción, ya que lo llenarás más de lo debido y en consecuencia, gastarás más. Además, hablando ahora un poco de física, un depósito lleno aumenta el peso total del coche, haciendo necesaria una fuerza mayor para moverlo. ¿Resultado? Mayor gasto en combustible para hacer andar el coche y continuar viaje.

La hora del día

Un factor relativamente desconocido que puede afectar al consumo de gasolina es la hora del día a la que llenamos el depósito. Los tanques de almacenamiento suelen estar enterrados bajo la gasolinera, sometidos a la temperatura del suelo que los rodea que, a su vez, determina la temperatura del combustible y su grado de dilatación. A más calor, más dilatación y más espacio ocupará el combustible. A más frío, lo contrario; por lo que podremos llenar un poco más el depósito por el mismo coste. Naturalmente, este es un factor que varía a lo largo del día, por lo que, al ser por la mañana temprano o por la noche el momento con temperaturas más bajas, lo tomaremos como el mejor momento para repostar.

¿Ahorrar combustible con tus neumáticos?

Entre las muchas recomendaciones y trucos para el ahorro en combustible puede que haya un consejo que hayas pasado por alto, el que tiene que ver con la calidad de los neumáticos. De tu elección de neumáticos puede depender hasta el 20 % del consumo de combustible de tu coche (es decir, más o menos, uno de cada cinco depósitos), en cercana competencia con la velocidad a la que circulas, el uso que hagas del aire acondicionado o la presión con la que sometas al motor con una excesiva aceleración en las marchas.

Depósito de combustible

Etiqueta energética europea

La etiqueta energética europea es un distintivo que, desde 2012, es de obligada colocación en los neumáticos y nos proporciona información acerca de sus características. No solo sobre ahorro de combustible, sino también de agarre sobre mojado y ruido, tres puntos claves.

En concreto, el ahorro de combustible lo verás expresado mediante una escala coloreada de la A a la G, en la que A (verde) indica la mayor eficiencia en ahorro y G (rojo) indica la menor. La etiqueta F desaparece: mayo de 2021 será la fecha límite para que puedan seguir comercializándose neumáticos con ese etiquetado. Entre unos neumáticos de categoría A y otros de categoría G puede haber una diferencia 8 % en consumo de combustible, que, en función del que utilices, supondría un ahorro de entre 5 y 10 litros por cada 100 kilómetros, debido, básicamente, a la mayor adherencia a la rodadura de los de clase A. Suponiendo que hicieras 12.000 kilómetros al año, te ahorrarías unos 140 euros circulando con neumáticos eficientes.

Consumo

Te recomendamos que te fijes en la etiqueta adhesiva, donde vienen las condiciones de carga, presión, etc. Procura no superar, ni por encima ni por debajo, las presiones marcadas por el fabricante y revisarlas, como mínimo, una vez al mes. De hecho, Y ten en cuenta que circulando con la presión adecuada no solo ahorras en combustible, sino que también lo harás en neumáticos, pues fuerzas menos su desgaste.

Algunas recomendaciones adicionales

Al margen de la etiqueta, los conductores debemos ser conscientes de que, sin un buen mantenimiento de las ruedas, reducimos su vida útil y su eficiencia energética. Nuestra forma de conducir influye en el ahorro de combustible. Reducir la velocidad (antes de llegar a baches, bandas de rodadura o badenes), no circular en ciudad con brusquedad y, en carretera, apurando mucho las marchas influye en el consumo. Lo mismo que la carga de nuestro maletero y la presión de nuestros neumáticos: si llevas los neumáticos con una presión de 0,5 kg/cm2 inferior a la adecuada, provocas un descenso del rendimiento del combustible de en torno al 3 %.

El cuidado de tu coche, tus neumáticos y tu forma de conducir pueden ayudarte a ahorrar combustible. Sigue estos prácticos consejos y no sólo harás que tu conducción sea más segura, sino que tu bolsillo y tu coche también lo notarán.