Cómo cargar el maletero y no morir en el intento

4 diciembre | 2018 | Goodyear

Hay un momento clave que marca el pistoletazo de salida en cualquier escapada o viaje y que no siempre es sinónimo de felicidad: cargar el maletero. Por mucho que hayas avisado a la familia de que lleven sólo lo imprescindible huyendo de “por si acasos” y de que hayáis planificado cada día de las vacaciones para saber si tocará nieve, playa o ruta de senderismo lo de guardar el equipaje y conseguir arrancar puede ser un auténtico suplicio. Cargar el maletero es fundamental para ganar en espacio y seguridad. Además, el consumo será menor. Desde Goodyear te ofrecemos unos consejos útiles para aprovechar al máximo tu maletero sin acabar desesperado.

Cómo hacer las maletas

Paso imprescindible antes de irse de vacaciones y cargar el maletero, especialmente si viajas en familia y con niños pequeños es hacer las maletas para saber qué llevar en un viaje. Imprescindible: consultar la previsión del tiempo, saber qué tipo de actividades tenemos previstas, optar por básicos e indispensables y huir de los “por si acaso”. Hacer una lista con la ropa y calzado de cada miembro de la familia es muy útil, así como colocar todo lo que tenemos previsto llevar sobre una cama o sofá para visualizar el conjunto. Si después sobra sitio en la maleta ¡no metas nada más! Piensa que a la vuelta puedes necesitar espacio para algún regalo o souvenir.

Cargar el maletero

Consejos para cargar el maletero

Vaciar el maletero

Parece una cuestión obvia pero no siempre se cumple. El maletero funciona a veces como el trastero del coche y a él van a parar objetos variados que pueden permanecer allí durante semanas, meses y hasta años. Por eso, si vas a emprender ruta aprovecha para vaciarlo y contar con todo su espacio para colocar el equipaje. Revisa, además, la rueda de repuesto, los triángulos de señalización y el chaleco reflectante, especialmente si los has usado recientemente.

Ordenar equipaje de mayor a menor

Es una premisa básica para empezar a cargar el maletero. Los objetos más grandes deben ir en el fondo, especialmente si se trata de maletas rígidas. Procura ir haciendo una superficie plana a modo de suelo doble y equilibrar pesos ya que si un lado va más cargado puede afectar a la estabilidad del vehículo. En una segunda capa coloca los objetos más ligeros, como mochilas o bolsas de la playa, y en la superior los más frágiles, como comida  o la cámara de fotos. Es aconsejable no cargar el maletero hasta los topes y, en caso de que queden muchos espacios libres (cuestión que raramente sucede), sujetar la carga con redes o cintas. Además, si llevamos algún objeto cortante, como botellas de cristal, se recomienda taparlos con una manta o toalla para evitar que estallen o produzcan cortes en caso de accidente.

No llevar cosas sueltas en la bandeja del maletero

Sabemos que es un lugar “comodín” al que suelen ir a parar aquellas cosas que podemos llegar a necesitar en un viaje -como comida y bebida, juguetes, tablets, mochilas e, incluso, maletas pequeñas-. Sin embargo, no es aconsejable llevar objetos sueltos en él ya que, en caso de colisión, multiplican su masa hasta 50 veces, por lo que se convierten en un peligro real para los ocupantes del coche. Lo mismo ocurre con otras zonas interiores del vehículo, como los asientos traseros o el suelo. Evitar colocar en ellos bolsas, neveras, paraguas… porque son un riesgo en caso de accidente.

Cofres o baúles para el techo

Es una opción para disponer de un espacio extra a mayores del maletero. Más seguro que colocar las maletas directamente sobre la baca o barras del techo. Aún así llevar este sobrepeso afecta a la estabilidad del vehículo, por lo que hay permanecer atentos en caso de adelantamiento. Algunos se pueden colocar en la parte trasera del turismo.

Si viajas con mascotas

Viajar con mascotas también requiere de una serie de requisitos para hacerlo de forma segura. En el caso de animales pequeños el transportín es el sistema más recomendable. Eso sí, debe ir colocado en el suelo entre los asientos de delante y de atrás o sobre el asiento trasero con los sistemas de sujeción específicos. En el caso de animales más grandes, como perros, puedes usar esos mismos anclajes con un arnés. Otra opción es una jaula en el maletero o colocar una rejilla divisoria separando la cabina del coche de la maleta. En estos casos, lógicamente, hay que quitar la bandeja ya que si el animal viaja totalmente encerrado puede ahogarse por falta de aire o altas temperaturas.

Cómo llevar la bicicleta

Si para ti los fines de semana y/o las vacaciones no se entienden sin tu bicicleta debes seguir unos consejos para evitar sanciones y transportarla de forma segura. El maletero es la primera opción para llevar la bici si cuentas con uno de gran capacidad y/o una bicicleta plegable. Si necesitas inclinar los asientos recuerda sujetarlos con cinchas para ganar en seguridad. La opción b es recurrir a un portabicicletas en el techo, en el portón trasero o con una bola de enganche. Elige el que mejor se adapta a tus necesidades dependiendo del tipo de vehículo y bicicleta. Eso sí, la carga no puede sobrepasar nunca la anchura total del turismo ni tapar la matrícula y los pilotos. En caso de que esto ocurra hay que recurrir a pilotos y matrícula auxiliares y una placa V20. Por último, un carrito es otra opción para transportar tu bicicleta con garantías.

Cargar el maletero para ir a la nieve

Cómo cargar maletero para ir a la nieve

Botas, traje, esquís, tabla snowboard… Preparar la maleta para un fin de semana en la nieve debe seguir las reglas básicas de cualquier equipaje para viajar: eliminar por si acasos, aprovecha el espacio y llévate las ganas de divertirte. Pero, ¿cómo cargar el maletero? Al igual que el resto de la carga, es importante ser consciente de que el peso mal distribuido y fijado es un peligro para la estabilidad del vehículo y para la seguridad de sus ocupantes. Un par de esquís de cinco kilos mal colocados en el interior del coche pasan a pesar 150 kilos en un choque a 50 km/h. Según un estudio de RACE, durante un choque a 50 km/h, la aceleración terrestre incide hasta 24 veces más sobre pasajeros y objetos sueltos. ¿Qué nos recomienda? Asegurar siempre la carga y elegir dónde llevamos objetos pesados como trineos o esquís. Existen diferentes modelos de bacas cerradas o portaesquís, con elementos de sujeción adecuados, para viajar a la nieve con todo nuestro material asegurado.

Si las dimensiones y condiciones de tu coche, permiten viajar cómodamente con los esquís dentro, recuerda que entre los consejos básicos para esquiar, distribuir uniformemente la carga y con el centro de gravedad lo más bajo posible es fundamental. Esto significa que colocarás los objetos de mayor peso directamente sobre la plataforma del interior del vehículo, entre los dos ejes, asegurándote que la energía cinética no te cause un sobresalto durante una frenada. Para fijar tablas y trineos, puedes usar cintas tensoras en el coche y ten en cuenta que los objetos que superen los 25 kg de peso no se deberán colocar detrás de las personas.

¿Multa por llevar esquís? No es habitual que si eliges llevar los esquís en el techo, estos sobresalgan de la anchura o longitud del coche, pero si lo hacen, como cualquier otra carga, y no lo señalizas, la multa es de 80 euros. El Reglamento de Circulación indica que las sanciones ascienden a 200 euros cuando la carga se puede caer, desplazarse de manera peligrosa o comprometer la estabilidad del vehículo y cuando no se dispongan de los accesorios que garanticen la adecuada protección y acondicionamiento de dicha carga. Si has decidido que los esquís ocupen el maletero de un vehículo autorizado para transportar simultáneamente personas y carga, te podrán sancionar con una multa de 80 euros si molesta a los pasajeros.

Otras medidas de seguridad a tener en cuenta al cargar el maletero

Abrochar los cinturones traseros -aunque no viaje nadie en ellos- aumenta la seguridad ya que en caso de colisión hacen de barrera impidiendo que el equipaje se desplace hasta la parte delantera. Además, antes de emprender un viaje siempre hay que revisar la presión de los neumáticos y su estado.

Si ya tienes destino para septiembre o has optado por improvisar, haz las maletas, carga bien el maletero, pon buena música y descubre nuevos destinos de la mano de Goodyear.

Good Year Kilometros que cuentan