Cómo limpiar el coche: los mejores trucos y consejos

Entra y descubre los mejores trucos y consejos para la limpiar el coche: ¡con estos trucos tu coche parecerá recién salido de la tienda!

Conducir seguro es importante y por ello, solemos dedicar mucho tiempo a la prevención: estudiar las normas de tráfico, ponernos el cinturón, ir con cuidado, etc. Pero hay una parte de la conducción que no siempre se tiene en cuenta y es justamente la relacionada con el placer de conducir. Subir al coche y disfrutar el camino. Para los que saben de qué estamos hablando, será fácil entender cuánto placer puede dar un coche recién lavado. Hoy te queremos ofrecer algunas ideas prácticas para mantener tu coche como recién salido de la tienda y sin necesidad de llevarlo a un lugar especializado en limpieza. En casa, con poco esfuerzo y sin necesidad de invertir millones, puedes obtener excelentes resultados; descubre cómo:

Limpiar el exterior del vehículo

El exterior del coche está siempre expuesto a todo: lluvia, polvo, el sol, etc. y por ello, es recomendable que una vez a la semana se limpie. Hacerlo es más fácil de lo que imaginas. Conviene no aplicar el producto directamente en la superficie de la carrocería. Antes de comenzar, conviene quitar una primera capa de suciedad con un balde de agua y la esponja sin producto, empezando desde la parte superior del coche. Si tu coche es alto, puede ser de ayuda una pequeña escalera. A continuación se debe llenar el balde de agua y un poco de champú; se sumerge la esponja y se empieza a enjabonar la superficie por partes, en forma circular. Para el secado, usar la tela de algodón.

Coche limpio

 

Los cristales del coche

Para los cristales se puede usar una tela limpia y vinagre, aunque en el mercado se pueden encontrar algunos productos con bicarbonato que pueden ser útiles también.

Las llantas

Te recomendamos hacer una pasta con bicarbonato y agua y aplicarla con un cepillo a las llantas. Tras dejarla reposar unos minutos, se debe enjuagar con agua. Las partes cromadas, si no son de aluminio, se pueden limpiar con vinagre y agua; así se conseguirá que queden brillantes.

Para las luces, se puede usar un poco de pasta dental. Aunque parezca increíble, es la mejor solución.

Limpiar el interior del coche

El tapizado del coche es la parte que más problemas causa al limpiar. Una solución casera muy sencilla es mezclar vinagre blanco con agua a partes iguales y con ayuda de una esponja pasarla por toda la superficie de cuerpo o cuerina del interior. Previamente se puede aspirar con la misma aspiradora de casa, de forma que el polvo o las migas que existan se retiren. La misma solución funcionará perfectamente para el tablero.

Las alfombrillas

El primer paso será siempre sacudirlas al aire libre y pasarles la aspiradora. Para lavarlas se recomienda usar detergente de lavar platos. Este se añade a un balde de agua caliente junto con un poco de vinagre blanco; luego, con la ayuda de un cepillo de cerdas duras, se procede a limpiar el tejido de las alfombrillas teniendo cuidado de no estropearlo. Conviene dejar reposar el producto media hora antes de retirarlo. Si las alfombrillas son de material plástico bastará con aspirarlas y darles un poco de agua y jabón.

Trucos caseros que hacen la diferencia

Si tienes hijos pequeños, es muy probable que te encuentres con chicles pegados en la tapicería del coche. Lo mejor para sacarlos es no aplastarlos más y empezar por endurecerlos con ayuda de hielo. A continuación, una vez estén bien duros, se pueden retirar con ayuda de una espátula. Para manchas de chocolate, lo mejor es el jabón líquido y un trapo húmedo de algodón.

Para los que usan el coche para ir al trabajo será fácil tener que lidiar con manchas de café; en estos casos, lo mejor es usar limpiacristales y agua fría para retirarlas. Para manchas de grasa, en cambio, es preferible usar el desengrasante que se usa en la cocina. Si el problema son manchas de maquillaje, se puede aplicar un poco de desmaquillador en formato líquido o detergente de ropa (el mismo que se usa para la lavadora). Con un poco de paciencia se consiguen retirar todas las manchas.