Cómo limpiar el coche: los mejores trucos y consejos

27 marzo | 2019 | Goodyear

Dedicamos mucho tiempo a cuidar las partes más importantes de nuestro vehículo ya que el mantenimiento de los neumáticos, de las distintas partes del motor o de otros elementos como el airbag son indispensables para nuestra seguridad al conducir. Sin embargo, en muchos casos no prestamos atención a otra parte muy importante del coche: su cuidado. Pero mantener nuestro medio de transporte en perfecto estado incluye también tenerlo bien limpio por dentro y por fuera por dos motivos: el placer de disfrutar cuando el vehículo está impoluto y los factores que van asociados a la seguridad. Estos son los mejores trucos y consejos para limpiar el coche.

Cuatro razones para limpiar el coche

Pensamos con frecuencia que la limpieza del vehículo es algo sólo estético y que no interfiere en la conducción y, mucho menos, en la seguridad. Sin embargo, estamos equivocados: tener un coche limpio por dentro y por fuera es primordial para evitar tanto posibles percances en la carretera como problemas de salud en el interior.

  • Mantener el coche limpio por fuera permitirá que los demás vehículos nos vean mejor en la carretera, por lo que aumenta nuestra seguridad al conducir.
  • Necesitamos ver a otros vehículos y que ellos nos vean a nosotros y, por eso, es imprescindible llevar limpios tanto las lunas delanteras y traseras como los faros y el resto de luces.
  • Un coche se deprecia con los años, pero un coche sucio se deteriora más rápidamente y envejece antes, por lo que se recomienda lavarlo una vez a la semana.

Coche limpio

Limpiar el exterior del vehículo

El exterior del coche está expuesto a la lluvia, el polvo, los efectos del sol y muchos otros factores, por lo que es recomendable que una vez a la semana se limpie. Hacerlo es más fácil de lo que imaginas, aunque es importante saber que conviene no aplicar el producto directamente en la superficie de la carrocería.

Antes de comenzar, conviene quitar una primera capa de suciedad con un balde de agua y la esponja sin producto, empezando desde la parte superior del coche. Si tu coche es alto, puede ser de ayuda una pequeña escalera. A continuación se debe llenar el balde de agua y un poco de jabón líquido (hay jabones especiales para el coche); se sumerge la esponja y se empieza a enjabonar la superficie por partes, en forma circular. Para el secado, usar la tela de algodón.

Los cristales del coche

Para los cristales se puede usar una tela limpia y vinagre, aunque en el mercado se pueden encontrar algunos productos con bicarbonato que pueden ser útiles también.

Las llantas

Te recomendamos hacer una pasta con bicarbonato y agua y aplicarla con un cepillo a las llantas. Tras dejarla reposar unos minutos, se debe enjuagar con agua. Las partes cromadas, si no son de aluminio, se pueden limpiar con vinagre y agua; así se conseguirá que queden brillantes.

Luces y focos

Para las luces, se puede usar un poco de pasta dental. Aunque parezca increíble, es la mejor solución.

Limpiar el coche

Limpiar el interior del coche

El tapizado del coche es la parte que más problemas causa al limpiar. Una solución casera muy sencilla es mezclar vinagre blanco con agua a partes iguales y con ayuda de una esponja pasarla por toda la superficie de cuerpo o cuerina del interior. Previamente se puede aspirar con la misma aspiradora de casa, de forma que el polvo o las migas que existan se retiren. La misma solución funcionará perfectamente para el tablero.

Las alfombrillas

El primer paso será siempre sacudirlas al aire libre y pasarles la aspiradora. Para lavarlas se recomienda usar detergente de lavar platos. Este se añade a un balde de agua caliente junto con un poco de vinagre blanco; luego, con la ayuda de un cepillo de cerdas duras, se procede a limpiar el tejido de las alfombrillas teniendo cuidado de no estropearlo. Conviene dejar reposar el producto media hora antes de retirarlo. Si las alfombrillas son de material plástico bastará con aspirarlas y darles un poco de agua y jabón.

Seis cosas que no debes hacer al limpiar tu coche

En algunas ocasiones, nuestras ganas por hacer un buen trabajo superan a nuestros conocimientos, por lo que cometemos errores que, en el peor de los casos, pueden llegar a arruinar la carrocería o la tapicería de nuestro coche. Por eso te hemos preparado una lista de equivocaciones que debes evitar al limpiar el coche.

No uses detergente de la lavadora

Parece de Perogrullo, pero cuando se recomienda lavar el coche con agua y jabón se echa mano del primero que encuentran en casa y ése suele ser el de lavar la ropa. Elige un jabón con ph neutro para no dañar la pintura.

No uses el mismo agua

No uses el mismo recipiente para lavar y para enjuagar. Y cuando termines de limpiar el exterior del vehículo, tira el agua sucia y pon agua limpia para comenzar con la parte interior. Si no lo haces, la suciedad que hemos quitado de la carrocería la meteremos en la tapicería.

Limpieza del coche

No lo laves al sol

Muchos piensan que la mejor idea es lavar el coche cuando más calienta para que el astro rey se encargue de secarlo rápidamente. Sin embargo, el sol puede alterar los productos de limpieza que usas, calentándolos y provocando que dejen marcas permanentes. Lo mejor, limpiar a primera o última hora del día.

No uses productos grasos en el interior

El coche puede quedar muy bonito, pero puedes tener un grave problema de seguridad ya que los pedales o las alfombrillas pueden resbalar y que no puedas acelerar o frenar en el momento que lo necesites.

No limpies las ventanas con limpiacristales

Los productos que usamos para el interior de nuestra casa no son los más adecuados para el coche, ya que pueden provocar manchas e, incluso, la opacidad del cristal, así que debemos evitarlos.

No te olvides de los neumáticos

Las ruedas son las que están en permanente contacto con el suelo, por lo que es una de las partes del coche que más se ensucia, junto a los tapacubos.

Trucos caseros que marcan la diferencia

Si tienes hijos pequeños, lo mejor cuando compras el coche es decidirte por modelos cuyo interior sea oscuro, ya que se notará menos la suciedad. Y si el motor funciona perfectamente, también puedes retapizar el vehículo a mitad de su vida útil: tendrás la impresión de estrenar coche nuevo gastándote muy poco dinero a cambio.

Pero, lo normal, es que si tienes niños en casa es muy probable que te encuentres con chicles pegados en la tapicería. Lo mejor para quitarlos es no aplastarlos más y empezar por endurecerlos con ayuda de hielo. A continuación, una vez estén bien duros, se pueden retirar con ayuda de una espátula. Para manchas de chocolate, lo mejor es el jabón líquido y un trapo húmedo de algodón.

Para los que usan el coche para ir al trabajo será fácil tener que lidiar con manchas de café; en estos casos, lo mejor es usar limpiacristales y agua fría para retirarlas. Pero si la mancha es de grasa o aceite intenta mezclar agua con una pequeña cantidad de desengrasante del que usamos en la cocina. No es fácil que salga, pero habrá más posibilidades que si usas sólo agua y jabón.

Si el problema son manchas de maquillaje, se puede aplicar un poco de desmaquillador en formato líquido o detergente de ropa (el mismo que se usa para la lavadora). Con un poco de paciencia se consiguen retirar todas las manchas.

Hay dos tipos de manchas que antes o después nos encontraremos en el coche: vómitos de los niños y la tinta de los bolígrafos. Para el primer caso, el mejor remedio es aplicar rápidamente agua y jabón, pero los ácidos del estómago pueden dañar la tapicería, por lo que si ves que el cerco continúa es mejor llevar el coche a un local de limpieza especializado. El caso de la tinta es más sencillo: mezcla agua y alcohol por igual y aplícalo directamente sobre la mancha.

Ya lo sabes todo sobre cómo limpiar el coche. Ahora sólo falta ponerse manos a la obra para dejar nuestro vehículo preparado y disfrutar de él para hacer kilómetros que cuentan.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan