Cómo usar las luces del coche: algunos consejos útiles

Si quieres saber cómo usar las luces del coche, aquí te contamos algunos consejos para usarlas adecadamente y conducir de forma segura.

Luces en la carretera: ¿sabes cómo usar los faros de tu coche? La regulación de los faros del coche es de gran importancia y puede marcar una diferencia crítica entre cegar a otros conductores e iluminar la carretera de forma adecuada para una conducción segura y cómoda. Luces largas o luces de niebla olvidadas son algunas de las cosas más irritantes con las que nos cruzamos en la carretera. Pero, en vez de continuar refunfuñando, pregúntate ¿sabes cómo usar correctamente los faros de tu coche? ¿O vas suspenso a septiembre a revisar la materia?

Peligros de la conducción nocturna

La conducción nocturna es uno de los desafíos más agotadores para los conductores: más allá del cansancio que a todos nos ataca en las horas posteriores a la puesta de sol, tenemos que aumentar el nivel de alerta para responder a la reducción de visibilidad y prever el comportamiento de los otros conductores. Por otro lado, entran también en vereda las obligaciones que el código de circulación nos impone.

El uso correcto de los faros del coche tiene que comenzar por una actitud de sentido común: la visibilidad nunca sobra y no por conducir con las luces conectadas gastaremos más combustible o batería. Por otro lado, visibilizarnos en la carretera no significa “voy a conectar las largas sin preocuparme por los que circulan a mi lado”. Esa es la actitud egoísta que garantiza una multa antes o después, posiblemente acompañada de la suspensión del permiso de conducir.

¿Los faros de tu coche están correctamente alineados?

Alinear las luces de tu coche es de vital importancia para una conducción segura y eficiente. Faros demasiado suaves no usan todo su potencial y son poco eficaces de noche, especialmente en carreteras sin iluminación artificial. Si, por el contrario, son demasiado fuertes ciegan a otros conductores y no iluminan bien el asfalto.

Los coches con regulación interna de la altura de los faros permiten compensar las diferencias de altura de la suspensión relacionadas con el aumento del peso con carga extra, pero no son dispositivos de alineación: si tus luces están desalineadas, no resolverás el problema con estos dispositivos.

Solicita también la sustitución de las bombillas de los faros si compruebas una disminución del  rendimiento. Halogeno, Xenon, LED y, recientemente, láser, presentan valores de durabilidad diversos con una degradación mínima de la luminosidad, superando las clásicas incandescentes de tungstenio. Eso no quiere decir que puedas olvidarte de los ojos de tu coche: infórmate sobre el mecánico y nunca conduzcas con faros partidos o fundidos. Es ilegal y extremadamente peligroso.

Coche luces de noche

 

El uso de las diferentes luces

1. Niebla. Las luces de niebla deberán utilizarse siempre que las condiciones meteorológicas obliguen. Tienen un alcance corto y quedan debajo de los puntos de luz principales, para iluminar la neblina de debajo con una intensidad igual a la de los frenos. Ya que las luces traseras perjudican particularmente los conductores que nos siguen, intenta no dejárselas encendidas: es muy molesto. Y otro caso de peligro evitable e ilegal.

2. Cortas. Vulgarmente conocidas como “cortas” cuando nos referimos a las frontales, las luces de posición sirven para que nuestro vehículo sea fácilmente identificado en cuanto a dimensiones y movimiento. Úsalas cuando esperas la apertura de un paso a nivel o en lugares en los que la iluminación dificulta la visibilidad.

3. Medias. Identificadas en el código de circulación como Luces de Cruce, las “medias” iluminan los 30 metros de delante y son obligatorios en túneles, vías de sentido reversible, de noche y en condiciones meteorológicas adversas. Los conductores de motocicletas, triciclos, cuadriciclos y ciclomotores deben transitar con las luces de cruce incluso durante el día, la misma regla se aplica a los conductores de vehículos de mercancías peligrosas y transporte colectivo de niños.

4. Largas. Las luces de carretera son sólo para utilizar cuando no encontremos otros vehículos por delante, a menos de 100 metros, que no puedan ser cegados. En los otros casos, cuando nos cruzamos con vehículos, personas o animales, circulamos a menos de 100 metros del coche de delante o nos preparamos para parar la marcha, NUNCA debemos usar las largas. Muchas veces usado como “arma” por conductores poco escrupulosos y vengativos,  es una contra-ordenación muy grave que puede resultar en prohibición de conducir de hasta dos años.

Señalización de Peligro

Siempre que tu vehículo, de cualquier forma, pueda ser un obstáculo o un peligro para los otros conductores, deberás utilizar el aviso de peligro: conecta todas las luces indicadoras de cambio de dirección, los intermitentes. Úsalas en caso de inmovilización, remolques, frenados bruscos o para alertar de un obstáculo al conductor que viene detrás  y no lo puede ver. Es un reflejo que deberás mantener alerta para la seguridad de todos: la tuya y la de los otros conductores.

Bien iluminado también sobre dos ruedas

Aumenta el número de bicicletas en las carreteras nacionales y es bueno que tanto ciclistas como conductores entiendan las reglas. Quién vaya sobre dos ruedas también debe usar dispositivos de iluminación y posición siempre que la visibilidad sea insuficiente, por ser noche o en casos de rigor climatológico. Deberán tener:

  • luz de presencia delante, de color blanco;
  • luz intermitente (o fija) detrás, de color rojo;
  • dos reflectores en cada rueda.

Uno de nuestros odios habituales siempre se ha dirigido a la “gente que no quita las largas”, hasta que nos damos cuenta de que en muchas ocasiones también hemos cometido ese error. ¿Y tú? ¿Cuáles son los comportamientos que te encuentras regularmente en la carretera y que te dejan al borde de un ataque de nervios?