Conducir una caravana: consejos para un viaje sin sobresaltos

Si estás pensando en conducir una caravana, no te pierdas los consejos que desde Goodyear te ofrecemos para organizar un viaje sin sobresaltos

Conducir con una caravana requiere una atención especial, dadas sus peculiares características, tanto a la hora de circular como de manejarse cuando se realizan maniobras de estacionamiento. Por ello, es importante que tengas muy presentes estos consejos prácticos de conducción con caravana. Podrás disfrutar también del placer de viajar.

Es básico recalcar que se trata de una tarea que requiere de un periodo de aprendizaje y adaptación y, por lo tanto, debemos tener paciencia y la máxima cautela.

Antes de circular es preciso asegurarte de que con el permiso tipo B es suficiente. Nuestro coche no debe superar los 3.500 kg y la caravana no debe rebasar los 750 kg. Si no es así, deberemos obtener un permiso especial adecuado a dicho peso.

En cuanto al seguro, si la caravana no supera los 750 kg de peso, no hay problema, ya que queda cubierta por el seguro del coche al que va enganchada, pero, en cualquier caso, debes notificar a la compañía aseguradora la instalación de la bola para remolque.

Caravana en carretera

También debes verificar, consultando en la ficha técnica del coche, la carga máxima que es capaz de remolcar.

Con la documentación verificada y comprobada, llega el momento de empezar a circular. Para ello, es importante practicar previamente en una zona amplia y despejada de tráfico. Comprobaremos que tenemos claro cómo realizar todas las maniobras, incluidos los giros, que no pueden ser excesivamente cerrados; y la marcha atrás, para lo cual todas las ruedas deben estar perfectamente alineadas.

Cómo distribuir el peso si viajas en caravana

Debes prestar también atención a la presión de los neumáticos, tanto del coche como de la caravana, y ajustarlos al peso que deben soportar.

Llega el momento de cargar tu coche y caravana y la norma fundamental es no cargarlos nunca en exceso. Las maletas deben viajar en el coche. Tienes que distribuir los pesos correctamente en el maletero para no sobrecargar un lado. Del mismo modo, el equipaje debe estar distribuido atendiendo a las necesidades que puedan surgir durante el viaje, como el acceso a la ropa o las herramientas, y cumpliendo siempre la premisa de no poner en riesgo la estabilidad del vehículo ni dificultar la visión o movilidad del conductor y de los pasajeros.

Como norma general, la forma óptima de cargar el maletero empieza por realizar una limpieza previa y retirar todo lo que no sea útil. A continuación, has de juntar todos los objetos pequeños en una bolsa. Con el fin de mantener el centro de gravedad lo más bajo posible, colocaremos los bultos más pesado abajo, aunque no sean los más voluminosos. Para finalizar, resulta muy útil proteger la carga mediante una red, que evitará que esta se mueva en caso de movimientos bruscos.

Viajar en carretera en caravana: consejos de circulación

A la hora de circular es indispensable que tengas en cuenta una serie de consideraciones importantes:

  • Aumentemos la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, ya que al llevar caravana, la distancia de frenado se incrementa considerablemente.
  • La presencia de viento cruzado y lateral dificulta enormemente la circulación con caravana. En este caso, necesitamos reducir la velocidad e, incluso, si esta es muy fuerte, parar la marcha hasta que amaine.
  • En cuanto a los limites de velocidad con caravana de hasta 750 kg, se establece en 90 km/h en autopistas y autovías y 80 km/h en las carreteras convencionales que cuenten con un arcén de al menos 1.5 m. Para el resto de vías, 70 km/h.
  • En cuestas difíciles, debemos elegir una velocidad lo suficientemente corta como para aumentar las revoluciones del motor, de forma que trabaje con el par máximo.

En definitiva, recomendaciones sencillas para aumentar el placer de viajar y hacer los kilómetros que cuentan con nuestra caravana.