¿Cómo conducir con nieve? 10 consejos

10 diciembre | 2019 | Goodyear

En Goodyear te damos una serie de consejos para afrontar la acumulación de nieve en la calzada de forma segura

Con una séxtuple simetría como característica (las moléculas de agua siempre se colocan formando un ángulo de 60° o 120°) y más de 421 palabras para referirse a ella (según un estudio recogido por la Universidad de Glasgow), la nieve es fenómeno complejo que afecta a nuestra conducción. Con las primeras nevadas y la vista puesta en la temporada invernal, Goodyear se ha fijado el objetivo de investigar la relación que existe entre la nieve y los neumáticos para mejorar aún más la movilidad en invierno y la conducción sobre nieve.

Lo que tienes que saber de la nieve 

El estudio de Goodyear realizado en su Centro de innovación de Luxemburgo se concluye varias premisas que tienen un efecto directo en nuestra forma de conducir y el tipo de neumáticos:

La nieve modifica su masa

Mientras que la nieve polvo pesa alrededor de 30 kg/m³, la nieve vieja compactada en el suelo puede alcanzar una masa de 500 kg/m³, incluso 800 kg/m³. La nieve es muy variable y, como tal, lo es conducir en una carretera nevada. La estructura de la nieve tiene una influencia directa en el rendimiento de un neumático.

La nieve evoluciona

El estado de la nieve cambia constantemente porque los cristales de nieve se desarrollan juntos en los puntos de contacto. Este proceso físico recibe el nombre de sinterización. Al conducir por una carretera nevada, el proceso de sinterización hace que la nieve se adhiera al neumático.Dependiendo de las condiciones, más o menos nieve se adherirá a la banda de rodadura, indicador fundamental, por otro lado, de la duración de un neumático.

Al conducir con nieve fresca, el neumático está completamente cubierto de nieve. En nieve compacta, esta permanece en las ranuras de la banda de rodadura. Si la nieve ya está dura no habrá restos pegados a la banda de rodadura y como resultado el neumático se ve negro. Esta interacción entre la nieve y el neumático también está influenciada por otros factores, como la temperatura del aire y la velocidad de rodadura, y determina cómo conducir y qué neumático elegir.

Conducir con nieve

10 consejos para conducir con nieve

Neumáticos, frenos y suspensión, son sólo algunos de los elementos a revisar para garantizar el perfecto estado de mantenimiento del vehículo en cualquier época del año y especialmente en invierno, asociado a condiciones metereológicas adversas como la nieve. Repasamos las recomendaciones básicas para conducir con nieve:

  1. Evitar maniobras bruscas. Uno de los errores más comunes al conducir con nieve es girar el volante en exceso, que puede ocasionar un sub-viraje.
  2. Evitar distracciones al volante. La anticipación y mantener la concentración en la carretera son las claves de una conducción segura.
  3. Moderar la velocidad y respetar la distancia de seguridad. Son recomendaciones básicas en cualquier época del año pero más en carreteras mojadas, con hielo o nieve. Arrancar en segunda para evitar que las ruedas motrices patinen. Si las ruedas patinan, el vehículo podría hundirse más en la nieve.
  4. Usar preferentemente el freno motor. En caso de usar el pedal del freno, es preferible hacerlo en una recta, no en las curvas, ya que los neumáticos se encuentran en una superficie de baja adherencia.
  5. Reducir velocidad con placas de hielo y evitar frenar. Los sistemas de ayuda a la conducción o de seguridad de nuestro vehículo como el ABS (sistema antibloqueo de ruedas) o el ESC (sistema de control de estabilidad) pueden ayudar en este tipo de condiciones.
  6. Quitar la nieve para favorecer el apoyo y tracción del neumático.  Si te quedas inmovilizado en la nieve fuera de la calzada, vacía la nieve de la parte del vehículo encallada para permitir que las ruedas se apoyen correctamente.
  7. No acelerar si te quedas atascado en la nieve. De esa forma porque corres el riesgo de terminar hundiéndote. Coloca piedras delante y detrás de las ruedas para aumentar la tracción y salir.
  8. Extremar las precauciones al atravesar puentes y pasos nevados. Son las zonas con más propensión a acumular placas de hielo.

Propiedades de los neumáticos

Elegir neumáticos para condiciones de nieve

Es un hecho que un neumático de invierno funciona mejor en la nieve cuando todos sus bordes de agarre están a la vista (por tanto, con nieve dura). Si no hay nieve adherida, los bordes de agarre de los neumáticos de invierno, que disponen de características especiales debido a su compuesto y estructura, facilitan el arranque y la parada sobre nieve y hielo. Un neumático de invierno premium en tamaño 205/55 R16 como el Goodyear UltraGrip 9+, tiene más de 2.500 cortes o entalladuras especialmente diseñadas para garantizar un agarre óptimo.

Comprender la física de la nieve y su interacción con el neumático es esencial para el desarrollo de los neumáticos de invierno. Los estudios realizados en el laboratorio de nieve de alta tecnología en el Centro de Investigación Goodyear en Luxemburgo, que mantiene la temperatura del aire en  entre 0° y menos 40°C para la producción de nieve natural y donde se analizan muestras mediante tomografía por microordenador y modelos informativos en 3D, permiten comprender mejor la morfología de la nieve y sus efectos sobre el rendimiento de los neumáticos de invierno. A nivel práctico se traduce en comprender mejor la fricción del neumático en la nieve para optimizar los compuestos de caucho, los perfiles y las disposiciones de los cortes.

Resultado de esta investigación y de los 120 años de innovación tecnológica, las pruebas independientes han confirmado el alto nivel de rendimiento de la gama de neumáticos de invierno Goodyear UltraGrip durante décadas. Además, en la actual prueba de neumáticos de invierno 2019, la revista alemana Auto Motor Sport ha elegido al Goodyear UltraGrip Performance+ como ganador.

Junto con el Goodyear UltraGrip 9+, ofrece un compuesto de caucho optimizado en comparación con el predecesor. Las resinas plastificantes especiales y los aceites vegetales aseguran que los neumáticos mantengan sus propiedades elásticas incluso a bajas temperaturas. Combinados con el diseño de la banda de rodadura y los cortes 3D, los neumáticos de invierno UltraGrip ofrecen agarre y comodidad en todas las condiciones de invierno: nieve, hielo, carreteras mojadas y secas.

Conocer la estructura de la nieve y cómo afecta a la respuesta de nuestros neumáticos es tan importante como tener claros estos consejos básicos de cómo conducir con nieve y reaccionar con seguridad ante las diferentes condiciones climatológicas.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan