Consejos para conducir en invierno: pon a punto tu vehículo

Te ofrecemos algunos consejos para conducir en invierno y controlar los detalles más importantes en tu coche

La seguridad en carretera está relacionada directamente con el conocimiento de las características de cada estación del año y los fenómenos meteorológicos que nos podemos encontrar en la carretera. Es fundamental prestar especial atención a los elementos de la circulación y tener en cuenta algunas peculiaridades propias de cada época del año: la seguridad con cadenas, el correcto mantenimiento de los frenosserán temas habituales de conversación cuando hablemos de la conducción en invierno. Aquí os dejamos cinco consejos para conducir en invierno de manera segura. 

Revisión a fondo y puesta a punto

Recuerda que todas las partes y elementos del vehículo tienen que estar debidamente revisadas para que esté en perfectas condiciones para la circulación. Habrá que prestar especial atención en estas fechas al anticongelante y el aceite y la batería si no queremos llevarnos ninguna sorpresa. En este apartado, todos los elementos que intervienen en la iluminación del vehículo serán importantes para permitirnos ver y ser vistos en ocasiones habituales de visibilidad reducida en estas fechas.

Equipamiento obligatorio

Antes de iniciar cualquier trayecto, debes cerciorarte de que llevas a bordo todo el equipamiento obligatorio por si tuvieras que hacer uso de él en caso de emergencia ante cualquier circunstancia adversa: chaleco reflectante, triángulos, rueda de repuesto con la presión indicada… Es obvio decir que si decides viajar en esta época del año a lugares en los que puede hacer acto de presencia la nieve, deberás incluir las cadenas para poder proseguir la marcha en caso de nevada intensa.

Mantén la distancia de seguridad

Si siempre es importante mantener la distancia obligatoria de seguridad en la carretera, esta es de vital importancia en los meses de invierno cuando las condiciones climatológicas suelen ser más adversas. Mantener la distancia con el vehículo que nos precede es fundamental, ya que nos permitirá poder reaccionar a tiempo ante cualquier imprevisto y poder detener nuestro vehículo si fuese necesario.

Reducir la velocidad y extremar la precaución

Directamente relacionado con el consejo anterior, deberemos adaptar nuestra velocidad a los vehículos que nos preceden. Cuando la visibilidad no es la idónea por las condiciones climáticas, es recomendable reducir nuestra velocidad. Del mismo modo, al no ser las condiciones del asfalto las idóneas, podremos prevenir deslizamientos o la pérdida de control de los neumáticos. La aceleración deberá ser gradual, evitando los cambios bruscos o acelerones.

Neumáticos en buenas condiciones

Según el Cuidado de Neumáticos Goodyear, unos neumáticos en buenas condiciones son fundamentales para garantizar nuestra correcta adherencia sobre el asfalto ante circunstancias adversas como la lluvia, la nieve, el hielo, la niebla. Es imprescindible el correcto alineado y calibrado de ruedas, así como que nuestros neumáticos cumplan la normativa de profundidad mínima de las ranuras (el mínimo es de 1,6 milímetros, aunque es aconsejable que sea de 3 milímetros aproximadamente). Si es posible, lo ideal sería dotar al vehículo de neumáticos de invierno y elegir el más adecuado para mejorar la tracción del vehículo, ya que estos están diseñados específicamente para resistir las condiciones de estas fechas y son la opción más segura para nuestros desplazamientos.

Si este invierno tienes que conducir, no olvides que, aunque seamos previsores, son unos meses inestables y las condiciones climáticas pueden cambiar bruscamente. Seguir estos consejos al volante te serán de utilidad y recuerda que, en la carretera, tu seguridad es lo primero.