Consejos para conducir: controla los malos hábitos al volante

¡Fuera enfados en carretera! Goodyear te ofrece consejos para conducir y controlar tus malos hábitos al volante. Conduce sin estrés, nosotros te decimos cómo

La prevención es fundamental. Conducir es una actividad apasionante para los amantes del turismo. Viajar por carretera supone un grandioso chute de adrenalina, a la par que se disfruta de bellos paisajes. Sin embargo, ponerse al volante no siempre resulta tan gratificante. Sobre todo cuando transitas por ciudades y te sometes a cientos de inputs diferentes que requieren de toda tu atención: semáforos, guardias de tráfico, señales de circulación, sirenas, pasos de cebra, peatones e incorporaciones pueden llegar a estresarte y convertir tu agobio en ira.

No caigas en la tentación y, como dirían los británicos, take it easy. Tranquilo, no eres el primero al que le ocurre. Los cláxones de conductores estresados están a la orden del día, sin embargo, para transformar la carretera de zona hostil a terreno transitable te proporcionamos algunos consejos para conducir que te ayudarán a controlar tus malos hábitos al volante.

Duerme profundamente y conduce descansado

La fatiga es la base del estrés en muchos casos. Un sueño reparador suele mitigar los efectos del estrés al volante. Dormir profundamente te hará levantarte con total vitalidad y, sin las preocupaciones que te generan un estado de ansiedad, te ayudará a sobrellevarlas con mayor calma y entereza. No desprecies el factor sueño a la hora de llevar una vida sin sobresaltos y aprovecha tus horas de sueño para descansar durante, al menos, 8 horas. Así lo recomiendan los expertos y neurólogos de todo el mundo.

La sabiduría popular asegura que somos como conducimos. Por ello, las personas que se muestran habitualmente agresivas y estresadas al volante es muy probable que extrapolen ese comportamiento a su vida cotidiana (y viceversa). Si eres una de esas personas que sufren especialmente cuando arrancas y metes la primera marcha, bien porque no te gusta conducir (pero no tienes más remedio que hacerlo) o bien porque sabes que conlleva ciertos peligros, lo mejor es que te lo tomes con toda la calma del mundo.

Los piques no conducen a ningún lado

La circulación al volante está completamente estandarizada. Tú, como buen conductor que te consideras, conoces el código al dedillo y sabes cómo reaccionar. Recuerdas las reglas y sabes qué hacer en cada momento al volante. Sin embargo, los conductores van perdiendo destreza con el paso de los años, automatizan el proceso de conducir y dejan a un lado todo aquello que aprendieron cuando eran alumnos de autoescuela, algo que te desespera. ¿Por qué si tú respetas las normas los demás no lo hacen? ¡Rompe con este pensamiento!

Tráfico en carretera

Comienza a mostrarte más condescendiente con el resto de los conductores y no “te piques” a la primera de cambio. No busques ser más rápido que ellos e impide tocar el claxon nada más observar que alguien ha errado en algo que no debía. Utiliza el pito con responsabilidad, sobre todo para avisar al resto de conductores de peligros, no para estresarles.

Dejarte llevar por esos sentimientos de rabia puede resultar peligroso. Tú, sin embargo, eres un conductor inteligente y tu objetivo es llegar sano y salvo. Tómate tus trayectos con filosofía. Puedes escuchar la radio y canciones que te gusten a un volumen no demasiado alto, que te permita escuchar los sonidos que te rodean.

Teléfono móvil, ¿sí o no?

La respuesta pudiera resultar obvia en sentido negativo. Utilizar el smartphone para contestar llamadas, mensajería instantánea o ajustar los parámetros del GPS está sancionado. Cuando conduces, olvídate del móvil. Evita riesgos al volante y sanciones. No es conveniente tenerlo cerca y oírlo sonar molestamente una y otra vez. No cabe duda: es algo que estresa y debes evitarlo. Simplemente, ponlo en silencio y no permitas que te agobie. Tu seguridad es lo primero.

Sin embargo, las ventajas que ofrece la telefonía móvil e internet son muy positivas. Por ejemplo, recientemente se lanzó la aplicación Social Drive, que ya conecta a más de 2 millones de usuarios e informa de las incidencias de tráfico en una ciudad o territorio determinados. Teniendo en cuenta lo exasperante que resulta verse envuelto en un atasco y pasar largos minutos en primera marcha, esta app te puede servir de ayuda. Antes de dirigirte a tu destino, comprueba el estado del tráfico y trata de evitar embotellamientos que te hagan perder la compostura. Usa la tecnología con cabeza.

El objetivo de todos estos consejos es que te sientas optimista en todo momento. No te dejes llevar por los conflictos que, a diario, emergen a tu alrededor por culpa de otros conductores. No te involucres, simplemente, continúa tu camino. Tu seguridad es lo primero.