Consejos para esquiar: cómo transportar los esquís correctamente

¿Buscas consejos para esquiar? Lo importante es aprender a transportar de forma segura tus esquís. ¡Descubre cómo se hace!

Los aficionados a los deportes de invierno están de enhorabuena ante el inicio de temporada. Los meses más fríos del año se convierten en la época ideal para la práctica de actividades como el esquí o el snowboard. Nuestra obligación es recordar  la normativa y unos simples consejos para transportar los esquís en el coche de la manera más adecuada y segura.

Existe una regulación y normativa para los esquís y para cualquier equipaje que llevemos a bordo de nuestro vehículo. En este caso, citaremos una frase muy breve del reglamento que nos indica muy claramente qué debemos hacer si queremos transportarlos en el interior: Deberán estar provistos de una protección adecuada a la carga que transporten, de manera que no estorbe a los ocupantes ni pueda dañarlos en caso de ser proyectada.

Como podemos leer, si queremos llevar una carga, en este caso nuestros esquís o la tabla de snowboard, tenemos que asegurarnos de que no se moleste a los pasajeros, al conductor, ni que salga disparada en caso de frenazo o giro brusco. Es decir, tenemos que prestar mucha atención a la fijación de objetos en el coche.

Por las dimensiones de los mismos, es complicado que los esquís puedan ser transportados en el maletero o en el interior del vehículo. Sin embargo, muchos coches poseen una apertura en la zona central de los respaldos del asiento trasero, de modo que puede introducirse por ahí la parte que no entre por completo en el maletero. Esto está permitido y es completamente legal. Eso sí, los esquís tienen que ir debidamente metidos en una bolsa específica y anclados a los ganchos del maletero y sujetos con el cinturón de seguridad. De este modo, se cumple la parte de la normativa en la que se especifica que si la carga comparte espacio con las personas, ha de ir perfectamente sujeta.

Consejos para transportar esquís

Fuera del vehículo: el portaesquís

Pero esta no es la única forma de sujetar los esquís correctamente, ni muchísimo menos la más popular. De hecho, el método preferido por los conductores es el clásico portaesquís de techo. Este elemento se coloca se adaptan sobre las barras del techo, y están construidos habitualmente en acero o en aluminio.

Existen varios tipos: para un par de esquís solos o para varios, regulables en altura, con cierre antirrobo… Eso sí, tienes que ser muy cuidadoso y comprobar que los portaesquís están diseñados para las medidas concretas de tu coche

Un sistema similar al anterior y muy cómodo es el cofre de techo. El sistema es, básicamente, un cofre que se instala sobre las barras del techo. La ventaja de este medio es que puedes introducir todo tu equipo en el interior del cofre, de modo que liberas el maletero y el interior del coche para otro tipo de equipaje, o simplemente para viajar más cómodo. 

Los cofres de techo también te servirán para transportar materiales de diversa índole, por lo que los podrás aprovechar en otro tipo de viajes. Eso sí, si practicas una conducción eficiente, procura que el cofre de techo sea estrecho, de modo que no altere demasiado las condiciones aerodinámicas de tu coche y repercuta negativamente en tu consumo. 

Si tienes un 4×4, existen también portaesquís para colocar sobre la rueda de repuesto del vehículo. Este método te permitirá transportar hasta seis pares de tablas de snow o pares de esquís, y apenas lo notarás en tu consumo al incidir muy poco en el rozamiento, de modo que podrás viajar y disfrutar de tus esquís sin que lo note tu bolsillo. 

Con estos consejos para transportar tus esquís, no tienes excusa para planear tu próxima escapada de nieve. Echa un vistazo a nuestras recomendaciones de pistas de esquí por si necesitas ayuda para tu próximo viaje en familia.