Consejos para las vacaciones: te contamos cómo aprovechar el maletero

Descubre con Goodyear algunos interesantes y útiles consejos para las vacaciones: aprende cómo aprovechar al máximo el maletero de tu coche

Llega ese día que todos estamos esperando: ¡nos vamos de vacaciones! A un lado, las maletas; al otro, el maletero; y esperándote, muchos kilómetros que cuentan y aventuras por vivir. Nos proponemos ayudarte a guardar tu equipaje para las vacaciones en la parte trasera del coche con unos cuantos consejos útiles para aprovechar al máximo el maletero y no morir en el intento.

Quizá este deba ser el primer consejo: empiezas a cargar tu maletero cuando haces la maleta. Por lo tanto, empieza a aprovechar el espacio de tu maletero aprovechando bien todo el espacio de tus maletas. Guardar el equipaje para las vacaciones empieza por una planificación de cuál debe ser ese equipaje. Las listas de toda la vida funcionan. Haz una lista de lo imprescindible y calcula los días que vas a estar y -como dirían los abuelos- las mudas necesarias. Siempre está bien llevar alguna de más, pero ten moderación con los “por si acaso”. Ya tenemos la maleta hecha y ahora nos toca conseguir que todo nuestro equipaje quepa en el maletero. Te ofrecemos una serie de trucos para cargar el coche:

Las maletas van en el maletero. Aunque te parezca obvio, hemos de recalcarlo. Es el sitio preparado para ello y donde más estables se encontrarán, ya que el maletero ha sido diseñado justo para eso. Si las llevaras en las plazas traseras libres, asegúralas siempre con los cinturones.

Maletas para niños

Los bultos más pesados y grandes, abajo. Ayudará a mantener bajo el centro de gravedad del vehículo y contribuirá a una mejor conducción. Has de compensar la carga. Los maletas o los bultos más grandes y pesados deben ir abajo y, si puede ser, al fondo del maletero. Los más ligeros nos servirán para rellenar los huecos que quedan libres y, además, para, en cierto modo, calzar los otros.

Deja espacio para los recuerdos del lugar que visites. Como es difícil que en la vuelta nos esté el maletero igual de ordenado que en la ida y, por tanto, quepa todo, es mejor que te plantees que tienes que dejar sitio para todas esas cosas que te traerás de recuerdo. Ese espacio adicional ha de entrar ya en tu planificación.

Allá donde vas hay tiendas que venden de todo. Puede que no, pero plantéate llevar lo imprescindible y nada más. Recuerda que siempre podrás adquirir algo que no pusiste en tu lista ni metiste en tu maletero, pero que es imprescindible. Planificar es importante y respetar la planificación también, pero recuerda que, si vas de vacaciones, no puedes estar sacrificado por una lista que no cabe en el maletero. Lleva lo que realmente necesites y, sobre todo, relájate y disfruta.

Todo va mejor, si está amarrado. Hemos usado los bultos ligeros para calzar los más grandes, pero los pulpos, redes o elásticos garantizan que no habrá movimientos indeseados. Si llevas una mascota, tiene que ir en la parte trasera y con cinturones o mallas especiales o separadores. Lo mejor es combinar el transportín y los separadores.

Un viaje es una oportunidad para disfrutar -plantéatelo así- de kilómetros de vivencias que cuentan para tu memoria. Cuando emprendas uno, asegúrate de que lo haces en las mejores condiciones. Tu vehículo debe estar a punto y tu conducción debe ser segura. Descansa lo necesario, no tengas prisa por llegar y disfruta.