Qué hacer en Navidad: 10 planes geniales para no aburrirte

9 diciembre | 2019 | Goodyear

No te preocupes si aún no sabes qué hacer en Navidad, a continuación te proponemos 10 planes para no aburrirte en estas fechas

La Navidad es una época para celebrar; pero también para aprovechar los días festivos con planes que, en otro momento del año, tenemos aparcados. Es tiempo de juntarse con los amigos y con la familia y disfrutar de cosas diferentes. ¿Cómo qué? Pues un escape room con la abuela, un paseo en familia por el mercadillo navideño o ver las estrellas con tu pareja. No te preocupes si aún no sabes qué hacer en Navidad, a continuación te proponemos 10 planes para no aburrirte en estas fechas. ¡Toma nota!

1. Escape Room, diversión asegurada 

Como regalo de Reyes, alternativa a la cena de empresa o al tapeo con los amigos. Las escapes room son una experiencia en la que se combina trabajo en equipo, destreza mental y capacidad de observación. Las temáticas son muy variadas: laboratorios zombis, asesinatos en cárceles, casas encantadas, robos de cuadros famosos… Sorprende a tus seres queridos y atrévete a entrar con ellos en una sala enigmática de la que sólo podréis salir si lográis superar las diferentes pruebas. Las discusiones con el cuñado seguro quedan en un segundo plano… o no.

Escape Room

2. Maratón de películas navideñas

Si algo ha hecho el nuevo modo de ver televisión es que ahora sí puedes disfrutar de un maratón de películas navideñas sin esperar a que las cadenas las pongan. ¿Cómo? Plataformas como Netflix o HBO sacan toda la artillería para estas fiestas. Podrás ver películas de amor y Navidad, de niños y Navidad… incluso de zombies y Navidad. No hay ninguna temática que esté reñida con estas fechas. Y si quieres que tu plan mejore, planea el maratón con amigos. Solo necesitaréis unas bata-mantas, el sofá y kilos de palomitas. ¡Plan calentito y divertido! 

3. Mercadillos navideños

Un clásico de Navidad más que recomendable para aquellos a los que apasiona la decoración navideña, los dulces, la cerámica, esculturas, juguetes de madera… hechos con la dedicación y tiempo de los artesanos. En ciudades como Barcelona, Madrid, Bilbao o Valencia se organizan cada año mercadillos y ferias de productos tradicionales en los que la parte decorativa comparte protagonismo con la gastronomía.

Mercadillo de Navidad

4. Nochevieja universitaria en Salamanca

Un viaje en coche con los amigos siempre es un buen plan. ¿Dónde te enviamos? A la Nochevieja universitaria que se celebra cada año en Salamanca. Este año la fecha elegida es el 12 de diciembre y, como si de la misma noche del 31 se tratase, su Plaza Mayor se llena de gente para tomar las tradicionales uvas y celebrar el cambio de año. Si además quieres hacer turismo, puedes visitar la catedral o la Universidad Pontificia. ¿Y para comer? De pinchos por la zona de Van Dick.

5. Escapada a la nieve: Aramón

Un clásico es darse una escapada la nieve. Te proponemos un plan sin tener que salir de España: disfrutar de la nieve en Aramón, en Aragón. Cuatro estaciones de esquí con casi 300 kilómetros esquiables.  Podrás elegir entre las estaciones de esquí en el Pirineo aragonés de Cerler,  las del Valle de Benasque y Formigal-Panticosa, en el valle de Tena, y Javalambre y Valdelinares, en el Sistema Ibérico turolense (la mayor superficie esquiable de España). El paraíso para los amantes del esquí.

Nieve en Aramón

 

6. Disfruta de los alumbrados de Navidad

Desde hace unos años, Vigo es la capital de las luces de Navidad. Su alcalde, Abel Caballero, pretende cada año establecer un nuevo récord. ¡Los hoteles se llenan en la ciudad olívica por estas fechas! Si quieres disfrutar de la Navidad como si estuvieras en el centro mismo de ella, este año podrás ver 10 millones de luces led o un árbol de Navidad de 32 metros totalmente iluminado. Además, podrás montar en una noria de 62 metros de altura que cuenta con 48 cestas con capacidad para 192 personas y que está iluminada con 180.000 leds. Y como los mercadillos navideños no puedan faltar, podrás darte una vuelta por sus 62 puestos, con todo tipo de productos tanto navideños como de alimentación o artesanía. Un verdadero festival de luces que fascinará, sobre todo, a los más pequeños de la casa.

7. Colaborar en un comedor social

Para ser voluntario no es necesario viajar hasta países a cientos de kilómetros ni hacerlo durante un tiempo prolongado. Seguro que muy cerca de ti existe algún comedor social en el que necesitan colaboradores en la preparación y reparto de comida, recepción de personas, organización del ropero… Retomar los orígenes de la Navidad y su aspecto más humano nunca está de más. Conocer de primera mano la situación extrema de otras personas que no tienen ni para comer servirá para valorar más lo que uno tiene.

Pista hielo - Kilometrosquecuentan

8. Pista de patinaje de hielo

En este recorrido de planes navideños no podía faltar lo que es ya un clásico: patinar sobre hielo. Cada vez son más las ciudades y cabeceras de comarca que se animan a colocar este tipo de instalación para disfrute de niños y mayores. Patinar requiere de un poco de equilibrio, coordinación y alguna caída para aprender cómo hay que mover los pies para poder deslizarse sobre el hielo. Si entre tus propósitos de Año Nuevo está el de hacer ejercicio, ¡qué mejor que hacerlo mientras te echas unas buenas risas!

9. Correr la San Silvestre 

Es un plan de un solo día pero seguro que el elegido por la gran cantidad de runners que hay en la actualidad. Correr la carrera San Silvestre es algo más que hacer ejercicio, es ya una tradición que se realiza en multitud de ciudades de España. Puedes correr en familia (en la mayoría de las ciudades hay también la versión para los más pequeños) o tratar de establecer tu propio récord personal. En cualquier caso, terminar el año corriendo es un buen plan. ¡Y muy sano!

10. Hacer de turista en tu propia ciudad

A priori puede parecer aburrido pero no lo será tanto si te lo planteas en serio, es decir, convirtiéndote en un auténtico turista que planifica previamente qué lugares merece la pena visitar, museos imprescindibles, restaurantes donde comer o tomar una tapa, horario del bus turístico… Otra opción diferente es apuntarse a un tour alternativo en el que aseguren que te enseñarán cosas “que no salen en las guías turísticas”. Seguro que hay rincones, monumentos o bares con encanto que desconocías. En algunos casos hay tours nocturnos o temáticos, como los basados en escenarios de libros, series o películas.

La Navidad no tiene por qué ser sinónimo exclusivamente de comidas y cenas. También es una fecha perfecta para viajar, vivir nuevas experiencias y disfrutar de planes alternativos. ¡Felices fiestas! 

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan