Crash test: qué es y cómo se hace

Los crash tests, indispensables para evaluar el nivel de seguridad en vehículos. En Goodyear te contamos cómo se realizan

La seguridad vial es una de las principales preocupaciones entre conductores, administraciones y colectivos. A lo largo de los años se han perfeccionado numerosas herramientas con el objetivo de reducir la siniestralidad en carretera y aumentar la seguridad. Una de estas herramientas son los test de choque o pruebas de impacto. En Goodyear te mostramos qué son los crash tests y cómo se desarrollan.

Historia seguridad vial

Un crash test es una simulación de un impacto de un vehículo para analizar el comportamiento de los sistemas de seguridad y retención de ocupantes. Los crash test tienen su historia dentro de la seguridad vial como parte de un avance constante que se produjo a partir de la década de los 30. Así, un vidrio de seguridad se convirtió en un elemento habitual en todos los automóviles Ford en 1930. También en 1930, propusieron el uso de cinturones de seguridad y tableros acolchados. Pero una parte importante de la historia de la seguridad vial es el comienzo de las pruebas de seguridad del automóvil. General Motors (GM) realizó la primera prueba de choque de barrera en 1934.

La seguridad vial cuenta con hitos, además de los crash tests, como el desarrollo de un sistema de frenos de reserva por Hudson Terraplane en 1936. Pero pensemos que desde la década de los 30 hasta ahora han sido muchos los pasos que se han dado y que han sido las nuevas tecnologías las que han permitido nuevos avances. En la década de los 50, se realizaron las primeras pruebas con dummies (una especie de maniquí que fue utilizado para realizar pruebas de choque en automóviles y en aviones). El primer crash test dummy fue inventado por Samuel W. Alderson en 1949, las pruebas de choque frontales se iniciaron en 1995 y en 2003 se iniciaron las pruebas de impacto. Los ingenios mecánicos y las investigaciones no tendrían valor sin la concienciación de la importancia de una conducción segura. No fue hasta 1984 cuando se aprobó una ley que exige el uso de cinturones de seguridad en los automóviles de pasajeros en el estado de Nueva York.

Crash Test

Cómo se hace un crash test

Los crash tests pueden ser reales cuando se impacta un coche contra otro o contra un elemento externo o pueden ser de simulación. En las simulaciones, se sitúa sobre una plataforma el sistema a analizar (por ejemplo, una carrocería de vehículo) y se emplea un dispositivo mecánico de frenado que reduce la velocidad de la plataforma (aproximadamente una décima de segundo) para simular un impacto real.

En la actualidad, en los crash test se utiliza un dummy o maniquí de ensayo, un dispositivo de forma y tamaño humano equipado con acelerómetros, células de carga y sensores de desplazamiento para analizar su comportamiento durante el impacto.

Crash tests: Euro NCAP e IIHS

¿Conoces cómo son las pruebas realizadas en los crash test de Euro NCAP? Euro NCAP es el programa europeo de evaluación de automóviles nuevos. Tiene su equivalente en el Insurance Institute for Highway Safety, IIHS, estadounidense. Ambos son los referentes principales en la realización de pruebas de impacto y valoraciones y predicciones de seguridad.

Para el IIHS, el Lexus RC 2018, un automóvil grande de lujo, fue calificado con el Top Safety Pick + por sus buenas clasificaciones de resistencia a impactos en todos los ámbitos: prevención de choque frontal estándar y superior. Para recibir este tipo de calificación, un vehículo es sometido a pruebas de superposición moderada de frente, lado, resistencia del techo y pruebas de cabecera También debe tener un sistema de prevención de colisiones frontal que gane una calificación superior o avanzada, así como faros bien clasificados.

2017 fue el año más activo de Euro NCAP con casi 70 modelos evaluados. La mayoría de los modelos probados en 2017 eran nuevos en el mercado y la mayoría de ellos lograron la calificación máxima de cinco estrellas. A los modelos más antiguos no les fue tan bien, sus clasificaciones, generalmente más pobres que las de los coches más nuevos, reflejan la falta de sistemas avanzados de restricción y tecnologías de asistencia al conductor. Volkswagen se ha hecho con modelos ganadores en tres categorías: el Polo en la clase supermini, T Roc en la pequeña categoría todoterreno y el Arteon en la clase ejecutiva. Volvo refuerza su reputación de seguridad con el mejor rendimiento general de este año con el todoterreno XC60.

El nuevo Nissan LEAF es el primer coche eléctrico calificado con 5 estrellas por Euro NCAP. El LEAF es el primer automóvil evaluado según los protocolos mejorados y extendidos de Euro NCAP para 2018.

 Pruebas de choque para ciclistas y peatones

A medida que los números de bajas de la carretera se estancan, se necesita garantizar que los vehículos nuevos ofrezcan la última y mejor tecnología de seguridad. Por esta razón, en 2018 Euro NCAP anuncia nuevas pruebas en sus evaluaciones, abordando escenarios clave de accidentes que involucran automóviles, peatones y ahora también el creciente número de ciclistas.

Tras el accidente mortal de marzo de un vehículo Uber, el IIHS ha mostrado su preocupación por este tipo de accidentes. Según un estudio del IIHS, las muertes de peatones han aumentado un 46% desde que alcanzaron su punto más bajo en 2009. El aumento se ha producido principalmente en las áreas urbanas o suburbanas, en las no intersecciones, en las arterias, carreteras transitadas diseñadas principalmente para canalizar el tráfico de vehículos hacia las autopistas, y en la oscuridad. “Entender dónde, cuándo y cómo están ocurriendo estos accidentes peatonales adicionales puede indicar el camino hacia las soluciones”, dice el presidente del IIHS, David Harkey. “Este análisis nos dice que las mejoras en el diseño de carreteras, el diseño e iluminación de los vehículos y la aplicación del límite de velocidad tienen un papel que desempeñar al abordar el problema”.

¿Qué ocurre si una limusina tiene un accidente?

Contra la creencia popular, las limusinas pese a que son extremadamente rígidas y duras, es necesario llevar cinturón de seguridad. Las limusinas son coches construidos a base de cortar el chasis de una berlina e insertar una larga sección rígida en su parte media. Por eso no se hace extraño que los crash test de la limusina de Vladimir Putin, dentro del proyecto Cortege se hayan convertido en noticia. Poco ha trascendido del nuevo modelo que transportará al presidente ruso en sus viajes oficiales. El ministro Denis Manturov comentó a un periódico local que la nueva limusina presidencial se acababa de someter a una serie de crash test y los resultados habían sido “positivos”. Se habla de un motor V8 o V12 con cilindrada superior a los 6 litros y una potencia de 600 caballos capaz de soportar el fuerte blindaje.

Las especializaciones en los crash test, cada vez mayores, y los cambios en legislación se orientan hacia un objetivo común en seguridad vial: obejtivo cero accidentes.