10 curiosidades de Pamplona

27 junio | 2019 | Goodyear

Pamplona es una ciudad universal, gracias sobre todo a los Sanfermines y a la promoción de la ciudad que hizo el inolvidable Ernest Hemingway a lo largo de su vida. La ciudad está eternamente unida a su fiesta, pero es mucho más que lo que pasa durante estos días de julio por sus calles. Descubre mucho más de la capital de Navarra: lo que tiene que ver con las fiestas de San Fermín y lo que la convierte en una de las ciudades más apasionantes de España.

¿Sabías que Pamplona fue fundada hace más de 2.000 años?

Pompeyo, general del ejército romano, fundó la ciudad en el año 75 antes de Cristo. Incluso existen teorías que vinculan el nombre del general con la actual denominación de la ciudad. Sin embargo, antes de su llegada ya había asentamientos de pueblos navarros y vascones en esa zona que se remontan otros 700 años en el tiempo.

¿Sabías que Pamplona también tiene murallas?

Si no has visitado Pamplona en ninguna ocasión igual esto te sorprenda. La Pamplona medieval tuvo su cinturón de murallas y todavía se conservan en la actualidad. Sus cinco kilómetros de recorrido hacen de estas murallas uno de los conjuntos bélicos mejor conservados de toda España. Puedes visitar la ciudad histórica haciendo un recorrido por su parte baja o por su parte alta… ¡o ambas! Por la parte alta se puede disfrutar del majestuoso Parque de la Media Luna y, por la parte baja, hacer un recorrido por el baluarte de Labrit. Imprescindible es la visita a La Ciudadela (en euskera, Iruñeko Zitadela)una fortificación de antiguo uso militar construida entre los siglos XVI y XVII y declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2015. 

Catedral de Pamplona

¿Sabías que Pamplona es una de las ciudades donde más prensa se lee?

Para ser exactos, prensa local, ya que una de las tradiciones que pasan de padres a hijos es la de bajar a por el periódico y subirlo con el desayuno. Los pamplonicas se dividen entre quienes leen Diario de Navarra y quienes prefieren Diario de Noticias: en ambos casos no solo podrás comprarlos en los kioskos, sino que hay multitud de cafeterías de la ciudad que los venden. Eso sí, sólo esos dos periódicos; no suele haber ningún otro de tirada nacional, ni los deportivos.

¿Sabías que tiene una de las calles con más bares del mundo?

La calle de San Nicolás mide solo 190 metros, pero alberga en ese espacio la friolera de 21 bares, es decir, uno cada nueve metros. Por eso a los pamplonicas les gusta decir que es la calle con más bares del mundo y utilizan una canción de Joaquín Sabina para hacer la comparación: dice el cantante que “solo en Antón Martín hay más bares que en toda Noruega”, pero en esa calle madrileña hay un bar cada 9,28 metros, por lo que en la calle pamplonica hay más.

¿Sabías que Hemingway ya habló de Pamplona en 1923?

La primera visita del escritor norteamericano a Pamplona fue en 1923, como corresponsal del diario Toronto Star. Quería escribir solo un reportaje, que se publicó en otoño de aquel año, pero se quedó prendado de la fiesta de los toros y volvió en 1924 y 1925. Fue para escribir su obra ‘Fiesta’ (‘The Sun Also Rises’, en su versión original) que fue publicada en 1926 y que fue el espaldarazo definitivo para que la ciudad y los Sanfermines fueran conocidos en todo el mundo. El escritor visitó Pamplona hasta en 8 ocasiones, la última en 1959, y cuando murió encontraron billetes preparados para volver a viajar a la ciudad.

Escapada en San Fermín

¿Sabías que Pamplona multiplica por 10 su población en San Fermín?

La capital de Navarra tiene unos 200.000 habitantes censados, pero la semana de fiestas esa cifra se multiplica por diez gracias a los visitantes que llegan desde todas las partes del mundo. Eso hace que los precios de los hoteles en la ciudad se disparen durante esas fechas y no todo el mundo pueda pagarlos, por lo que es habitual encontrar a personas dormidas en bancos, parques, jardines o, incluso, hasta en los parkings, lo que ya ha provocado algún susto a más de uno.

¿Sabías que San Fermín no es el patrón de Pamplona?

San Fermín es sinónimo de Pamplona y viceversa. Sólo con escuchar cualquiera de los dos nombres nos trasladamos directamente a las estrellas calles del centro de la ciudad y vienen a nuestra memoria las carreras de los mozos delante de los toros. Sin embargo, el patrón de Pamplona no es San Fermín, sino San Saturnino de Tolosa, aunque casi todo el mundo desconoce este dato. San Fermín es copatrono de la Comunidad Foral de Navarra junto a San Francisco Javier, pero es San Saturnino de Tolosa quien ostenta ese privilegio en la ciudad. La casualidad quiso que San Saturnino bautizara a San Fermín en el siglo III antes de que, lógicamente, ambos llegaran a ser santos.

¿Sabías que la vestimenta típica de San Fermín va a cumplir casi un siglo?

No se sabe a ciencia cierta de dónde procede el atuendo que hoy todo el mundo lleva en San Fermín: camisa y pantalón blanco y pañuelo rojo al cuello. La teoría más expandida hace referencia a un grupo de amigos humildes que decidieron fundar en 1931 la Peña La Veleta: como no tenían dinero para grandes lujos, decidieron vestirse con algo que todos tuvieran en casa y que no les supusiera un gran desembolso. Hoy, casi 90 años después, es un uniforme que tiene trascendencia mundial. Eso sí: el pañuelo rojo no se puede atar al cuello hasta después del chupinazo.

¿Sabías que cada día, antes del encierro, se canta a San Fermín?

Justo antes de que suene el chupinazo que anuncia el comienzo del encierro, cientos de personas se reúnen delante de la figura de San Fermín, en el trazado por donde pasarán poco después los toros persiguiendo a los mozos. Con un breve cántico, se pide la protección del santo: “A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro, dándonos su bendición”. Después se repite en euskera y se finaliza lanzando ‘vivas’ al santo. Sin duda, uno de los actos más destacados y que no puedes perderte en tu escapada a los sanfermines.

¿Sabías que el recorrido del encierro no llega ni a un kilómetro?

El día 6 de julio comienzan cada año las fiestas de San Fermín con el chupinazo. Pero lo que de verdad han hecho universales estas fiestas son los encierros: se celebran durante 8 días, entre el 7 y el 14 de julio, cada día a las 8 de la mañana, y son el epicentro de las fiestas. En un principio era la forma de trasladar a los toros desde el corral hasta la plaza, pero ese recorrido se ha convertido hoy en el centro de una fiesta global: el trayecto recorre apenas 825 metros, dura unos dos minutos aproximadamente y convoca en las calles a más de 3.000 corredores cada día y a muchos miles más que lo siguen desde las vallas y balcones del recorrido. Sin duda, la calle más famosa de todo el recorrido es la calle de la Estafeta, epicentro de la ciudad junto a la Plaza del Castillo.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan