Descenso del Río Sella: ¡apúntate a disfrutar!

Si estás pensando en apuntarte al descenso del Río Sella, no te pierdas este artículo donde te damos algunos consejos para aprovechar a tope la experiencia.

Algunos esperan ansiosos la llegada del verano por los festivales de música, otros por darse el primer chapuzón del año en la playa, por llevarse a los más pequeños de vacaciones en familia o por desconectar unos días en el pueblo. Pero son muchos los que están deseando que llegue agosto… ¡para disfrutar del descenso del Sella! Y por fin, amigos, la fecha ya está aquí.

¡Sólo quedan unas horas para que comience esta divertida experiencia en la comarca de los Picos de Europa!

Es un auténtico aluvión de gente el que se desplaza hasta aquí, tanto para los que participan en la bajada en canoa como para contemplarlo desde la orilla. Las vistas del recorrido desde Arriondas hasta Llovio son espectaculares. El inicio del evento es todo un festín, así que si quieres formar parte de él, no dudes en vivirlo en Arriondas, donde además los más jóvenes podrán disfrutar del Festival Aquasella los días 21 y 22 de Agosto con la mejor música. Si prefieres animar la llegada a meta, en Ribadesella, donde finaliza el descenso, ¡todos los ánimos a los participantes son más que bienvenidos tras el esfuerzo de la competición! Lo mejor de todo… ¡el ambiente y el paisaje que te acompañarán a lo largo de toda esta aventura! Bien lo dice el lema: Asturias, paraíso natural. ¿Y qué mejor forma que disfrutar de toda esa naturaleza recorriendo el cauce del río Sella y declarándonos una vez más admiradores de esta tierra, patria querida?

 

Año tras año, los rituales se repiten en el descenso. Precisamente por eso, ¡son rituales! Los chapuzones previos a la salida de las canoas y de los que podrás ser partícipe tanto si participas como no; los tritones que despejan el río antes de la salida y que continúan animando a los asistentes mientras dura el recorrido; los nervios de los piragüeros por dar rienda suelta a su destreza al mando de las canoas.

 

Mientras, los que vayáis como espectadores podréis disfrutar del ambiente festivo que tiene lugar en las inmediaciones, con música y muchas ganas de pasarlo bien y disfrutar de esta cita anual. Tanto si vas con amigos como con familia, es una experiencia única que, aparte de conquistarte con un día muy especial, podrás aprovechar para disfrutar de la belleza asturiana y recorrer sus paisajes y pueblos más espectaculares.