Diésel o gasolina: ¿cuál es más eficiente?

Te contamos las claves para saber cuál de estos dos motores es más eficiente en carretera. ¿Cuál ganará? ¡Descúbrelo!

No hace mucho tiempo que los motores diésel estaban en auge. Estaba extendida la idea de que ante un uso frecuente de autovías y trayectos largos, los coches diésel eran más eficientes que los coches de gasolina. Sin embargo, tras el dieselgate y con las nuevas mejoras implementadas en los motores de gasolina, la tendencia del mercado está cambiando. ¿Por qué? ¿Diésel o gasolina: cuál es el más eficiente?

Antes de ver la eficiencia de ambos hay que tener claro un concepto previo. Un litro de gasóleo tiene un 10% más energía calorífica que un litro de gasolina. Esto implica que los motores diésel parten con mayor ventaja. Si a ello le sumamos que los procesos físicos y termodinámicos que suceden bajo el capó de un coche diésel son más eficientes podría parecer que la respuesta es clara: El diésel es más eficiente, aunque en la mayoría de los casos, la vida útil de un coche a gasolina sea mayor  .

Sin embargo, si incluímos al medio ambiente en la ecuación, la eficiencia es relativa. Ya que con el escándalo del dieselgate se descubrió que muchas marcas que fabricaban vehículos diésel falsificaban los test de emisiones de óxido de nitrógeno (NOx). De este modo, los valores de agentes contaminantes estaban disparados para lograr una mayor eficiencia. Porque del mismo modo que el diésel es más eficiente, la gasolina (en estos momentos) es más limpia. Hecho que puede parecer insignificante, pero no lo es.

Coches diesel y gasolina: cifras de ventas

Grandes ciudades como París o Londres ya han afirmado que en 2020 ningún vehículo diésel circulará por su casco urbano (Madrid y Barcelona están barajando posibles medidas similares). De hecho, según la consultora americana AlixPartners, en 2030 únicamente el 9% de los coches que se van vender en Europa serán diésel (tendencia que ya se ha empezado a notar en el mercado este mismo año con el descenso del 7% en compras de coches diésel).

Según datos de la asociación de fabricantes de automóviles ANFAC, en 2016 los motores diésel han desaparecido del catálogo de modelos del segmento A, el de “coches ciudadanos”. Sí que mantienen su reinado en el mercado de los SUV, donde la proporción de ventas de modelos diésel sigue siendo superior, aunque se percibe un cambio de tendencia.

Gasolina o diésel

Esta caída de ventas no se debe exclusivamente a problemas con las emisiones. Durante estos años a la sombra, los fabricantes de coches de gasolina han ido mejorando la eficiencia de sus motores y a su vez, el precio del gasóleo ha subido con respecto a la gasolina. Y aunque haya trucos para tratar de ahorrar combustible,  los usuarios cada vez ven con mejores ojos decantarse por un coche con motor de gasolina.

Según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), los automóviles a gasolina superaron por primera vez desde 2009 en unidades vendidas a los propulsados por diésel (3,49 millones de unidades, un 4,18% más). xson datos del primer semestre de 2017 en Europa. el mismo estudio concluye que los coches con motor a gasolina coparon el 48,5% de las ventas totales de automóviles nuevos, un 45,8% más que en la primera mitad de 2016, mientras los diésel obtuvieron una cuota de mercado del 46,3% (3,9 puntos menos que en la primera mitad de 2016).

¿Qué ocurrirá en el futuro?

Es arriesgado aventurar que depararán los próximos años, dado que hace menos de un lustro nadie podía prever el batacazo actual de los coches diésel después de tres décadas de estar en el podium de los más vendidos. Sin embargo, hay dos factores a tener en cuenta. Por un lado los fabricantes de diésel están trabajando a pleno rendimiento para recuperar el terreno perdido. Por ello se han centrado en lograr los mismos valores en la eficiencia de sus motores, tras adecuar sus emisiones contaminantes a las tasas de homologación de vehículos emitidas por las distintas instituciones europeas. Por otro lado, los coches híbridos y eléctricos piden paso.

Hace más de un siglo que se inventó el coche eléctrico que estuvo en auge hasta la aparición de Ford con sus motores a combustión y su producción en cadena abaratando costes. A su vez, hace 20 años que Toyota produjo el primer modelo híbrido en serie. Si es cierto que la historia tiende a repetirse parece que estamos ante el comienzo de una nueva era de automóviles híbridos y eléctricos (Tesla lleva pujando fuerte desde 2006). No en vano, la eficiencia de ambos poco a poco va acercándose a los valores que marcan los coches diésel y gasolina.