Dónde comer cocido montañés en Cantabria

Cantabria es sinónimo de naturaleza, mar, montaña y gastronomía. Descubre con Goodyear grandes lugares para comer

Cantabria es sinónimo de naturaleza, mar, montaña y buen comer. Entre sus numerosos platos tradicionales hoy nos centramos en uno de los que más apetece en esta época del año: el cocido montañés, típico de la zona del Valle de Cabuérniga aunque también “ha conquistado” otras zonas de la comunidad alcanzando hasta la propia capital. Descubre con Goodyear los mejores lugares en los que comer cocido montañés en Cantabria.

La base del cocido montañés

El cocido montañés cántabro es un plato de cuchara pensado para combatir el frío. Sus ingredientes básicos son las alubias blancas, berzas y patatas acompañados del compango (costilla adobada, chorizo, morcilla y tocino). A partir de esta base puede haber pequeñas variaciones, como la incorporación de zanahoria, cebolla o codillo. No es una receta complicada de elaborar pero, como en la mayoría de platos de puchero, sí requiere de tiempo para irse cocinando poco a poco. Además, su sabor es mucho más intenso si lo dejamos reposar un día. ¡Pon a punto tu coche y prepara el estómago porque emprendemos ruta para degustar un buen cocido montañés!

Mesón San Cipriano (Mazcuerras)

Situado en la comarca de Saja-Nansa, zona de transición entre la costa y el interior, ir a comer a este local es sinónimo de comida casera en el que el cocido montañés es el plato estrella. Ganadores en la VI edición de la Ruta de los Pucheros de Cantabria, su secreto para el cocido montañés es el equilibrio del compango para que el plato no quede sobrecargado. El cachopo, el cabrito y la tarta de queso son otras de sus especialidades. El menú se acompaña de unas vistas únicas que, en los días más soleados, pueden disfrutarse desde la terraza.

Dónde encontrarlo: Alto de San Cipriano, carretera CA-283. Tel: 685 054 802.

Cocido

Restaurante Manil (Santander)

La constatación de que un buen cocido montañés se puede comer en el propio centro de Santander y que la calidad de los productos determinan buena parte de un menú. Este restaurante apuesta por la cocina tradicional en un ambiente acogedor que incluye un salón privado. Además del cocido otra de sus especialidades es el arroz con bogavante. La carta de vinos es variada y de calidad.

Dónde encontrarlo: calle Cardenal Cisneros, 96. Tel: 942 370 471.

Casa Mariano (Santander)

Emplazado en un edificio centenario y con terraza en la Alameda de Oviedo. Si decides ir a este restaurante deberás hacerlo sin prisas para disfrutar de una auténtica cocina de abuela en un lugar único. Los embutidos, guisos y platos de cuchara son sus especialidades. Por supuesto no falta el cocido montañés, preparado de modo tradicional para lograr que el viaje en el tiempo que transmite el inmueble se acentúe aún más.

Dónde encontrarlo: calle Vargas, 23. Tel: 942 230 024

El Cruce (Vega de Pas)

De la ciudad nos subimos al coche para emprender viaje hasta Vega de Pas, una de las tres villas pasiegas, situada en el sureste de la comunidad. Después de una ruta de senderismonada mejor que reponerse con la comida “de toda la vida” que ofrece este establecimiento. El cocido y el lechazo son dos de sus especialidades. En su carta no faltan los postres caseros -lógicamente incluyen quesada pasiega- y la cerveza artesanal.

Dónde encontrarlo: CA-263. Tel: 942 595 072.

Casa Cofino (Caviedes)

Una antigua casa de comidas situada en el municipio de Valdáliga. Recomendable visitar alguna de sus joyas naturales, como las secuoyas del Monte Cabezón, para después darse un “pequeño” homenaje gastronómico en Casa Cofino. Aconsejable reservar para evitar esperas y las colas que suele haber para saborear sus croquetas (no faltan las de cabrales), alubias, cabrito o albóndigas. El menú no se olvida de su excelente cocido montañés, considerado por muchos como uno de los mejores de toda Cantabria.

Dónde encontrarlo: barrio Caviedes, s/n. Tel: 942 708 068.

Casa Jandro (Celis)

A media hora de Caviedes y muy cerca de las cuevas del Soplao se encuentra Casa Jandro, uno de esos restaurantes que tiene claro que decantarse por la cocina tradicional y de puchero es apuesta segura. El menú garantiza la reposición de fuerzas y entrar en calor cuando el frío aprieta. Su cocido montañés es reparador. Si te quedas con hambre -cuestión complicada- o quieres probar otras propuesta podrás elegir entre chuletón a la piedra, pulpo o entrecot.

Dónde encontrarlo: carretera CA-181, km 14. Tel: 942 727 690.

Camping El Helguero (Ruiloba)

En este pequeño municipio de la Costa Occidental cántabra también se puede disfrutar de una carta tradicional de comidas en la que no falta el cocido montañés. Eso sí, deberás hacerlo entre abril y septiembre, temporada en la que está abierto. ¿Quién ha dicho que el cocido no es apto para el verano?

Dónde encontrarlo: calle El Helguero, s/n. Tel: 942 722 124

Alameda Lounge bar (Colindres)

La demostración de que la cocina tradicional puede convivir con la innovación en los fogones. En este local se asegura que se “cocina con corazón” y la prueba está en su ensaladilla con mahonesa de remolacha, el huevo poché con salsa parmentir o el lomo con frambuesa. El punto tradicional se reserva para el cocido montañés, que nunca falta en la carta de este restaurante del Oriente cántabro.

Dónde encontrarlo: calle Ramón Pelayo, 13. Tel: 942 138 900
Si te gusta la cocina tradicional, los sabores de antaño que sólo se consiguen con tiempo y dedicación, el cocido montañés tiene que estar en tu lista de platos para probar en los próximos meses. Planifica tu ruta, haz las maletas  y ¡emprende nueva ruta!