Dónde ir en Navidad: los mejores destinos para disfrutar

Si estás dudando dónde ir en Navidad, te presentamos nuestra selección de los mejores destinos para disfrutar esta época

Se acerca la Navidad y aunque sabemos que la tradición manda, en los últimos años hemos dejado de celebrar estos días de un modo tan convencional y cambiamos la cena de veinte en casa de los abuelos por entretenidos viajes, en pareja o en familia. En prácticamente todas las ciudades de España, durante todo el mes de diciembre, hay una intensa actividad, desde mercadillos, actuaciones, teatro, cine, y las agencias de viajes propones escapadas en las que el sol y la arena de la playa son sus principales objetivos. Otro de los destinos estrella está íntimamente relacionado con la nieve ¿qué mejor plan que pasar la Navidad esquiando en tu estación favorita o descubriendo los maravillosos paisajes ¡Y por supuesto las carreteras! que el mapa de la península ibérica nos puede ofrecer? Os proponemos diez lugares para visitar que harán que pases una Navidad diferente ¡Buen viaje!

Madrid: viaje tradicional imprescindible

¿Se puede visitar Madrid y no imbuirse del espíritu navideño? Ciertamente es imposible. Desde el día 24 de noviembre, coincidiendo con el Black Friday, más de 80 calles han encendido sus iluminaciones navideñas dando un ambiente festivo que es difícil de evitar. Si eres de lo que adora la Navidad estás de suerte. Podrás disfrutar de su tradicional mercadillo en la Plaza Mayor en el que podrás encontrar desde artesanía a regalos, perfectos para empezar tus compras navideñas. En numerosos barrios céntricos de la capital podrás disfrutar de pistas de hielo, perfectas para iniciarse en el mundo del patinaje. Cortylandia en lugar obligatorio si viajas con niños. Un espectáculo que este año se titula ‘Cuento de Navidad’ y que pondrá el punto de magia que los adultos parecemos haber perdido. Y para cuando ya estés cansando de que Papá Noel te persiga por cada esquina, podrás irte de tapas por los mejores bares de Madrid, o disfrutar de un plan alternativo, visitar las terrazas con las mejores vistas de la ciudad.

Barcelona, Navidad en familia 

Si vas a la capital condal es imprescindibles que visites sus ferias: puedes dar vueltas durante todo el día recorriendo, por ejemplo, la Feria de Santa Lucía, que se instala en los aledaños de la Catedral y que se instala a finales de noviembre y suele durar unas tres semanas. Es una de las ferias más antiguas, ya que comenzó a celebrarse en el año 1786. Si vas cuando la época navideña oficial ya ha terminado – es decir, hacia principio de año. – podrás encontrarte con la Feria de Reyes de la Gran Vía. Más de lo mismo, infinidad de mercadillos con todo lo que te puedas imaginar. Además de las típicas pistas de  hielo, también podrás visitar el tradicional pesebre al aire libre de la Plaza de Sant Jaume. Este ‘belén’ costa de 25 piezas de metacrilato diseñadas por el arquitecto Jordi Darder. Otra buena opción es realizar una ruta literaria por 26 kilómetros dentro de la urbe para conocer los lugares más interesantes, culturalmente hablando, de la ciudad. Si ya te has cansado de la capital, podrás acercarte hasta Cobera, está a tan sólo media hora de la ciudad, y disfrutar de su belén viviente.

Navidad en Barcelona

Tenerife: Navidades ¿tropicales? 

Viajar a las Islas Canarias siempre nos parece una buena opción. Sobre todo si queremos escapar un poco del frío de la península. Las playas tinerfeñas son todo un aliciente para subirse a un avión y viajar hasta las islas. Pero por si fuera poco hay una actividad que no te puedes perder: visitar el Teide en pleno invierno. Si las laderas del Teide son todo un espectáculo el resto del año, con nieve resultan impresionantes. Además, en el volcán se relizan todo tipo de actividades perfectas para un viaje en familia: ser geólogo por un día, una visita guiada al observatorio, talleres de gastronomía, etc. Otro plan estrella que deberás hacer al menos una vez en la vida es disfrutar del completo Teide Tour con teleférico. Ocho entretenidísimas horas en las que podrás disfrutar de los bellos paisajes del Parque Nacional, un recorrido por las carreteras de la zona en las que están diseminados hermosos pueblos, un permiso especial para ascender al sendero del Pico del Teide y un viaje en teleférico. ¿Qué más se puede pedir? Disfruta de Tenerife y olvida el frío por unos días.

Teide en invierno

Próximo destino, Zaragoza 

Si optas por visitar Zaragoza toda la acción se desarrolla en la conocida Plaza del Pilar. Puedes ver, hasta el día 7 de enero, un espectacular belén viviente que ocupa 1.000 metros cuadrados de superficie, disfrutar del patinaje sobre hielo, el tradicional mercado navideño y  una actividad que hará las delicidas de los pequeños de la casa y que se viene realizando desde el año 2012: una bajada en trineo por el tobogán instalado junto a la Basílica de la Virgen. Disfrutar de la iluminación navideña o asistir al musical ‘Un cuento de Navidad’ son otros planes para este viaje. Además podrás realizar una ruta por la ciudad que tan sólo te llevará 48 horas pero que te permitirá conocer lo más típico de la localidad.

Asturias, más que fabada 

Asturias no se entiende sin su poderosa gastronomía. Sí, su fabada es un plato delicatesen, indispensable este invierno. Pero, ¿fue sólo la fabada lo que conquistó a cineastas como Woddy Allen o Garci? La costa asturiana dispone de un amplio atractivo para viajeros y sus paisajes de montaña son un reto para los amantes del senderismo.

Navidad en Asturias

Mallorca, de la playa a los mercadillos de Navidad 

Aunque a los de la península no nos lo parezca, en lugares como Mallorca también se celebra la Navidad al estilo tradicional: mercadillos por toda la isla, numerosos e impresionantes belenes – puedes visitar hasta ocho diferentes – y pistas de hielo para que el entretenimiento sea total. Además, cada 31 de diciembre desde el siglo XII se celebra un curioso festival: la Fiesta del Estandarte o Fiesta de la Conquista, en la que se conmemora la caída de la ciudad en manos de Jaime I de Aragón durante la conquista de la isla en el año 1229. Es una de las fiestas civiles más antiguas de Europa y la más antigua de la Corona de Aragón. En ella se hace una ofrenda y se coloca un estandarte para rememorar la colocación del estandarte real que un soldado de la época colocó en una de las torres de defensa de la ciudad para avisar a sus tropas de que el camino estaba libre de musulmanes. Una curiosa fiesta para terminar el año. Además, por si fuera poco, puedes disfrutar también de sus preciosas playas.

Galicia: Navidad gastronómica

Galicia es sinónimo de buen comer. La costa gallega tiene entre sus tesoros no sólo un perfil natural digno de conocer sino una materia prima (sí, hablamos del marisco) que no debes dejar de probar. Pero Galicia es más que gastronomía: es un puente magnífico hacia Portugal, es la espectacularidad de la Ribeira Sacra, es Santiago de Compostela: cuna espiritual y de tapas y es el final del Camino.

Navidad en Galicia

Valencia: fuegos artificiales y paella

Castillo de fuegos artificiales en Nochevieja y pista de hielo en la plaza del Ayuntamiento, que esta Navidad contará también con un carrusel. ¿Necesitas más para elegir Valencia como tu destino especial de Navidad? Su casco histórico, la ciudad de las artes y las ciencias son sólo algunas de sus paradas imprescindibles. Valencia es un destino familiar y gastronómico, muy cerca de la ciudad encontrarás una ruta de barracas, papas y naturaleza. Por si te preguntas dónde está la mejor paella puede que nosotros tengamos al menos una posible respuesta…

Navidad en Valencia

Sevilla y su impresionante alumbrado navideño 

Bajo el hashtag #AlumbraSevilla2017 la localidad andaluza se ha vestido de largo y ha decorado 200 calles con unas impresionantes luces que recuerdan al esplendor de la Feria de Abril. Ya sólo por eso, Sevilla es un destino fantástico para pasar la Navidad. Además puedes encontrarte con varios espectáculos de teatro y circo, pistas de hielo, noria y carrusel; espectáculos audiovisuales, lumínicos y piromusicales. Por si todo esto fuera poco, se puede disfrutar también de  visitas guiadas al Real Alcázar. Son visitas mágicas, destinadas sobre todo a los más pequeños en las que se puede puede pedir un tradicional Deseo de Navidad bajo uno de los naranjos amargos de la época de Pedro I, visitar los pavos reales y los peces del Estanque de Mercurio además de interesantísimas charlas a cargo de los restauradores del palacio. Si además te interesa realizar una ruta en coche, no te pierdas sus numerosos lugares con encanto. Una Navidad para recordar.

Córdoba, el paraíso de los Belenes

Si hay una visita que no puede faltar esta Navidad es a esta localidad andaluza considerada uno de los paraísos de los aficionados a los belenes. En una cueva del Parque Natural de Segura y Las Villas podrás visitar uno conformado por 1.450 kilos de chocolate blanco y negro en el que están representados no sólo San José, la Virgen y el niño Jesús, sino también numeroso edificios emblemáticos de la zona. En Torrecampo, una localidad de poco más de 1.200 habitantes, estos se echan a la calle cada Navidad para representar fielmente las calles del Belén de la época del nacimiento de Jesús. Mäs de 40 escenarios y casi 300 figurantes para unas escenas muy realistas. Si viajamos después hasta Tomares podremos visitar un original Belén: uno formado por 3.500 figuras de Playmobil que hará las delicias de los más acérrimos fans de estas figuras. Conocer los jardines de Los Patios de Córdoba o los escenarios de algunas localizaciones de la serie Juego de Tronos son algunas de las opciones que puedes aprovechar en un viaje a la provincia.

Estos son algunos de los lugares que podemos visitar durante esta Navidad en nuestro país. Rutas destinadas a toda la familia o a viajes de amigos en las que podrás descubrir los encantos y las tradiciones de otras localidades. Qué mejor plan que pasar la Navidad descubriendo los rincones con encanto de la geografía española.