¿Dónde se rodó La Catedral del Mar?

Visita con Goodyear los escenarios de la serie La Catedral del Mar: un recorrido por las joyas medievales de nuestro país

‘La catedral del mar’ es la serie del momento. Basada en la aclamada novela de Ildefonso Falcones, habla de intrigas palaciegas, luchas medievales, amores imposibles… todo con un testigo de honor, la basílica de Santa María del Mar de Barcelona. Y es que la historia se ambienta en los años de construcción del templo, siglos XIV y XV, para contarnos las aventuras de Bernat Estanyol y su hijo Arnau. Pero ‘La catedral del mar’ no es sólo una serie histórica que llega a la parrilla tras superar años de obstáculos, es también un recorrido por algunas de las joyas medievales de nuestro país. Descubrir dónde se rodó ‘La catedral del mar’ supone visitar Barcelona, pero también Cáceres, Toledo, Zaragoza…

Si tú también te has enganchado a ‘La catedral del mar’, o si nunca rechazas un paseo por escenarios de series (¿has hecho ya nuestro test “dime qué series te gusta y te diré dónde viajar”?), sigue leyendo y descubre dónde se rodó ‘La catedral del mar’.

‘La catedral del mar’ se compone de una única temporada de 8 capítulos que puedes ver en Antena 3. Aitor Luna, Michelle Jenner, Silvia Abascal, Pablo Derqui, Andrea Duro, Ginés García Millán, Daniel Grao y Josep María Pou dan vida a los personajes principales de esta historia que en su estreno reunió a más de 3,8 millones de espectadores frente al televisor. El 80% de sus escenas se han rodado en exteriores, en localizaciones de 5 comunidades autónomas diferentes.

La basílica del pueblo

La primera parada en la ruta de ‘La catedral del mar’ no puede ser otra que su protagonista, la basílica de Santa María del Mar, construida entre los siglos XIV y XV. Edificada sobre un templo anterior, la basílica fue levantada con las piedras que marineros, mozos de carga y descarga de los barcos y gente sencilla transportaban desde la montaña de Montjuic. De hecho, en la historia ideada por Ildefonso Falcones, Arnau es una de esos siervos de la tierra que con su sudor ayuda a levantar el majestuoso edificio. Un templo, por cierto, que se erigió como símbolo del pueblo llano frente a la nobleza.

Aunque el nombre de la catedral del mar se refiere a la basílica barcelonesa, uno de los mejores ejemplos del gótico catalán y catalogada Bien de Interés Cultural, el templo únicamente hace presencia en la serie en los últimos capítulos. Algunas de las escenas cruciales del desenlace se han rodado en su interior.

La acción de ‘La catedral del mar’ también se deja ver por el Barrio Gótico de Barcelona, un laberinto de angostas calles medievales que invita a perderse sin mirar el reloj, y donde podemos toparnos con la plaza del Rey, la catedral de Santa Eulalia, el Barrio Judío…

Escenas de La catedral del mar

 

La otra catedral del mar, en Cáceres

Hasta que la construcción de la basílica llega a su fin, los exteriores del templo se han recreado a 900 kilómetros de distancia, en Cáceres. La ciudad renacentista, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se ha convertido en el plató por excelencia de las producciones ambientadas en la Edad Media, como prueba esta ruta por Cáceres. La puerta principal de la concatedral de Santa María, templo románico de los siglos XV y XVI, se ha transformado para la ocasión en la entrada a la basílica catalana. La iglesia ya sufrió también modificaciones exteriores para rodar algunas escenas de Juego de tronos. La de Santa María es concatedral porque comparte la sede de la diócesis de Coria-Cáceres con la catedral de Coria. ¿El motivo? El palacio obispal que se alza frente al templo en el casco histórico de Cáceres y que se encuentra a 70 kilómetros de Coria, muy lejos para que el obispo pudiera disfrutar de él como se merece…

La concatedral de Santa María de Cáceres es sin duda una de las paradas obligadas en cualquier visita a Cáceres, y además se encuentra en el centro del casco histórico, un laberinto de piedra y palacios que no te dejará indiferente.

Viaje en el tiempo en Zaragoza y Segovia

El municipio de Sos del Rey Católico, en Zaragoza, es mucho más que el lugar de nacimiento de Fernando el Católico. Considerado uno de los pueblos más bonitos de España, su casco histórico de origen medieval está tan bien conservado, con sus murallas, su castillo, su judería y sus palacios (en el de Sada nació el rey Fernando), que pasear por él es como viajar al pasado. Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, las calles de Sos han servido para recrear la Barcelona medieval en la serie de Antena 3.

El encanto de las calles y arquitectura segovianas también sedujo al equipo de rodaje de ‘La catedral del mar’. El patio de la casa de los Rueda, del siglo XV y situado en la céntrica calle Escuderos de Segovia, se convierte en la ficción en una sinagoga judía. Y en pantalla también se dejan ver la Puerta de la Claustra de la calle Velarde, la única que sigue en pie de las tres puertas que cerraban el recinto amurallado donde en la Edad Media vivían los canónigos catedralicios; así como la iglesia de San Juan de los Caballeros, de estilo románico, con restos del siglo XII y Bien de Interés Cultural.

Sos del Rey Católico

 

Junto al mar en Tarragona

Uno de las secuencias más destacadas de ‘La catedral del mar’ ocurre cuando Barcelona sufre el ataque por mar de las tropas castellanas. En pantalla, la costa que vemos es la Costa Dorada, en Tarragona, y más en concreto, la playa de Tamarit. Se trata de un arenal de más de un kilómetro de longitud formado por bolos, rodeado de naturaleza y junto al castillo de mismo nombre. El enclave perfecto para desconectar del mundo y descansar.

Entre castillos en Toledo

Como buena capital castellana, en Toledo abundan las fortalezas, y varias de ellas, conocidas ya de otras ficciones, se han hecho un hueco en el rodaje de ‘La catedral del mar’. El castillo de Guadamur, visto en El ministerio del Tiempo, del siglo XV e inspiración italiana; y el de Oropesa, levantado por los árabes en el siglo XII, ocupan un lugar privilegiado en la serie basada en la novela de Ildefonso Falcones.

Sabemos que lo mejor de una serie no es esperar con emoción la llegada de un nuevo capítulo, sino disfrutarla una segunda vez en ruta por los lugares donde se rodó. ‘La catedral del mar’ te lleva a Barcelona, por supuesto, pero también a Cáceres, Zaragoza, Segovia, Tarragona, Toledo.. No te pierdas este viaje por algunos de los rincones medievales de nuestro país que más siguen impresionando a día de hoy.