Dónde se rodó Muere otro día: los escenarios de Cádiz

¿Quieres saber dónde se rodó la película de James Bond? ¡Descúbrelo con Goodyear y Alejandro Martínez Notte!

Algunos de los escenarios más emblemáticos de Cádiz se transformaron en paisajes de La Habana en una de las películas más exitosas del famoso agente secreto, James Bond. La vigésima entrega del Agente 007, Die Another Day o Muere otro día, fue grabada en el 2002, producida por Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, y dirigida por Lee Tamahori.

En esta oportunidad, Pierce Brosnan interpreta a James Bond, quien descubre que el villano Zao planea unificar ejércitos para atacar a Japón y enfrentarse a Estados Unidos.

Ruta por Cádiz

En la cinta cinematográfica se desarrolla una historia que transcurre en las dos Coreas, Hong Kong, Londres, Islandia y Cuba, siendo esta última representada por la ciudad de Cádiz, en España. Aquí, el agente sigue los pasos del villano y se descubre el propósito de cambiar su identidad realizando una sustitución de ADN.

Carlos Cano cantaba en uno de sus temas, escritos por Antonio Burgos, que La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz La Habana pero con más salero. El increíble parecido en la estética de ambas ciudades fue el motivo por el que los productores han decidido realizar en la capital gaditana las escenas de la película que, teóricamente, transcurren en La Habana, después de que el gobierno cubano no habilitase los permisos necesarios para rodar en la isla caribeña.

Cádiz San Antonio

Cádiz: del Malecón de la Habana a la playa de La Caleta

Desde el notable parecido del puerto del Malecón con las murallas del Campo del Sur, hasta el promontorio fortificado de El Morro con el castillo de Santa Catalina, numerosas construcciones y monumentos característicos del casco histórico de la ciudad andaluza se adaptan como distintas localizaciones cubanas, donde transcurre parte de las aventuras del agente secreto.

La playa de La Caleta se transforma en un paradisíaco lugar de descanso junto al balneario de la Palma, que hacen aparición en escena como el Hotel Gran Palacio, donde se aprecia la primera escena de la sensual chica Bond, Halle Berry. La Caleta y el balneario se caracterizan por las bellas galerías ubicadas a orillas del mar que simulan brazos extendiéndose hacia el agua. Es la playa más pequeña y alejada de Cádiz, flanqueada por los castillos San Sebastián y Santa Catalina, los cuales participan de la película.

De Cádiz a La Habana

El castillo San Sebastián se convierte en la clínica Álvarez, donde realizan los distintos tipos de experimentos genéticos al villano. Éste es reconocido por su original silueta sobre el mar y ha atraído las miradas de varios directores cinematográficos para transformar el edificio en el escenario de variadas películas. A su vez, el castillo de Santa Catalina se lo reconoce por su base pentagonal con forma de estrella adentrada en el mar, construido sobre las escolleras, y se lo ve en las tomas del hotel ficticio de la película.

También, se pueden visualizar en un par de tomas el Campo del Sur, que reemplaza al malecón cubano sin esfuerzo, dado que tienen gran similitud. La Catedral de Cádiz se visualiza al fondo de una escena y la Torre Sagrario encarna una fortaleza.

Ya sea para grabar una película como esta como para vacacionar unos días está claro: la gente y las playas que tiene Cádiz son muy especiales. Esa luz maravillosa que se refleja en ese océano interminable también. Un destino que saber hacer soñar.

The following two tabs change content below.
Alejandro Martínez Notte
Alejandro Martínez Notte es productor audiovisual, periodista y fotógrafo. Argentino afincado en Madrid decidió que quiere vivir el presente como si fuese el último día, improvisar siempre que pueda y viajar para cumplir sus sueños. Detrás de eso se encuentra, compartiendo a través de la televisión, el portal de contenidos audiovisuales Teleaire y las redes sociales.