Dormir bajo las estrellas: dónde viajar con niños para dormir bajo las estrellas

Descubre con Goodyear los mejores lugares para dormir al aire libre viajando con niños. Campings, astroturismo, islas…

El astroturismo está en auge. Cada vez son más las personas que se apuntan a practicar turismo bajo las estrellas. No en vano, dormir al aire libre tiene muchos beneficios que van desde una mejor conciliación del sueño gracias a la relajación y a la ausencia de contaminación lumínica, hasta el aumento de nuestra creatividad e imaginación.

Ya sea haciendo camping o disfrutando de algún alojamiento acondicionado para ver el cielo nocturno, este tipo de turismo saludable permite descifrar los secretos de la bóveda celeste. Descubre con Goodyear los mejores lugares para dormir bajo las estrellas. Conoce los mejores destinos para ver lluvias de meteoros y pedir deseos a las estrellas fugaces.

Dormir al aire libre: cielos del norte

Piornelo, Ordesa, Bárdenas Reales… Los paisajes de montaña del norte de España son esectaculares. Sin lugar a dudas, una de las ventajas de dormir bajo constelaciones es que al despertar tienes a tu alrededor parajes de ensueño. El norte de España es conocido por sus montes verdes y cordilleras escarpadas. La naturaleza cobra fuerza en estos lugares y los cielos nocturnos se vuelven sobrecogedores.

Si deseas ver las estrellas desde Galicia, en el Parque Nacional Illas Atlánticas (donde se encuentran las islas de Ons, Cíes, Sálvora y Cortegada) te rodearán lugares de ensueño que te conmoverán. En las Islas Cíes y en la Isla de Ons se permite camping en el terreno que tienen delimitado. De hecho, ambas islas son un Destino Starlight, es decir, un destino turístico recomendado por la calidad de sus cielos y que cuenta con las infraestructuras necesarias para la integración en la naturaleza nocturna.

Sin movernos del territorio gallego, en el Illa Pancha (situada frente a las costas de Ribadeo) puedes descubrir uno de los alojamientos más curiosos de España: Su faro. Este faro reconvertido en hotel es una de las mejores alternativas para ver la bóveda celeste. El romanticismo de su floreada isla y la fuerza del mar batiendo a escasos metros de tu cama son dos poderosas razones para escoger este destino en tu ruta estelar.

Unos pocos kilómetros más al este, en Caleao (Asturias), se encuentra L’Observatoriu, una casa rural designada también con la denominación Starlight. Este complejo turístico está formado por tres casas tradicionales de piedra que han sido rehabilitadas y cuenta con un observatorio espacial. En él, gracias a su potente telescopio, los aficionados nóveles y los más experimentados pueden estudiar el firmamento. En L’Observatoriu se ofertan cursos para toda la familia a diferentes niveles de conocimiento.

Dormir bajo las estrellas

En el Pirineo Aragonés encontramos otro de los lugares mágicos para dormir bajo las estrellas. La sierra del Montsec (Áger, Lleida) es uno de los mejores sitios de nuestro país para estudiar el cielo. En este territorio está el Parque Astronómico del Montsec (PAM) donde se encuentra el Parque de los Telescopios, el planetario digital llamado Ojo del Montsec y el Centro de Observación del Universo. Una gran alternativa familiar puede ser pasar el día en el PAM y la noche en alguno de los dos camping que hay cerca de las inmediaciones… O pasar la noche dentro del propio parque astronómico aprovechando la visita nocturna guiada.

Astroturismo: espectáculo celeste en la meseta

El Complejo Espacial de Comunicaciones de Madrid MDSCC – NASA se encuentra en la Sierra de Guadarrama, un enclave es perfecto para ver estrellas fugaces. Si la zona, habitualmente cuenta con muchas alternativas diarias y excursiones para realizar con niños (y no tan niños), por la noche también hay mucho por hacer. En meses con nieve se organizan rutas nocturnas con raquetas de nieve y durante todo el año hay cursos de fotografía de cielos nocturnos. Aunque uno de los grandes atractivos es el astroturismo. Ver los astros desde alguno de sus refugios o casas rurales es asombroso.

A un par de horas en coche de la Sierra de Guadarrama, cerca del Parque Natural de la Serranía de Cuenca está ubicada la Casita del Árbol. Un alojamiento ideal para disfrutar del cielo nocturno.  Esta construcción natural, construida a cuatro metros del suelo, es una de las cabañas en árboles ideales para disfrutar como un niño.

Dormir bajo las estrellas en el sur: alojamientos de millones de estrellas

Granada es uno de los destinos españoles preferidos por los astrónomos. Ya sea por su proximidad con uno de los parques nacionales más importantes de España, Sierra Nevada, o por la calidad de sus cielos, el firmamento grandino cuenta con muchos observadores. No es de extrañar que en esta sierra se halle uno de los radiotelescopios milimétricos más importantes para la astronomía nacional ubicado en el Observatorio de Sierra Nevada. Además, a escasos kilómetros, podemos visitar el municipio de Gorafe, donde se llevan a cabo importantes jornadas de astroturismo a nivel internacional que el próximo mes de agosto afrontará su sexta edición. Una experiencia única para aquellos que quieran profundizar en sus conocimientos sobre las constelaciones y los astros.

Sin salir de Andalucía encontramos la Sierra de los Filabres (Almería), allí está ubicado el 2º mayor observatorio de Europa a cuarenta minutos del desierto de Tabernas (Almería). El observatorio Calar Alto cuenta con un telescopio de 3,5 metros con montura ecuatorial (es el mayor de toda Europa). Aunque el público no puede acceder a las instalaciones, por las cercanías se encuentran lugares en los que pasar la noche viendo las estrellas.

Islas para dormir cerca del cielo

El cielo de Palma y de Tenerife es fantástico. En la cota más alta de Palma se encuentra el Observatorio del Roque de los Muchachos, considerado como uno de los mejores lugares del mundo para ver el cielo. De hecho, en 2007 se firmó la Declaración Mundial en Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas (Declaración Starlight La Palma) y se eligió la isla como la 1ª Reserva Starlight del mundo.

Por su parte, en Tenerife se erige el Teide. En 2014 este Parque Nacional se convirtió en el primer Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO seleccionado como Destino Starlight. Ya solo por ello, merece la pena acercarse a disfrutar de su cielo, pero si añadimos que de las 88 constelaciones que existen, 83 pueden ser vistas desde la cumbre del Teide se hace imprescindible su visita. Existen varias alternativas para dormir bajo el cielo estrellado tinerfeño que van desde la acampada hasta refugios como el de Altavista del Teide que se encuentra a más de 3000 metros de altitud. Esta altura implica que el manto de nubes (que suele hallarse en torno a los 2000 metros de altura) no entorpece nuestra visión del cielo nocturno.

Disfrutar del cielo nocturno es apasionante. Aprender a cerca de constelaciones y astros suele fascinar por igual a grandes y pequeños, por lo que es un plan ideal para hacer en familia. Descubre con Goodyear los mejores sitios para dormir bajo las estrellas y vive la emoción del astroturismo.