Duración de los neumáticos: todo lo que debes saber

Te contamos lo que debes saber sobre la duración de los neumáticos y algunos consejos para que duren más. ¡Infórmate!

¿Cuánto dura un neumático? ¿Qué factores influyen en la duración de los neumáticos? ¿Sabías que el 73% de los españoles que cambian de neumáticos lo hace porque están desgastados, frente a un 16% que se anticipa al desgaste y busca mejorar la seguridad? Según un estudio de la OCU, realizado entre más de 33.000 conductores de España, Francia, Italia, Portugal y Bélgica como media, recorrieron 42.693 kilómetros antes de cambiar sus neumáticos. Los españoles un poco más, exáctamente 43.390 kilómetros, tras 2 años y medio de uso, siendo el país en el que más tiempo se tarda en sustituirlos. Pero, ¿cuándo deben ser cambiados los neumáticos?

La vida útil de una neumático depende de condicionantes como el estilo de conducción, el correcto mantenimiento del vehículo, la presión del neumático… ¿Conoces los indicadores de desgaste de la banda de rodadura? Las letras “TWI” nos dicen dónde se encuentran los indicadores de desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos.  Cuando la altura de la goma del dibujo llega al nivel del indicador, es muy probable que la profundidad del dibujo esté cerca del límite legal. En la mayoría de países de la UE, la profundidad mínima obligatoria para la banda de rodadura es de 1,6 mm. Es recomendable examinar estos indicadores regularmente para asegurarse de que la banda de rodadura de los neumáticos mantiene una profundidad suficiente y no llegar a agotar los neumáticos hasta esa profundidad, sobre todo en época de lluvias (con más dibujo, mejor frenada y mejor agarre sobre suelo mojado al evacuar mejor el agua).

Neumáticos All Season

¿Cuánto tarda un neumático en llegar al límite legal de los 1,6 mm? Uno de los factores que influye en el desgaste de los neumáticos es la correcta presión no sólo teniendo en cuenta lo que dice el fabricante del automóvil, también el del neumático y, por supuesto, dependiendo de las condiciones de carga (no llevas la misma presión cuando vas de vacaciones que cuando andas tú solo por la ciudad, o al menos, no deberías). Otro factor no menos importante es el estado de las carreteras que transites. Circular por autovía un 90% del tiempo, contribuye a alargar la vida del neumático. Una conducción eficiente (velocidad constante, acelerar de forma progresiva, correcto uso del freno motor anticipando las necesidades de conducción…) contribuye no sólo a ahorrar combustible sino a una mayor duración de los neumáticos. En caso de nevadas, se recomienda que el límite legal de 1,6 mm suba hasta los 3 mm para aumentar la eficacia. Por otro lado, una rotación adecuada puede conseguir una vida media de 40.000 kilómetros para los cuatro neumáticos. La posición de los neumáticos traseros multiplica su duración hasta el doble que en el caso de los delanteros.

La vida útil de un neumático: señales de su envejecimiento

Después de cinco años o más en servicio, los neumáticos deben ser inspeccionados al menos una vez al año. En caso necesario, sigue las recomendaciones del fabricante del vehículo sobre la sustitución de los neumáticos originales. Como medida de precaución, si los neumáticos no se han cambiado en 10 años desde la fecha de fabricación revisa también su vida útil y las señales de envejecimiento.

La fecha de fabricación no guarda relación con su caducidad y no indica su eficacia. La vida útil comienza cuando el neumático se instala en el automóvil. Desde entonces, las cubiertas deberán examinarse detenidamente por profesionales una vez cumplidos sus primeros 6 años de vida, con independencia del número de kilómetros acumulados y más si los índices de rodadura bajan de 1,6 mm, lo que confirmaría el final de su vida.

Hay muchas circunstancias que afectan a la vida del neumático como la exposición a temperaturas, la carga del vehículo, la presión de los neumáticos, la forma de conducir e incluso desgastes puntuales. Un desgaste anormalmente irregular, en alguna zona aislada, en el centro o en los bordes, suele indicar un problema mecánico como alineación inadecuada o  problemas de equilibrado que debemos de tener en cuenta para una conducción eficiente y para asegurarnos el buen estado de salud de nuestros neumáticos.

Mucho ha avanzado la tecnología de fabricación de neumáticos para mejorar prestaciones y adaptarse al ritmo de vida diario, pero asegurarnos que nuestro neumáticos duren más y en perfectas condiciones tiene mucho que ver con la prevención y el correcto mantenimiento de nuestro vehículo.